Sin repunte: en el arranque del año el consumo cayó un 4,8%,

ECONOMÍA Por David FRENKEL
Según los datos de un relevamiento privado enfocado en supermercados. Las categorías con más bajas fueron productos de limpieza, frescos, lácteos, congelados y bebidas
7CTQCN2D6BHUJKRWU3ZFSH3W2Q

Durante el primer mes del año, el consumo masivo siguió mostrando números en baja. En enero, tuvo una caída de 4,8% en comparación con el mismo mes del año anterior, según datos de la consultora Nielsen, que analizó la evolución de 70 categorías diferentes de productos en supermercados de todo el país.

Con todo, la caída fue más fuerte en la ciudad de Buenos Aires y en Gran Buenos Aires, con una baja de 6,1%, mientras que que para el resto del país fue del 4,2%. De acuerdo con el informe de Nielsen, las principales caídas se dieron en las categorías de productos de limpieza (-6,5%); frescos, lácteos y congelados (-6,1%), bebidas (-4,3%), almacén (-4,1%) y cosmética y tocador (-4,1%).


“En el canal minorista se está viendo desde hace unos meses una desaceleración en las caídas. Teníamos caídas del 10% a 12% para mediados del año pasado, con lo cual hay una desaceleración bastante fuerte. Pero tiene un componente matemático: ya para fines de 2018 el consumo venía cayendo fuertemente, entonces es una comparación de bases que ayuda a que haya una desaceleración en esas caídas y no tanto una recuperación genuina del consumo”, comentó Facundo Aragón, gerente Comercial de Soluciones en Nielsen Argentina en declaraciones a Radio Con Vos.


Sobre el impacto en el consumo que tuvo el Programa Precios Cuidados, implementado por el Gobierno a comienzos de enero con una canasta de 200 productos, Aragón precisó que un crecimiento en la venta de los artículos que forman parte del programa no necesariamente genera una suba del consumo en general.
“Los productos inmersos en el programa vienen logrando tener un crecimiento bastante fuerte, pero eso no implica que el consumo se vea disparado por esos productos, muchas gente migra a comprar determinada categoría a Precios Cuidados. Hay una migración pero no un crecimiento genuino”, advirtió. También señaló que el programa se encuentra disponible en el canal de supermercados, que tiene una participación de 25% en el consumo general.

¿Cuándo se podrá esperar una recuperación del consumo? “Las caídas se empezaron a dar desde junio de 2018 y hasta ese momento se venía con una recuperación. Obviamente, las devaluaciones y la aceleración de la inflación generaron una pérdida de capacidad compra bastante fuerte. También, de alguna manera, el consumo tenía algún componente inflado cuando se empezaron a ajustar otras variables, como subsidios y servicios, eso impactó en el poder de compra destinado al consumo final. El 2020 va a depender mucho si realmente la gente va a poder sacarle alguna diferencia al poder de compra, que tenga gastos un poco por debajo de lo que se le termina incrementando el salario. Otra variable será el nivel de empleo”, dijo Aragón. Con todo, desde Nielsen estimaron que la recuperación del consumo difícilmente se vea antes del segundo semestre del año o a fines del segundo trimestre del año.


En enero, la inflación fue de 2,3%, como resultado del congelamiento de las tarifas de servicios públicos y la estabilidad en la cotización del dólar y a pesar de la presión aportada por el reintegro del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los alimentos de la canasta básica.

De esta forma, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del primer mes del año se ubicó debajo del 3,5% que preveían las consultoras, bancos y economistas convocados por el Banco Central en el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM).

Por otro lado, este miércoles se conoció también que la venta de electrodomésticos cayó un 24% durante el año pasado, medida en cantidades. De acuerdo con un informe de la consultora GFK Argentina, se registró también una baja en la cantidad de operaciones (del 14%) entre diciembre del año pasado y el mismo mes de 2018.

Por ejemplo, la comercialización de televisores cayó un 39% en 2019, mientras que la de notebooks, PC de escritorio y tablets se redujo un 40%, entre las principales caídas. Al comprar con 2018 se tiene en cuenta que durante ese año, se desarrolló el Mundial de Fútbol en Rusia, lo que tuvo un impacto positivo en las ventas de televisores.

Fuente: Infobae

Te puede interesar