El Gobierno creó un programa para garantizar el abastecimiento de aceite y sostener los precios

ECONOMÍA Por Agencia de Noticias del Interior
5VWSQN3WKRGXHGCYSNOQY7MG24

El Gobierno Nacional creó un programa para garantizar el abastecimiento de aceite y sostener los precios luego de que el fideicomiso aceitero se quedara sin recursos en diciembre y repercutiera con faltantes en las góndolas.

A través de la Resolución 30/2023, publicada este miércoles en el Boletín Oficial, el Ministerio de Economía confirmó la creación del Programa de Fomento al Sector Aceitero, que funcionará bajo la órbita de la Secretaría de Comercio, y que tendrá por objeto “propender a sostener en el mercado interno un precio razonable de los aceites envasados y refinados para los consumidores y las consumidoras, así como su pleno abastecimiento”.

La decisión responde a que desde hace semanas el sector aceitero viene negociando con la cartera a cargo de Sergio Massa, la continuidad de los fideicomisos que permiten llegar con los productos a precio subsidiado a los consumidores. El subsidio llega a las botellas de 900 ml y 1,5 litro de soja, girasol y mezcla, pero el fideicomiso se quedó sin fondos el mes pasado y las empresas dejaron de entregar mercadería a supermercados y solo comercializaron las marcas que habían quedado fuera del fideicomiso y que arrastraban precio de mercado.

En la resolución publicada esta madrugada, el Ministerio de Economía estableció que en el programa creado “se dispondrá el pago de las compensaciones a quienes realicen en la REPÚBLICA ARGENTINA la venta de aceites refinados comestibles de soja, girasol y/o sus mezclas, destinados al mercado interno para consumo final y familiar en envases de hasta TRES (3) litros, que a la fecha de entrada en vigencia de esta medida se hayan adherido al Fideicomiso Fondo Fiduciario Aceitero en su carácter de Beneficiarios durante el plazo que transcurre entre el 1° de diciembre de 2022 hasta el 31 de enero de 2023, inclusive, siempre que el aludido Fideicomiso no cuente con los Bienes Fideicomitidos necesarios que le permita afrontar este gasto”.

“A dicho efecto, el Fiduciario deberá acreditar la insuficiencia de los Bienes Fideicomitidos en el marco de lo previsto en el presente Artículo”, aclaró el Poder Ejecutivo.

La intención de la Secretaría de Comercio que fue planteada semanas atrás consistía en retomar con el fideicomiso en febrero con aportes del dólar soja 2. Luego, en marzo, vuelve a correr el aporte de los exportadores, que tiene un máximo de USD 190 millones anuales y subsidia el precio salido de fábrica de los aceites refinados de soja, girasol y sus mezclas en envases de 900 ml y 1,5 litros. En 2022, por la fuerte suba de precios, los fondos se agotaron en septiembre, por lo que la exportación puso otros USD 50 millones, que también se terminaron. Trascendió que una posibilidad, hacia adelante es que el fideicomiso ya no subsidie el aceite de girasol y que sólo sostenga el precio bajo de los aceites mezcla.

El mencionado fideicomiso surgió a fines de 2020 en el marco de un acuerdo alcanzado entre los ex ministros de Desarrollo Productivo y de Agricultura, Matías Kulfas y Luis Basterra, con los distintos actores del mercado de la soja y el girasol, con la finalidad de que los consumidores del mercado interno pudieran contar con un precio accesible de aceites, en el marco de un mecanismo de asistencia financiera previsto bajo pautas de previsibilidad y seguridad jurídica.

Y en octubre de 2022, se extendió el aporte anual al Fondo Fiduciario Aceitero a USD 240.000.000, los cuales quedaron agotados con parte de las entregas de aceites del mes de diciembre.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar