google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0






 

Javier Milei criticó la riqueza de Lula da Silva y sostuvo que Jair Bolsonaro es un perseguido judicial

POLÍTICA 08/07/2024 Agencia de Noticias del Interior
655bcb6b2f037-2-e1719169438728

El presidente Javier Milei sostuvo este domingo en Brasil que el ex presidente de ese país Jair Bolsonaro es un perseguido judicial, al tiempo que criticó con dureza la riqueza del actual mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, y de su familia. Milei se manifestó en estos duros términos al participar de la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC), llevada a cabo en Camboriú, Brasil.

En su discurso, Milei se refirió a las consecuencias del “socialismo” en América Latina, y condenó al régimen del jefe de Estado venezolano Nicolás Maduro, al que definió como una dictadura, a la vez que ratificó que en Bolivia hubo un “autogolpe” perpetrado por el mandatario del vecino país, Luis Arce. Asimismo, volvió a aludir a la figura de Lula da Silva, aunque sin mencionarlo.

“En nombre de la justicia le han quitado a unos para darles a otros, que casualmente son sus hijos o sus amigos. Si tienen alguna duda vayan a ver cómo viven las familias de estos adalides del socialismo siglo XXI, vean cómo vive la familia de Maduro, vean cómo viven los hijos de algunos de su propio país. Son todos multimillonarios que viven como si hubieran inventado a Google”, fustigó Milei en alusión al líder del Partido de los Trabajadores.

Milei contra el socialismo

Milei continuó hablando sobre la historia del socialismo en América y las consecuencias de esa ideología en las sociedades: “Si analizamos los distintos casos de socialismo o de izquierda en los últimos años encontramos una serie de denominadores comunes que constituye una verdadera receta del desastre, tanto en lo económico como en lo social, político y cultural porque hay una relación de causalidad entre todos estos elementos”.

En primer lugar, “es notable que los socialistas empiezan con un periodo de bonanza económica en un contexto de cuentas públicas ordenadas y precios internacionales de commodities altos”, despotricó el libertario. A su criterio, la economía crece, la sociedad gana en poder adquisitivo, el Estado recauda y el Banco Central acumula reservas.

No obstante, “los gobiernos socialistas se enamoran de la popularidad generada por la bonanza que heredaron, se asustan de que no vaya a ser eterna y aumentan indiscriminadamente el gasto público para sostenerla”, criticó Milei. Tras ello, explicó que lo hacen subsidiando tarifas y servicios, aumentando el empleo público y “repartiendo dádivas de distintos tipos que etiquetan como inclusión social”.

“Cuando la plata se acaba empiezan a aumentar los impuesto para recaudar más, pero es a costo de contraer la actividad económica y la inversión”, planteó el jefe de Estado argentino. Y siguió: “A medida que pasa el tiempo, el socialismo va consumiendo los stocks para solventar una bonanza ficticia que lo único que hace es hipotecar el futuro”.

Milei indicó que cuando ese stock se termina los gobierno socialistas recurren al endeudamiento y “nunca resuelven el problema de fondo, que es el círculo vicioso de expansión del gasto público y el déficit fiscal”. “Simplemente, buscan distintas maneras de seguir financiándolo”, agregó, y marcó que el “peor de los males” al que recurren es la emisión monetaria que “destruye sus monedas y lleva a la población a la pobreza”.

El Presidente cuestionó a los socialistas por “inventarles negocios a algún amigo generando una casta de empresarios protegidos por el poder político”. “El costo de todo esto lo paga la gente, la misma gente que los gobiernos socialistas dicen proteger, pero que realmente quieren esclavizar para conseguir una base de apoyo cautiva que les permita permanecer, porque lo único que les interesa a los socialistas es el poder por el poder mismo”, puntualizó.

En esta línea, culpó a ese tipo de gobiernos de generar “una inflación desenfrenada”. “Esta película ya la vimos decenas de veces en la región y en el resto del mundo también. No es ni más ni menos que la historia del socialismo del siglo XXI que defienden todos los integrantes del movimiento Puebla”, dijo, y aludió así al foro político económico de eje progresista integrado por varios referentes de la región.

Asimismo, contempló que el socialismo no llegó a sus últimas consecuencias en la Argentina porque “encontraron el límite en un pueblo rebelde que vela por su propia libertad, que se resiste a ser dominado”. Desde su perspectiva, el socialismo “necesariamente termina en esclavitud o muerte, no hay otro destino”, tras lo cual señaló que “es momento de recuperar el concepto de la justicia, que ellos se atribuyen como propio”.

Un mensaje a la política nacional

Finalmente, aseveró: “Quiero decirles algo: vamos a salir de la miseria, les guste o no a los socialistas, con su apoyo o sin su apoyo, porque la gran mayoría eligió el cambio de régimen profundo que nosotros prometimos en campaña, y lo eligió con el resultado electoral más holgado en décadas. Nosotros tenemos el compromiso indeclinable de cumplir con el deseo de la mayoría, aunque los beneficiarios de este sistema corrupto, parasitario y empobrecedor, muevan cielo y tierra para evitarlo. ¡No pasarán, no lo lograrán, vamos a sacar al país adelante!”, concluyó.

Con información de www.elintransigente.com

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto
google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0