google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0






 

Javier Milei puso en duda el bono a los jubilados de la mínima: «No le vamos a dar a la gente lo que no hay»

POLÍTICA 29/06/2024 Agencia de Noticias del Interior
jubilados-1

El Gobierno nacional ha generado incertidumbre respecto a la continuidad del pago de un bono extra a los jubilados, que hasta ahora había sido liquidado por la Anses en un monto de $70.000. El presidente Javier Milei, en declaraciones recientes, señaló que la decisión dependerá de los números fiscales. «No le vamos a dar a la gente lo que no hay«, afirmó.

Durante los últimos cuatro meses, la Anses había estado entregando un bono de $70.000 para reforzar los ingresos de los jubilados, una medida que buscaba paliar los efectos de la inflación sobre los adultos mayores. Sin embargo, con las declaraciones del presidente, la continuidad de este beneficio se encuentra ahora en duda, lo cual podría representar un golpe del 32,46% al bolsillo de los jubilados.

A pesar de esta incertidumbre, lo que sí está confirmado es el aumento por movilidad del 4,2% que se aplicará a todos los beneficiarios de jubilaciones y pensiones. Este incremento también impactará en otras prestaciones como la Asignación Universal por Hijo (AUH) y las Asignaciones Familiares (SUAF). Según la Anses, este ajuste corresponde al índice de inflación registrado en mayo de 2024.

El ajuste sobre los jubilados salva otra vez al Gobierno del déficit fiscal

El aumento por movilidad se reflejará en los haberes de julio, lo que implicará una suba de $8.692 en el monto percibido por los beneficiarios de la jubilación mínima, que quedará en $215.623 sin contar el bono. Este incremento, aunque positivo, llega en un momento en que los jubilados esperaban la continuidad del bono extra para complementar sus ingresos, ya que el mes pasado cobraron $276.931 y si se sacara este adicional perderían poder adquisitivo.

La situación económica del país y las decisiones fiscales del gobierno serán determinantes en la continuidad de estas ayudas. La reducción de la inflación es un objetivo declarado por la administración, pero la tensión entre las necesidades de los jubilados y las restricciones fiscales plantea un desafío significativo.

En definitiva, mientras los jubilados recibirán un aumento en sus haberes a partir de julio, la incertidumbre sobre la continuidad del bono extra de $70.000 refleja las dificultades económicas que enfrenta el país. Las decisiones del gobierno en este ámbito serán clave para la estabilidad y el bienestar de los sectores más vulnerables de la sociedad.

Con información de www.elintransigente.com

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto
google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0