google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0






 

La CGT le pedirá una audiencia al secretario de Trabajo y decidió no ir a la Justicia por Ganancias

POLÍTICA 11/07/2024 Ricardo Carpena*
MBKIMTOIXNFFRGDYDXFMW6ORME

La mesa chica de la CGT decidió pedir una audiencia al secretario de Trabajo, Julio Cordero, para planear sus reclamos, aunque Pablo Moyano advirtió que no concurrirá al encuentro. Además, convocó para el 25 de este mes al Consejo Directivo de la central obrera para debatir la reanudación del plan de lucha contra el Gobierno, mientras decidió no presentarse ante la Justicia para impugnar el capítulo laboral de la Ley Bases y la restitución del Impuesto a las Ganancias, aunque apoyará y asistirá todos los reclamos que impulse cada sindicato a nivel individual.

Así se decidió ayer por la tarde en una reunión realizada en la sede de UPCN, en Moreno al 1300, donde también se analizó la crisis financiera de las obras sociales: hubo duras críticas al Gobierno y mucha preocupación por las últimas medidas adoptadas por Superintendencia de Servicios de Salud que, según se advirtió, provocarán “la baja de los subsidios SUMA y SUMARTE y el Fondo Solidario de Redistribución no tendrá dinero para los reintegros de alta complejidad”.

El encuentro tuvo lugar luego de largas semanas de intrigas y peleas entre el sector dialoguista y la fracción dura por la posición ante la Ley Bases y la movilización del 12 de junio organizada por el kirchnerismo y la izquierda ante el Congreso, que terminó con incidentes. Curiosamente, una decena de dirigentes que integran la mesa chica cegetista criticaron esta tarde al periodismo por informar sobre esas diferencias y coincidieron en destacar que “no existen divisiones” en la central obrera.

Como anticipó Infobae, el moyanismo está asociado al sindicalismo kirchnerista dentro de la CGT y busca profundizar el enfrentamiento con la Casa Rosada, en la misma sintonía que el barrionuevismo. Sin embargo, el sector dialoguista, que es mayoritario e integran “los Gordos” y los independientes, fue el que negoció el recorte de 42 artículos de la reforma laboral en la Ley Bases y busca una instancia de diálogo con el Gobierno para atenuar el ajuste y la reforma del Estado.

Ese escenario se replicó en la reunión realizada en UPCN. Mientras los dialoguistas lograron que se aprobara el pedido de audiencia a Cordero, Pablo Moyano dijo que no concurrirá. Y el sector moderado desestimó las denuncias judiciales de la CGT contra la reforma laboral y Ganancias para apoyar las que haga cada sindicato, pero el dirigente de Camioneros avisó que su sindicato hará una impugnación en los Tribunales y que promoverá una movilización cuando haga la presentación.

Esa postura era conocida: los gremios del ala moyanista-kirchnerista de la CGT resolvieron el jueves pasado que denunciarán ante la Justicia la inconstitucionalidad de la reinstalación de Ganancias y realizarán una movilización ante el Palacio de Tribunales el día en que hagan la presentación. Así se resolvió en un encuentro que tuvo lugar en la sede de la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT), encabezado por Pablo Moyano, Sergio Palazzo (bancarios) y Mario Manrique (SMATA).

La decisión de no presentarse en la Justicia como CGT se basó en el informe técnico elaborado por abogados cegetistas como Hugo Antonio Moyano y Marta Pujadas, que participaron esta tarde del encuentro en UPCN. La conclusión de los expertos, según trascendió, es que la CGT como tal no tiene legitimidad para actuar ante la Justicia porque no cubre universalmente el reclamo colectivo.

De todas formas, el sector duro de la CGT se llevó un premio consuelo: se convocará a una reunión del Consejo Directivo para el 25 de julio con el fin de debatir cómo seguirá el plan de lucha de la central obrera, que incluyó la movilización del 1° de mayo y el paro general que se hizo el 9 de ese mes.

Entre los más opositores al Gobierno están seguros de que la situación socioeconómica empeorará y para fines de mes habrá más consenso interno en la CGT para avanzar hacia otra medida de fuerza. Por el contrario, los dialoguistas apuestan a que la reunión con Cordero sea una instancia clave para negociar los temas que preocupan al sindicalismo y evitar así concretar un nuevo paro general.

En el tema de obras sociales, se cuestionó la falta de respuesta del Gobierno a los reclamos por la crisis financiera que atraviesan y, en particular, se apuntó contra una resolución de la Superintendencia de Servicios de Salud, publicada este miércoles en el Boletín Oficial, que establece que los aportes al Fondo Solidario de Redistribución ahora serán iguales para todos los agentes del Sistema Nacional del Seguro de Salud, para lo cual se estableció una contribución uniforme del 15% para obras sociales sindicales, las obras sociales de dirección y las prepagas.

“La resolución es perjudicial para nosotros porque las obras sociales de dirección, como OSDE y ASE, pagarán el 15% al Fondo Solidario en lugar del 20%, mientras que las prepagas también pagarán el 15% y no el 20% como estaba en el DNU y las liberaron de pagar sobre los planes superadores”, resaltaron en la reunión de la CGT. Eso provocará, alertaron, que “en definitiva bajarán los subsidios SUMA y SUMARTE y el Fondo no tendrá nada para los reintegros de alta complejidad”.

Del encuentro de esta tarde participaron el anfitrión, Andrés Rodríguez (UPCN); los tres cotitulares de la CGT, Héctor Daer (Sanidad), Carlos Acuña (estaciones de servicio) y Pablo Moyano; Gerardo Martínez (UOCRA), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Mario Manrique (SMATA), Sergio Romero (UDA), Cristian Jerónimo (vidrio), Alejandro Amor (municipales de CABA) y Omar Plaini (canillitas).

* Para www.infobae.com

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto
google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0