google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0






 

Gerardo Martínez: “No hay mucho margen para el Gobierno, el estado de ánimo empeora”

POLÍTICA 24/06/2024 Juan Pablo Kavanagh*
20240623gerardomartinezuocrapiemonteg-1823520

Con duras críticas al gobierno de Javier Milei, Gerardo Martínez, el líder del gremio que representa a los trabajadores de la construcción (Uocra) y uno de los principales articuladores de la CGT, dice sin vueltas que el margen de error que posee el oficialismo comenzó a achicarse. Y pide un cambio de rumbo ante la posibilidad de que la sociedad afectada por las políticas de ajuste genere “una tormenta”.

En una conversación con PERFIL, el dirigente gremial habló, además, de la interna de la central obrera, en debate sobre cómo pararse frente al oficialismo, y analizó lo que sucede puertas adentro en el PJ con dardos al kirchnerismo y una opinión sobre el rol de Cristina Kirchner.

—¿Qué panorama observa?

—El Gobierno centra sus energías en el desarrollo financiero y en el ajuste fiscal. Indudablemente, eso genera un deterioro estructural mucho más fuerte del que veníamos arrastrando en los últimos años. Tenemos mucha preocupación debido a que no hay una política de ingresos, de empleo y no se ve una gestión en las áreas más sensibles, en las áreas del desarrollo productivo de las distintas actividades. Hay muchos puestos de trabajo afectados y en el sector empresarial también están preocupados. Lo hablé con Luis Barrionuevo: todo el sector gastronómico está afectado por el nivel de caída de la capacidad de consumo. Insisto: hay una incertidumbre total y el Gobierno juega a la timba financiera, se dedica a la cuestión fiscal, y se olvida de los instrumentos fundamentales para resolver los problemas.

—¿La sanción de la ley Bases puede modificar el panorama?

—Soy de los que piensa que el Gobierno necesita tener una ley y mostrar mecanismos de gestión, que hasta ahora no se observan, atendiendo las dificultades que mencioné. No hay mucho margen: si uno analiza encuestas de opinión en distintos sectores de la sociedad, el estado de ánimo empeora. No sé si el Gobierno toma nota de todo esto, pero indudablemente se puede generar una tormenta por la sociedad afectada.

—¿Qué rol debe tomar la CGT ante esta coyuntura con sus matices y la discusión interna?

—La CGT es una estructura democrática e inclusiva, están todos los sectores que convergen en el campo sindical. Hay una variedad de opiniones, pero todos privilegiamos la unidad. Hay mucho conflicto y somos conscientes de que hay que garantizar una política de ingresos para poder equiparar y darle solvencia a los salarios de los trabajadores, tener una alianza estratégica con la sociedad y ser parte de una voz para plantear un diálogo institucional. Y queremos que el Gobierno tenga la capacidad de escuchar propuestas y reclamos.

—¿Cómo se van a resolver esos matices que posee la CGT?

—La CGT es un cuerpo colegiado que escucha a todos. Después, hay una mayoría que determina qué acciones tácticas se pueden desarrollar. Se va a tener en cuenta la voz de Pablo Moyano como la de otros dirigentes. Y la resolución será a través del consenso. En este proceso, no queremos ser el vehículo de cuestiones que la política no pudo resolver, no vamos a ser funcionales a algunos sectores. Queremos ser la voz cantante de la renovación, no de la dedocracia, de aquellos que no escuchan.

—¿Se refiere a lo que sucede en el Partido Justicialista?

—Sí, y eso se vio reflejado en los resultados de la última elección. Es hora de plantear nuevos liderazgos, hablar en ámbitos democráticos, habilitar las discusiones internas. Tener en cuenta la visión de los gobernadores. Hoy, el PJ no tiene una identidad definida y necesitamos volver a tenerla para representar a la sociedad, para comenzar a desarrollar políticas de Estado, con diálogo y consenso. No podemos encerrarnos en el pasado.

—¿Qué rol debe tener Cristina Kirchner?

—Es una figura de mucho respeto, fue dos veces presidenta, senadora. Pero hoy es una voz más dentro del proceso de reconstrucción que debe encarar el peronismo.

—¿Y la CGT estará en ese proceso?

—La CGT tiene la capacidad para realizar propuestas. Tenemos que confluir en un brazo político con matriz peronista para ser parte del debate, con nuevas ideas y renovación de cuadros. Somos representantes de la clase trabajadora y nuestra voz es necesaria.

* Para www.perfil.com

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto
google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0