google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0






 

Inflación: en enero la suba de precios fue menor a la de diciembre y se acercará al 20 por ciento

ECONOMÍA 06/02/2024 Mariano BOETTNER
YG25OMPYOBG3NLQG2TJBSWBTKQ

La inflación de enero marcará una desaceleración respecto al IPC de 25,5% registrado en diciembre pero se mantendrá, todavía, en una zona cercana al 20%, según consultoras que en las últimas horas cerraron sus estimaciones de suba de precios del primer mes del año. La inflación esperada para todo el año ronda el 213%, según el consenso de mercado que reflejó el Banco Central.

El ritmo de precios durante enero experimentó el efecto de inercia que quedó tras el fortísimo salto de diciembre, que incluyó la devaluación del dólar oficial del 13 de diciembre y la liberación y desregulación de otros precios clave de la economía como el consumo masivo en los supermercados o los combustibles. En enero la cifra general de suba de precios todavía fue muy alta, en niveles récord de las últimas décadas, aunque algo menor que en diciembre.

 
La consultora Eco Go midió que en enero la inflación fue de 18,6%, aunque según explicó a Infobae la economista Rocío Bisang, la estimación es que el índice de precios oficial termine por mostrar una suba mensual más cercana al 21,2% ya que habían estimado, en diciembre, un ritmo de precios que terminó siendo menor.

Según la consultora de Marina Dal Poggetto, “los alimentos consumidos dentro del hogar registraron una suba de 1% en la cuarta semana de enero, marcando una fuerte desaceleración de 2,8 puntos porcentual respecto a la semana previa. Con este dato, la inflación de alimentos consumidos dentro del hogar alcanzaría el 20,3 por ciento. Si se consideran además los alimentos consumidos fuera del hogar, la inflación en alimentos sería de 19,7% en el mes”.

La consultora Orlando J. Ferreres, en tanto, midió que “la inflación de enero fue de 18,0% mensual y registró un crecimiento interanual de 244,5 por ciento. Por otra parte, la inflación núcleo avanzó a un ritmo mensual de 19,5%, marcando un aumento de 268,8% anual”.

“En cuanto a los principales rubros, Salud y Bienes varios encabezaron las subas del mes, registrando alzas mensuales de 34,3% y 30,9% respectivamente, seguidos por Transporte y comunicaciones y Alimentos y bebidas, que presentaron una variación de 21,2% y 19,2% respectivamente”, continuó.

“La medición núcleo, por su parte, arrojó una variación de 19,5% y en términos anuales registró una suba de 268,8 por ciento. En cuanto a los bienes y servicios estacionales, la variación registrada fue de 5,9% mensual, mientras que los Regulados subieron 21,0% mensual”, concluyó.

Seido, por su parte, registró un 21,4% en su relevamiento. En tanto, Ecolatina midió que en enero su muestreo “trepó 21,7% mensual para acumular 52% en el bimestre diciembre-enero. Durante el primer mes del año, los mayores aumentos se registraron en Alimentos y Bebidas (+24,9%), Transporte y comunicaciones (+24,6%), impulsado por aumentos en combustibles, (acumulan más de 100% en un mes) y Equipamiento y mantenimiento del hogar (+23,8%)”, mencionó.

“Como se desprende de esto, todavía durante el primer mes del año, la devaluación del tipo de cambio oficial, la corrección de algunos precios Regulados y la eliminación de los controles de precios incidieron en la inflación del mes. Más en detalle, la inflación trepó 27% en la primera quincena y luego desaceleró a la zona del 17%”, concluyó Ecolatina.

La Fundación Libertad y Progreso estimó la inflación de enero en 19,4 por ciento. “Si bien es indiscutible que seguimos hablando de cifras estratosféricamente altas, vale la pena remarcar el cambio de tendencia que se dio en las últimas semanas. En diciembre llegamos a un pico semanal de 10,5%, mientras que, en enero, la semana más alta fue de 5,5% y las últimas dos dieron por debajo de 2%”, sostuvo el economista Lautaro Moschet.

Según el relevamiento de C&T Asesores Económicos, la inflación de enero fue de 19,6%, lo que la lleva a un aumento interanual de 242,2% marcando una fuerte suba en línea con lo esperado. “El alza de los precios minoristas en enero estuvo liderada por esparcimiento, factor estacionalmente clave en todos los eneros, pero que este año tuvo una suba mayor, de 36,8%, debido al impacto del ajuste del tipo de cambio oficial y el alza general de precios.

Por su parte, los ajustes en el transporte público en el GBA, de más de 40% y el alza de los combustibles motorizaron el rubro de transporte y comunicaciones, que trepó casi 32% en enero. En tanto, la suba de las prepagas, en torno a 40%, y el alza de servicios de salud explicó la suba de más de 25% en el rubro, pese a que los medicamentos moderaron notablemente la suba, después de varios meses de fuertes incrementos”, detallarlo desde la consultora dirigida por María Castiglioni Cotter y por Camilo Tiscornia.

Además, explicaron que “una de las principales razones fue que los alimentos y bebidas aumentaron 16,3%, como resultado de una desaceleración en las últimas semanas. De hecho, después del pico de suba de 31% mensual en las dos últimas semanas de diciembre, los datos indican que en la última semana de enero, los precios se ubicaron 7% por encima del nivel que tenían cuatro semanas atrás”, afirmaron.

La consultora LCG, midió algo similar en alimentos y bebidas: “La inflación promedio continuó desacelerándose y se ubicó en 23,1% mensual promedio. La inflación acumulada en las últimas 4 semanas también se movió a la baja llegando a 14,6%”, indicaron en su último informe.

Fuente: Infobae

Te puede interesar
Lo más visto
google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0