google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0






 

El régimen que entusiasma a Maximiliano Pullaro

POLÍTICA 16/06/2024 Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias
pullarojpg

El Régimen de Incentivo a los Grandes Inversores (RIGI) era todo un cuco para la industria santafesina. Con las modificaciones que le hicieron a la ley Bases de Javier Milei pasó a mirarse con otros ojos por parte de proveedores y el gobierno de Santa Fe que comanda Maximiliano Pullaro pasó de poner reparos a celebrar el modelo final.

Tal como estaba escrito el capítulo de incentivo para grandes inversiones, significaba enviar al tacho a gran parte de la industria local, particularmente todo un sector de más de 200 proveedores de la industria del petróleo, minería y gas que perderían ante el ingreso de insumos importados. Por eso pedían algo intermedio: que atraigan dólares pero cuiden al empresario santafesino.

Cambios del RIGI de Javier Milei
Ese mix parece haber llegado. Hubo dos cambios clave que generan otras expectativas. Uno es la delimitación de los sectores que pueden invertir: ya no será para “cualquiera”, sino para foresto industria, infraestructura, minería, energía, tecnología, turismo, petróleo y gas y siderúrgica.


“La delimitación de los sectores es positiva porque le da un marco distinto para reducir daños y que no se enfoquen tanto en el desarrollo nacional”, opinó un industrial santafesino. El miedo era que una firma extranjera se instalase en la provincia y le comiera el nicho con beneficios imposibles.

El sector cerealero se ve aliviado porque, por más que no hizo público su rechazo al régimen, cuestionaba por lo bajo la posibilidad de que una empresa pusiera un puerto y exporte con beneficios extraordinarios en detrimento de su actividad. Sobre todo cuando hace años y años que pelean por la baja de impuestos y no tienen suerte. La industria automotriz, principalmente General Motors, también puede estarlo.
Desde el gobierno provincial también se aliviaron con que hayan demarcado las actividades donde invertir. La matriz industrial santafesina tiene dos grandes sectores que no están comprendidos, el alimenticio y metalmecánico. Es decir, no corren riesgo de que un ingreso de capitales nuevos les corran el eje de la competencia.

Incluso se motivan porque entienden que al puntualizar los sectores estratégicos, puede haber interés en proyectos de infraestructura, agroforestal, tecnología, y energía dentro de la provincia. “Hasta le estaría conviniendo a Santa Fe si terminan llegando inversiones en esas actividades, porqeu la industria local podría abastecerlos", explicó a Letra P el ministro de Desarrollo Productivo, Gustavo Puccini.

Quizás la siderurgia, que es fuerte en Santa Fe, sobre todo la proveedora de la industria del gas, petróleo y minería, estaría más al desamparo en caso de que alguna empresa pretenda instalarse a producir lo mismos productos con los beneficios del régimen. Allí hay una incógnita.

Una base para los locales
El otro punto que destacan es la modificación del artículo 174 inciso L que establece la participación de proveedores locales en al menos un 20% en el proyecto de inversión. Es un punto que los industriales nucleados en FISFE y ADIMRA propusieron en su momento, con un piso del 25%.

Se trataba del mayor riesgo para la industria local, porque pensaba que perdería competitividad ante el ingreso de mercadería importada un 30% o 40% más barata. Probablemente la disparidad en los costos de importación que los fabricantes nacionales tendrían que afrontar siga en pie, pero se garantizan cierta porción del mercado, al menos en la etapa de inversión.

“Habrá que trabajar mucho en la reglamentación para que ese piso sea efectivo y no haya grises”, apunta un industrial de la región Rosario. Finalmente, los proveedores locales serán parte, no solo en la operación inicial sino a lo largo del proceso productivo, algo que habían solicitado la provincia y las instituciones industriales.

Pullaro fue aún más optimista con la ley: “Nos va a permitir recibir inversiones, fundamentalmente del exterior, y que nuestras economías puedan comenzar, así que lo valoro de manera positiva”, dijo el gobernador santafesino. Hasta hace unas semanas cuestionaba el régimen, aunque sin mucha vehemencia, porque descuidaba a la industria local, pero ahora celebra cómo resultó.

CON INFORMACION DE LETRA P.

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto
google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0