google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0






 

Una "guerra por peajes" se instala en torno a los puertos del sur de Santa Fe

POLÍTICA 14/06/2024 Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias
GUugtxynu_1300x655__1

Son 1,9 millón de "viajes" en camión que entran con granos a los puertos del Gran Rosario, al año. Según el Banco Mundial, el sector agroalimentario representa 15,7% del PBI argentino, 10,6% de los ingresos fiscales, 61% de las exportaciones y del 17 al 24% del empleo del sector privado.
Pero los camiones acceden a las plantas industriales y puertos cerealeros en rutas colapsadas o incluso por caminos de tierra, por las que pagan un "peaje" equivalente a unos $25 mil millones al año.

El cálculo es de la Federación de Centros y Entidades Gremiales de Acopiadores de Cereales, que "encarga" gran parte de los viajes en camión, y paga las tarifas del transporte. La entidad "intimó" a siete municipios y comunas del sur provincial -y una bonaerense- a terminar con peajes disfrazados de tasas distributivas.

Timbúes, Villa Constitución, Alvear, General Lagos, Rosario, Arroyo Seco, San Lorenzo y San Martín en Santa Fe, más Ramallo en Buenos Aires, ya recibieron las respectivas cartas documento. La Federación las intima a "terminar con el cobro de verdaderos peajes disfrazados de tasas retributivas de servicios aplicados a la circulación, arribo y descarga de camiones en las instalaciones (fábricas y/o puertos) existentes en sus jurisdicciones".
Ante la "carencia total" de un servicio municipal que justificaría el cobro de tasas, los acopiadores advierten que agotarán instancias administrativas y judiciales.
Alegan que "el cobro compulsivo" atenta contra los artículos 14, 15, 17, 18, 28 y 33 de la Constitución Nacional, "ostentando un vicio de legitimidad manifiesto, que compele a ser dejada de efecto con carácter de urgente", para así interrumpir los daños cuantiosos que produce a todo el sector rural en su conjunto, considerando que pasa a cambio del funcionario público el deber de evitar mayores daños".


Hay obras en marcha
Mientras el "peaje" está vigente en plena temporada de embarque de la cosecha gruesa, sólo con dos años de recaudación se completarían los $50 mil millones de endeudamiento que la provincia se dispone a emitir para financiar la el cruce de la ruta provincial 91 con la nacional 11 y sobre vías del FFCC Belgrano; el Camino del Mozo; el Camino de la Cremería; y el tercer carril de la Autopista Santa Fe–Rosario.
Pablo Olivares, ministro de Economía de Santa Fe y el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera/Centro de Exportadores, Gustavo Idígoras, acordaron esta semana en Rosario la posibilidad de que las multinacionales exportadoras compren parte de la deuda que emita Santa Fe, que ya inició las obras bajo su jurisdicción.

Sobre la vía navegable troncal del Paraná están las plantas y puertos de Renova, LCD, Cofco, Aca y AGD. Para evitar el paso de 627 mil camiones por adentro del ejido de la localidad de La Ribera, la provincia adjudicó -por unos $16 mil millones- un nuevo acceso desde la Ruta Provincial 91

Son 7 kilómetros que enlazan desde esa traza, salvan el cruce con la autopista Santa Fe-Rosario sobre un puente ya existente, pasan sobre la Ruta Nacional 11 y más adelante sobre el río Carcarañá y las vías del FFCC Belgrano Cargas con dos nuevos puentes, para empalmar con la calle Cacique Mangoré.
Pero entre la RN11 y los puertos hay 16 kilómetros de ripio bajo jurisdicción de Timbúes, cuyo presidente comunal -Antonio Fiorenza- le confió a El Litoral que no cederá esos espacios (ni los peajes en su caso) para integrarlos en una red de accesos como pretende la administración Pullaro.
Aduanas internas
"El mal ejemplo de establecer una suerte de barrera interna se ha extendido y pasó a formar parte de las rentas generales de esos municipios, circunstancia que explica su incompetencia tributaria y la violación de derechos constitucionales de los asociados y de la cadena del agro", planteó la entidad que reúne a más de mil empresas graneleras en el país. "Una mera disposición municipal crea aduanas internas alterando derechos y obligaciones de contratos privados pactados en el marco de la legislación de fondo, y de los usos y costumbres en el comercio de granos", detallaron desde redes sociales.
Emisión contra certificados
Lo que cobran en dos años municipios y comunas es lo que Santa Fe invertiría para el tercer carril de la autopista en cercanías de Rosario, y para que los accesos a los puertos no impacte en los centros urbanos del sur santafesino.
La idea de la Casa Gris -si bien ya inició algunos contratos de obras- es ir emitiendo la deuda a medida que se emitan los certificados de obras por tramos ya realizados, para no "descalzar" la planificación financiera de la necesidad de pagos.
Si las grandes exportadoras compran esa deuda a emitir por la provincia, será un aporte que hasta aquí los principales jugadores de la economía santafesina no hacen al fisco provincial. El mundo de la exportación de granos es "territorio" de "cooptación fiscal" nacional.
Santa Fe nada percibe sobre la exportación; la aduana es exclusiva del gobierno central y es parte de los compromisos que las provincias asumieron al firmar la ley de coparticipación. Sumado al Convenio Multilateral de IIBB y a un principio de tributación internacional, no se exportan "impuestos".

CON INFORMACION DE EL LITORAL.

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto
google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0