google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0






 

Javier Milei, show y Gabinete: lo que viene en la semana

POLÍTICA 17/06/2024 Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias
f848x477-1519936_1577739_5819

La Libertad Avanza comienza a sufrir los mismos síntomas que cualquier otro partido. Podríamos decir que la casta comienza a dejar huella entre los libertarios, un proceso que resulta mas que lógico y que era vaticinado por muchos desde el principio.

Javier Milei lo aprendió durante todo el desangrado que sufrieron la Ley Bases y la Ley Fiscal en su paso por Diputados y mucho más en el Senado. En esta última Cámara, el peronismo se ha refugiado como en ningún lugar durante décadas. El kirchnerismo se apropió de esa realidad y hoy hace fuerza desde allí todo lo que puedo.

La votación de la Ley Bases en el Senado fue un éxito para Milei, aunque haya tenido que ceder mucho mas de lo imaginado en artículos, decisiones, privatizaciones y poderes delegados que solo podrán volver a la estrategia oficial si el año que viene logra una victoria en la elección legislativa. que implicaría que su gobierno tuvo éxito en domar los problemas esenciales del país.

Mientras eso sucede, Milei debe enfrentar lo más difícil que tiene por delante que es, ni más ni menos, gobernar. Como decíamos arriba su partido está dando las primeras señales de conflictos internos. Mientras Karina Milei comanda la creación de La Libertad Avanza como partido en las provincias, en la Ciudad algunas crisis comienzan a ser el reflejo del desgaste que la casta le reserva a ciertas costumbres de los libertarios.

La pelea que terminó con una ruptura del bloque de LLA en la Legislatura porteña la semana pasada fue una muestra de eso. Ramiro Marra, de los primeros aliados que caminaron con Milei en el inicio de la carrera libertaria, sufrió la pérdida de tres legisladores que se fueron al nuevo bloque del espacio liderado por Pilar Ramírez, que reporta directamente y sin dudas a Karina Milei.

Elisa Carrió definió en varias ocasiones que el desafío más grande que tuvo que enfrentar en su vida política fue la creación de un partido político nacional, con todo el esfuerzo que eso implica en lograr sentar base en cada provincia. Carrió lo logró con la Coalición Cívica que tiene el reconocimiento de la Justicia Electoral, los Milei lo están intentando con dispar suerte aun. Los Milei ya desembarcaron en Santa Fe, Buenos Aires, Córdoba y Mendoza, pero no todos los casos fueron exitosos.

De hecho en Mendoza hay denuncias ante la Justicia porque no todos los que aparecen en la lista de avales presentada por la diputada Lourdes Arrieta (popularmente conocida porque suele ponerse un patito amarillo en la cabeza para ir a las reuniones de comisión) dieron su asentimiento para hacerlo y menos firmaron la planilla. Allí se puede encontrar un hilo que explica los problemas que tiene LLA en estos temas. Algunos de los que aparecieron en esa lista de avales cuestionada habían apoyado en su momento la constitución del PRO y se sospecha que de allí fueron copiados los nombres.

La anécdota sobre los problemas de la Libertad Avanza para lograr la certificación como partido en todas las provincias con vista a la legislativa de 2025 poco impacta en la baldosa que le toca de territorio a cada argentino, pero si sirve de explicación a algunos de los movimientos que se ven en el Gabinete de Milei.

El presidente retuiteó este fin de semana un posteo en X donde se pone en valor que Diana Mondino lo acompañó en su presentación ante la cumbre de la paz convocada por Volodímir Zelenski en Suiza. Mondino no dejará su cargo en la Cancillería como muchos especularon en los últimos días, pero su posible salida del Gabinete fue un tema tratado en el gobierno y las causas había que buscarlas tanto en problemas de su gestión, como en caprichos de la interna libertaria que tienen cansada a la ministra.

Situaciones parecidas se viven en el turbulento ministerio de Capital Humano que, además de enfrentar algunas de las peores y más complejas cajas de corrupción con las que se financió la militancia kirchnerista, día a día debe solucionar alguna reyerta propia de un gobierno con más casta que el que preside Milei. Turismo, promoción de exportaciones en el exterior y hasta salud, sufren los mismos avatares.

El Gobierno debe decidir esta semana la estrategia final para la Ley Bases y la Ley Fiscal en Diputados. Guillermo Francos, que hace magia para mantenerse aislado de toda interna oficial, ya tuvo al menos tres reuniones en las que se acordó que el objetivo primero es volver a la versión votada en Diputados en al menos algunos puntos como Ganancias, Bienes Personales y la lista de privatizaciones. Apelarán para eso a un poroteó mas sofisticado que el paso anterior de la ley por Diputados y en interpretaciones varias del Reglamento de esa Cámara; nada nuevo, durante el menemismo se avanzó en doctrinas de todo tipo para los vetos presidenciales que hasta terminaban modificando el sentido de las leyes.

El primero que dio la alerta sobre la necesidad de insistir con la sanción de Diputados como un acto de poder demostrativo de la autoridad de gobierno curiosamente no fue un libertario sino un macrista: Cristian Ritondo. ¿Es una muestra de lo que viene en armado político? Posiblemente.

Es momento de gobernar. Milei tiene una tarea arquitectónica por delante: estabilizar el gabinete y llevar adelante los cambios que prometió. Guillermo Francos ya habló con él tras su regreso de Suiza. La ubicación de Federico Sturzenegger esta pendiente de una decisión presidencial.

No es un tema menor: en cuanto Diputados apruebe la Ley Bases y la Ley Fiscal el Gobierno deberá acelerar en las reformas y Federico Sturzenegger, según dichos del propio Milei, será clave en ese proceso. De ahí la necesidad de resolver su ubicación en el gobierno, sin chocar con el amplio margen de maniobra que tiene Luis “Toto” Caputo. Dicen que Milei tendrá hoy su definición sobre el tema.

El resto de los cambios pueden ser menores, habida cuenta de las confirmaciones en Cancillería y Capital Humano que parecen un hecho.

Con la Ley Bases y la Ley Fiscal, el Swap con los chinos renovado, el viaje de Milei a Beijing acordado (tal como quería Xi Jinping para pacificar las necesarias relaciones, y un nuevo acuerdo con el FMI en marcha, no le quedan muchas excusas al gobierno para avanzar en la reforma al Estado que esperan los bolsillos de millones de argentinos.

El problema son los tiempos. Mientras se multiplican los despidos y suspensiones en empresas y todos rezan para que la inflación sobre alimentos no vuelva a ser un dolor de cabeza en junio (hay indicadores que prendieron luces rojas), aparecen algunos sectores que muestran algún intento tímido de movimiento.

Es esencial que el Gobierno logre tomar ese camino y para hacerlo necesita no solo consolidar la baja en la inflación, sino también profundizar la recuperación del poder adquisitivo y mostrar actividad. Para todo eso necesita abrir el cepo. Fausto Spotorno, que actúa dentro del consejo de economistas que escucha el gobierno, se sinceró este fin de semana aclarando que no ve una salida del cepo en el 2024. Mientras eso sucede el gobierno aun vive el impacto por la salida de Joaquín Cotani del ministerio de Economía, una movida clara que muestra las discrepancias sobre el dólar con la antes respetada opinión de Domingo Cavallo. No es tiempo para abrir otra interna también en ese tema, es tiempo de gobernar.

CON INFORMACION DE MDZOL.COM

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto
google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0