google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0






 

Javier Milei y Juan Perón, ¿un solo corazón verde oliva?

POLÍTICA 10/07/2024 Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias
milei-villarruel-desfile-9-juliojpeg

El pueblo aguarda la salida del general Perón, que habrá de dirigirse a los balcones de la Casa de Gobierno para presenciar un desfile de las Fuerzas Armadas. En el año del Libertador, parece acrecentarse la admiración de nuestro pueblo hacia los que, en aras de un sublime ideal de libertad, nos legaron esta patria grande y soberana". Carlos D'Agostino, dueño de la voz inconfundible de Sucesos Argentinos, el primer noticiero cinematográfico de la Nación, relataba los fastos oficiales del 9 de julio de 1950. Gobernaba Juan Domingo Perón, fundador del movimiento al que Javier Milei le carga todos males del universo. La máxima expresión del populismo empobrecedor.

Keynesianismo versus Escuela Austríaca; estatismo versus caracterización del Estado como una "organización criminal" que debe ser dinamitada; fortalecimiento de los sindicatos versus combate frontal a los gremios... En su primera presidencia, Perón puso el 52% de la renta nacional en manos de la clase asalariada, el mayor nivel de equidad distributiva de la historia argentina. Hoy, Milei aplica sobre ese mismo sector el ajuste más brutal de la historia, pero de la humanidad, según se jacta el propio presidente.
 
Entre Perón y Milei hay mares de diferencias que, de hecho, son la pala que cava bien hondo la nueva grieta. Con todo, los extremos se tocan en algún punto, dicen. El ADN del General, un militar de carrera que llegó al poder desde la plataforma de un gobierno castrense, aunque nacido de lo que el peronismo identifica como una revolución para terminar con la década infame parida por el golpe del '30, encuentra cromosomas que pueden parecer comunes en el Topo ultraderechista, un presidente que gusta de vestir traje de fajina y llama a la reconciliación con las Fuerzas Armadas, a las que les atribuye apenas "excesos" en su accionar criminal de los setentas, y, más todavía, en la vicepresidenta Victoria Villarruel, una abogada de linaje militar negacionista del terrorismo de Estado.


Liberales de Milei señalan a Perón como un líder autoritario. Peronistas de Perón describen de la misma manera a Milei.

Al desfile militar organizado por el gobierno libertario para celebrar el 208° aniversario de la declaración de la independencia -el nacimiento de una patria grande y soberana-, un despliegue de uniformes y fierros inédito en los 40 años de la democracia recuperada en 1983 que dejó la imagen en colores del Presidente y la vice saludando a su pueblo desde arriba de un tanque de guerra, solo le faltó la voz en off de Carlos D'Agostino para que algún nostálgico evocara aquellos años en blanco y negro del primero populismo empobrecedor. En cambio, la locución de los Sucesos Argentinos 2024 intentó, con efecto módico sobre la concurrencia, inyectar épica libertaria a la fiesta patria proclamando a los aviones de la Fuerza Aérea como "las fuerzas del cielo".

En la naturaleza de las Fuerzas Armadas con las que se identifican los peronistas de Perón y la de las que reivindican los liberales de Milei (las que se sintieron cómodas este martes en el desfile libertario para decir que "los carapintadas tienen razón") aparecen de nuevo las diferencias que ponen las cosas en su lugar, más allá de parecidos que pueden resultar una trampa.

CON INFORMACION DE LETRA P.

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto
google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0