Electrónica: 2022 cerró con leve repunte (expectativa por cambios impositivos)

ECONOMÍA Por Florencia Barragán*
electrodomesticos-3-televisores-tecnologia-electro-fest-2021jpg

El Mundial de Fútbol y la cantidad de cuotas que brindó el programa Ahora 30 fueron dos factores que llevaron a un repunte en las alicaídas ventas en la industria electrónica, que cierre el año con aumentos en la producción y las ventas. Sin embargo, los topes en el financiamiento a las tarjetas de crédito y la pérdida de poder adquisitivo siguen operando como frenos al consumo. Luego del aumento de los impuestos internos, hay expectativa de cámaras empresarias para que se suban los aranceles en el caso de las computadoras.

Lo que más repuntó fue la producción de televisores, a raíz del fervor mundialista. La proyección para todo 2022 que realizan desde la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte) es que cerró con 3.277.990 unidades producidas, un aumento de 20,6% contra 2021. Lo mismo ocurrió con las ventas: la estimación es que el consumo cerró en más de 2,5 millones de unidades, 47% más que en el acumulado del año anterior.

En el caso de los celulares, la producción estuvo prácticamente estancada. En el acumulado a diciembre cerró en 10.180.145 unidades, casi 100 mil más que en 2021, por lo que el aumento fue de apenas el 1%. En cuanto a ventas, se espera que hayan cerrado en 8.404.037, una caída del 4,2%.

Este es uno de los motivos por lo cual no se prorrogó el Ahora 30, pero si se avanzó con dar más cuotas a los celulares. A fines de octubre, el ministro de Economía, Sergio Massa, lanzó el Ahora 30, esto es, 30 cuotas para financiar la compra de celulares, televisores y electrodomésticos. Tenía una duración por 60 días, hasta fines de diciembre, aunque con la posibilidad de prorrogarse hasta el 19 de enero. Sin embargo, cuando se cumplió el plazo en diciembre, el programa llegó a su fin.

Es que si bien fuentes del sector público y privado aseguran que cumplió en repuntar las ventas y estuvieron conformes con los resultados, tampoco implicó un “boom” de consumo. En parte, porque el 2022 será otro año con caída en el poder de compra de los salarios, salvo para el sector privado, que podría empatar. Pero también, porque desde los retailers observan a consumidores con falta de financiamiento, con límites de las tarjetas de crédito con topes muy bajos.

Como 2022 habrá cerrado con una baja en las ventas de celulares, la secretaría de Comercio Interior, a cargo de Matías Tombolini, definió la vuelta de los teléfonos al Ahora12, que habían sido quitados de las cuotas en 2020. “El Ahora 30 terminó, pero seguimos con el Ahora 12 de celulares para darle más empuje a ese sector”, comentó una fuente oficial. También existe el plan Ahora 10, con tasa subsidiada al 48%.

En el caso de los aires acondicionados, allí se registró una caída en la producción: 2022, según estimaciones de Afarte, cerró en 1.237.465 unidades, una baja del 15%. Aunque cayó la producción, aumentó el consumo: se vendieron en el acumulado del año 955.617 unidades, una suba del 12,3%.

A lo largo del año, lo que observaron desde la industria es que a partir del segundo semestre, se desaceleraron las ventas, con agosto y septiembre como meses muy “malos”. En agosto había habido una especie de “veranito” en las ventas, ya que luego de que hubiera tres ministros de Economía en un mismo mes y la brecha cambiaria se hubiera disparado, muchos consumidores ante el pánico salieron a resguardarse en bienes durables. A partir de octubre, con el Ahora 30, en el sector vieron cierto repunte, lo mismo en noviembre, en televisores y aires acondicionadores.

Cambios en impuestos

A partir del primero de enero, aumentaron los impuestos internos para aires acondicionados, celulares, monitores, proyectores, televisores, equipos de música, hornos microondas, aparatos de calefacción, secadores de pelo, entre otros. Así lo definió el Congreso con la aprobación de la ley de presupuesto 2023. Productos que estaban gravados al 17% pasaron al 19%, mientras que cuando son fabricados en Tierra del Fuego, aumentaron del 6,55% al 9,5%.

Esto no incluye computadoras. Sin embargo, el sector espera cambios también en ese bien. Fuentes de la cámara de industrias electrónicas (Cadieel) aseguraron que tienen “toda la expectativa de recuperar el arancel”, que se cambió con el gobierno de Cambiemos, cuando se bajó al 0%, luego de estar en 35%. El pedido al Gobierno es que sea del 16%, “como tiene el Mercosur”.

A fines de diciembre, Massa visitó la empresa Mirgor, y anticipó que analizan cambiar los aranceles para la importación de electrónicos terminados, y favorecer la importación de partes. “Hemos decidido hacer lo mismo que hacen nuestros vecinos, como el régimen que tiene Brasil vamos a tener en Argentina”, afirmó.

* Para www.ambito.com

Te puede interesar