google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0






 

La sangre de pacientes con Covid persistente tiene las pistas claves sobre el desarrollo de la enfermedad

SALUD 02/02/2024 Agencia de Noticias del Interior
17025721446670

El análisis de muestras de sangre de pacientes con Covid persistente, una afección debilitante con causas desconocidas, ha hallado que los cambios en las proteínas séricas son un posible culpable. Los hallazgos destacan biomarcadores potenciales para el diagnóstico de esta afección y podrían arrojar información sobre el tratamiento de la afección. No todo el mundo se recupera completamente del Covid-19.

Aproximadamente el 20% de los pacientes diagnosticados con él y alrededor del 5% de todas las personas infectadas con SARS-CoV-2 desarrollan síntomas persistentes, llamados Long Covid, que pueden persistir durante muchos meses. Un trabajo publicado en la revista Science ha analizado el conjunto de proteínas presentes en la sangre de 113 personas con Covid-19 y 39 personas sanas.

Carlo Cervia-Hasler y su equipo de la Universidad de Zúrich, el Hospital Mount Sinai Hospital y el Imperial College London, entre otras instituciones, han revelado los descubrimientos que han surgido de un análisis longitudinal del suero sanguíneo de 113 pacientes que se recuperaron completamente de Covid-19 o desarrollaron Covid persistentes, así como controles sanos. Utilizando enfoques proteómicos de alto rendimiento, los investigadores midieron los niveles séricos de 6.596 proteínas humanas en los participantes del estudio.

Según sus resultados, los pacientes con Covid persistente presentaban una mayor cantidad de proteínas relacionadas con la activación del complemento, un sistema relacionado con la respuesta inflamatoria e inmunitaria. Además, había un aumento de anticuerpos contra el citomegalovirus y el virus de Epstein-Barr. Según los autores, "las terapias disponibles dirigidas a la vía terminal del complemento podrían ofrecer nuevas estrategias de tratamiento para la covid persistente".

"Este trabajo, publicado por científicos suizos en la prestigiosa revista Science, utilizó métodos avanzados denominados proteómica para analizar la sangre (suero) de pacientes con y sin covid persistente a los 6 y 12 meses de la infección", explica David Lynn, catedrático de Inmunología de Sistemas en la Universidad Flinders y en el South Australian Health and Medical Research Institute (SAHMRI), a Science Media Centre Australia (SMCA).

Además, Lynn apunta que "estos análisis indican que un componente clave de nuestro sistema inmunitario innato, denominado sistema del complemento, está desregulado en las personas con covid persistente. Y lo que es más importante, este hallazgo se reprodujo en una cohorte independiente de Estados Unidos".

El catedrático australiano pone el acento en cómo sus investigaciones publicadas hace tres años se han visto corroboradas. "Los investigadores también descubrieron que las plaquetas desreguladas (células implicadas en la coagulación de la sangre) están relacionadas con la covid persistente, algo que nuestra investigación en una cohorte australiana sugirió por primera vez, cuando se publicó en 2021".

Para Jeremy Nicholson, catedrático de Medicina y director del Australian National Phenome Center de la Universidad Murdoch, representa una aplicación formidable de la proteómica moderna de alto rendimiento a un problema actual e importante de la ciencia médica que afecta a millones de personas en todo el mundo: la covid persistente.

Como apunta a Nicholson a SMCA, "este artículo ayuda a identificar algunas alteraciones inmunitarias fundamentales que nos ayudan a comprender los efectos tromboinflamatorios (que afectan al revestimiento de los vasos sanguíneos, por ejemplo) que pueden dar lugar a problemas sistémicos más generalizados (todos los órganos tienen vasos sanguíneos). Este trabajo aporta nuevos conocimientos sobre las perturbaciones de las proteínas del complemento, pero sigue sin explicar la diversidad de los síntomas de covid persistente ni su expresión diferencial entre individuos".

De hecho, como continúa el director del Australian National Phenome Center, "el trabajo gira en torno a los datos proteómicos de un número relativamente pequeño de pacientes, por lo que es poco probable que pueda explicarlo todo por sí solo". También hay otros factores (poco conocidos) en la covid persistente, "como la alteración del microbioma en relación con los efectos gastrointestinales, que probablemente también influyan en la regulación y el control inmunitarios por derecho propio".

También se conocen alteraciones a largo plazo en el metabolismo energético y en la regulación de la vía triptófano-serotonina que se relacionan con la fatiga crónica, que es una característica común de la covid persistente. "Sin duda, estos problemas también tienen raíces inmunometabólicas, pero aún no está claro cómo se relacionan con estos nuevos hallazgos. Este artículo es otro ladrillo en la pared, pero la imagen inmunometabólica integradora completa de la covid persistente aún está por emerger y requiere estudios aún más exhaustivos en un mayor número de personas", remacha Nicholson .

Con información de www.elmundo.es

Te puede interesar
Lo más visto
google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0