google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0






 

Carlos Beguerie, el pueblo reciclado

TURISMO 31/01/2024 Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias
BJCSHUZ7GZHRPMIAFE3VMPUFG4

A tan sólo dos horas de viaje y 145 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, se encuentra un hermoso pueblo reciclado con inspiración catalana y almacenes de campo. Se trata de Carlos Beguerie, una opción más que recomendada para hacer una escapada durante un fin de semana y desconectarse de la rutina diaria.


Ubicada en el partido de Roque Pérez, en la región de la Cuenca del Río Salado, esta pequeña localidad tiene apenas 450 habitantes. En este lugar no existe el tránsito ni tampoco el ruido característico del conurbano y el territorio porteño, lo que lo convierte en un lugar perfecto para descansar, disfrutar del silencio y conectar con la naturaleza.

La historia de Carlos Beguerie se remonta al comienzo del siglo XX y tiene como protagonista a quien le dio nombre: Carlos Beguerie, un hombre oriundo de Entre Ríos que estudió en el colegio de Paraná junto a Julio Argentino Roca y que también formó parte de la Guerra de la Triple Alianza.

Tras instalarse en Buenos Aires, decidió donar parte de sus tierras para que allí se construyeran parte de las vías del Ferrocarril Provincial. Además, impulsó la creación del pueblo que empezó a conocerse como “La Perla del Provincial”, debido a su carácter de empalme ferroviario. En un principio tuvo hasta 1.500 habitantes, pero cuando dejó de pasar el tren todo cambió. Sin embargo, logró sobrevivir y actualmente viven alrededor de 450 personas.

Qué hacer en Carlos Beguerie: lugares turísticos, locales gastronómicos y alojamientos
Algunos de los puntos más importantes de Carlos Beguerie son la parroquia Perpetuo Socorro y el pequeño museo La Perla del Provincial, emplazado en el antiguo tanque del Predio de la Estación. Además, hay muchos espacios verdes para disfrutar del aire libre.

También se destacan los almacenes de campo, que a su vez funcionan como restaurantes: son Lo de Juana, La Esperanza y HyA La Perla. Allí se pueden encontrar todo tipo de pastas caseras, las clásicas empanadas y, obviamente, diferentes carnes a la parrilla y la estaca.

Cada fin de semana, los pueblerinos se preparan para recibir a varios turistas: aumentan la oferta gastronómica, exponen todos los productos que tienen a la venta y abren las puertas de todos sus locales.

La gran mayoría de las personas que visitan este lugar van y vienen en el día. Sin embargo, hay opciones diferentes opciones para hospedarse y pasar la noche. En ese sentido, se destacan los alojamientos rurales La Sarita, El Rebusque y la Antigua Casona Los Nietos, así como también un hotel con sólo tres habitaciones.

Un pueblo reciclado con esencia catalana
Paula Reina y Rubén Feit empezaron a decorar las paredes de su alojamiento, El Rebusque, de una manera particular: con trozos de cerámica y azulejos que encontraban tirados. Se trató de una verdadera obra de arte.

Trabajaron durante varios meses y contaron con el apoyo de los vecinos, que, impresionados, les llevaban más fragmentos coloridos para contribuir. Una vez que terminaron su casa, siguieron con el cuartel de bomberos, las mesas de las plazas, varios postes de luminarias e incluso hicieron un mural en homenaje a los Héroes de Malvinas.

Más tarde se enteraron de que ese estilo de decoración tenía un nombre: Trencadís, que significa “troceado” en catalán. Se trata de construir un mosaico a partir de fragmentos de azulejos, una técnica creada por el arquitecto catalán Antoni Gaudí, que la utilizó en edificios emblemáticos de Barcelona como Park Güell, la Casa Batlló, el Palau Güell y la Casa Milá-La Pedrera, considerados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Cómo llegar a Carlos Beguerie
Para llegar a Carlos Beguerie desde la Ciudad de Buenos Aires, hay que transitar 145 kilómetros: primero la autopista Ricchieri y luego la autopista Ezeiza-Cañuelas. Después hay que tomar la RN 205 y doblar por el acceso a la laguna de Lobos. Antes de llegar a la laguna, se debe tomar el camino a Salvador María y, después de ese pueblo, el camino provincial 073-07, que tiene unos 27 kilómetros de tierra.

Otra opción para llegar es seguir por la RN 205 hasta la ciudad Roque Pérez y desde allí tomar el camino Juan Domingo Perón, pero este trayecto es más extenso, con un total de 165 kilómetros, de los cuales 24 kilómetros son de tierra.

Con informacion de Todo Noticias.

Te puede interesar
Lo más visto
google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0