google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0






 

Santa Fe confió masivamente en Javier Milei y dejó al peronismo de rodillas

POLÍTICA 20/11/2023 Agencia de Noticias del Interior Agencia de Noticias del Interior
mileirosariojpg

La provincia de Santa Fe tuvo un aporte sustancial para que Javier Milei se consagre presidente. La victoria del libertario tuvo su bastión en la zona núcleo, donde el traslado de votos de Juntos por el Cambio a La Libertad Avanza se dio en su totalidad. Con batacazos en ciudades que se esperaban peronistas, como Rosario o Villa Gobernador Gálvez, el nuevo inquilino de la Casa Rosada superó la barrera de los 60 puntos y casi logra una victoria a la cordobesa en la Bota. El peronismo santafesino no alcanzó su objetivo y quedó huérfano de conducción.

La integración entre las tropas libertarias y las que responden a Mauricio Macri en Santa Fe fue ejemplar. Tras el Pacto de Acassuso, rápidamente se acordaron los términos en una cumbre entre Cristian Cunha -principal ladero de Federico Angelini y presidente del PRO provincial- y Romina Diez -la referente de Milei en Santa Fe-. La relación personal entre ellos era excelente y así fluyó la cuestión política. 
 
Sin embargo, hubo ruidos. Los sectores que fiscalizaron para Patricia Bullrich y no lo harían para Milei -como la Unión Cívica Radical de Maximiliano Pullaro o CREO, el espacio de Pablo Javkin- sembraron dudas alrededor del operativo de fiscalización. En la filial local de La Libertad Avanza surgieron voces que sumaban a esa incertidumbre, azuzadas por la interna entre los dirigentes más importantes del liberalismo santafesino, interna que se cristalizó en el cierre de campaña, cuando algunos le prohibieron subir al escenario a rivales internos de Diez.


En el mileimacrismo no se amilanaron. Incluso las voces más críticas puertas adentro sostenían que ganarían Santa Fe “a pesar del desorden” y anunciaban un traslado de votos de Bullrich a Milei “de más del 90%”. En el PRO halcón también le bajaban el precio a sus propias internas -“es cosa de dirigentes, en los pueblos no existe”-. Con esas expectativas, se ilusionaban con un triunfo a la cordobesa y hasta se animaban a ponerle número: 65-35.
Dentro de las huestes peronistas reconocían que Santa Fe era un territorio en el que se perdería, por lo que apuntaban a que esa derrota sea lo menos dolorosa posible. En el massismo santafesino, cuyo referente es el ministro de Transporte Diego Giuliano, fijaban la vara en torno a los 40 puntos. Ese era el objetivo que Sergio Massa necesitaba para controlar los daños y, de paso, para que Giuliano se perfile como el único ganador en el marco de un peronismo santafesino que viene muy golpeado desde las elecciones provinciales, en las que quedó despedazado por mil partes.

Comparar los resultados con las aspiraciones implica asumir que ningún campamento logró sus objetivos. Sin embargo, es una lectura miope. El tercer distrito electoral del país le otorgó a Milei una victoria apabullante, con el 62,8% de los votos, contra el 32,2% de Massa. Más de 1.250.000 sufragios, incluso superando la marca de Pullaro en las elecciones provinciales. Evidentemente la lectura del gobernador electo, quien sostenía que existía un voto cruzado entre él y el minarquista, era acertada. Ya hubo una felicitación del próximo titular del ejecutivo provincial a su par nacional.

El nuevo presidente triunfó en el interior de la provincia y en los grandes centros urbanos. Le sacó veinte puntos de diferencia al peronismo en la ciudad de Santa Fe y recuperó Rosario, donde tras su triunfo en las PASO había sido relegado al segundo lugar por Massa en las Generales. Fue 57,7% a 42,20% en el aglomerado urbano más grande la provincia.

 
El holgado triunfo de Milei en Santa Fe tiene relación directa con la estrategia electoral adoptada post primera vuelta y Pacto de Acassuso. El traslado de votos de Bullrich al minarquista no tuvo fisuras. En octubre, el candidato de LLA sacó 32,47% y la postulante de JxC cosechó el 26,89% de los votos. En la segunda vuelta, el minarquista superó los 60 puntos. No solo contuvo todos los votos, sino que creció algo más de 100 mil sufragios. En Santa Fe, Milei ganó como presidente, pero Macri triunfó como arquitecto político.

Con información de Letra P, sobre una nota de Lucio Di Giuseppe

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto
google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0