El éxodo de empresas no frenará en 2021: estas son las marcas que apuran su salida de la Argentina

ECONOMÍA Por Andrés Sanguinetti*
Al igual que en el último año, varios grupos multinacionales y firmas locales mantendrán sus planes para salir o vender sus operaciones en el país
499478.jpg?6.3

Así como la venta de Edenor a los empresarios Daniel Vila y José Luis Manzano será la última operación de este tipo del 2020, el año próximo promete continuar por el mismo sendero de empresas que cambian de dueño o deciden abandonar la Argentina.

El cambio de año no parece bastar para que, en especial las multinacionales que ya lo tienen decidido, cambien de estrategia y decidan quedarse a "ver qué pasa".

Las que no lograron cumplir con ese objetivo durante estos 12 meses que finalizan el 31 de diciembre acelerarán el proceso de búsqueda de un inversor local que se quede con sus operaciones o cerrarán definitivamente sus puertas al considerar que la economía argentina no promete mejorar las señales y las políticas del Gobierno seguirán siendo consideradas antipáticas para los capitales extranjeros.

Ni el casi seguro acuerdo con el FMI por la renegociación de la deuda externa parece volcar la balanza, en un año que además estará teñido por las elecciones de medio término y un escenario económico afectado por controles de precios, congelamiento de tarifas, alta inflación y dólar fluctuante.

A esto se le suma un posible retorno a políticas sanitarias restrictivas si es que la segunda ola del Covid-19 también se extiende por el país, obligando a las autoridades sanitarias a retomar las medidas de cuarentena y aislamiento social que tanto daño causaron a cientos de empresas y sectores de servicios, comerciales e industriales.

Es decir, un contexto desfavorable que combina razones vinculadas con la pandemia y el impacto de la cuarentena, con el desempeño de la economía de la Argentina, que figura segunda en el ranking de las que no atraen inversión extranjera directa en lo que va del siglo XXI, sobre 202 países que analiza la ONU.

En este marco, los planes de salida que comenzaron en 2019, durante el gobierno de Mauricio Macri, y se profundizaron en 2020 con Alberto Fernández, también marcarán parte de la agenda de negocios durante 2021.

Por lo pronto, el ingreso de la dupla Vila-Manzano a la distribuidora que controlaba Marcelo Mindlin a través de su holding Pampa Energía, recién se concretaría en marzo próximo, cuando se estima que la operación sería aprobada por los entes reguladores del Estado nacional.

Sodimac, cerca de concretar su partida

Es más que probable que durante el primer trimestre del 2021 se conozcan los nuevos dueños de Sodimac, la cadena de venta de artículos para la construcción propiedad del grupo chileno Falabella.

En la actualidad, el directorio del holding del país vecino se encuentra estudiando las tres ofertas acercadas por interesados argentinos y el proceso de venta se podría definir en los primeros días de enero próximo.

La que picó en punta es la del fondo Inverlat, actualmente dueños de las cadenas Havanna, Fenogllo y Reef, entre otras marcas, y que es controlado por un grupo de banqueros locales como sono Carlos Giovanelli, Damián Pozzoli y Guillermo Stanley.

Es el mismo fondo que intentó comprar, sin éxito la filial local de la cadena norteamericana de hipermercados Walmart, que finalmente quedó en manos del empresario Francisco de Narváez en noviembre pasado.

Inverlat también había negociado la compra de Garbarino, pero tampoco logró imponer su oferta al punto que la principal cadena de venta de artículos electrodomésticos fue finalmente comprada por el empresario Carlos Rosales, pro tesorero del Club San Lorenzo de Almagro y dueño del grupo asegurador Prof.

Pero Inverlat no es la única que compite por quedarse con Sodimac. También lo hace la empresa tucumana Bercomat, orientada a servicios y venta de productos para la construcción

La lista de candidatos se completaría con la cadena de productos sanitarios y para el hogar Barugel, de capitales 100% locales, y otro grupo liderado por José Manuel Ortiz Masllorens, uno de los socios del fondo Cono Sur Investments.

Falabella, sin candidatos para el traspaso

En el caso de las operaciones de Falabella, que también fueron ofrecidas a los mismos interesados, es más que probable que el grupo chileno decida levantar toda la operación o reducirla a su mínima expresión al no haber encontrado candidatos.

Falabella llegó a la Argentina en los años 90, en medio de un proceso de internacionalización que también la llevó a otros países de la región. Sin embargo, sus ingresos en el país retrocedieron un 58,9% debido a un escenario de consumo débil, imposibilidad de operar normalmente las tiendas producto de la pandemia y por los ajustes asociados a la hiperinflación, según señaló la compañía en su último reporte de resultados.

Definición para el Parque de la Costa

También en enero es posible que el Parque de la Costa forme parte del pool de sociedades que ya controla Marcelo Fígoli. Se trata de un productor de espectáculos que es dueño de varios medios de comunicación como la agencia Noticias Argentinas (NA); y las radios Rivadavia y Rock & Pop, entre otras.

Cerrado desde principios de marzo, el principal centro de entretenimiento del país sufre una profunda crisis financiera por lo que Sociedad Comercial del Plata (SCP), decidió buscar un interesado en sostenerlo hasta que el Gobierno permita su reapertura.

Fígoli compite con un grupo español que también acercó una oferta a SCP, pero fuentes cercanas a las negociaciones, anticipan que será el empresario local quien finalmente desembarque en el parque antes de febrero del año próximo.

Telefónica, de salida

Del mismo modo, es posible que Telefónica encuentre en el 2021 un comprador a su operación local en el marco de un proceso de reestructuración en toda la región bajo un solo "spin off" para mejorar su desempeño en los mercados.

En el caso local vino manteniendo conversaciones con la dupla Vila-Manzano que todavía no avanzaron pero que no se descarta que continúen durante el 2021, teniendo en cuenta que los dueños de Movistar anunciaron en noviembre del 2019 que busca reagrupa sus operaciones en Hispanoamérica con el objetivo de aumentar el valor y la relevancia en esos mercados que también incluye a Chile, Uruguay, Perú, Colombia, Ecuador, Venezuela y México.

Danone, bajo "revisión"

En igual situación se encuentra Danone, que puso en revisión sus negocios en el mercado argentino, en el marco de un plan de reorganización y de reestructuración de sus marcas en distintas partes del mundo.

En el país, los activos de la multinacional francesa incluyen negocios con marcas como La Serenísima, Villavicencio, Villa del Sur, Nutrilón que rondan los u$s548 millones de ventas anuales y dados los malos resultados en el entorno "hiperinflacionario" del país, están primeros en la lista de aquellos de los que la empresa analiza desprenderse.

Nike, en conversaciones

Otra multinacional en situación parecida es Nike, que acaba de finalizado de manera abrupta su sociedad con el grupo mexicano Axo, al que le había cedido la operación local junto con las de Uruguay y Chile.

Tras la ruptura de esta alianza, la principal fabricante de calzado e indumentaria deportiva salió a buscar otro representante y en algunos sectores aseguran que podría iniciar conversaciones con el grupo ecuatoriano Marathon Sports, dedicado a la confección y distribución de ropa y accesorios deportivos.

El objetivo es ceder su operación local como parte de un plan de reforma global de su modelo comercial impactado también en el país por la crisis de los últimos dos años y las nuevas complicaciones para su esquema de importación de productos que impuso el Gobierno con el regreso de las licencias no automáticas.

La decisión de Nike sería imitada por otros grandes fabricantes de este sector como Adidas, que también planea reestructurar sus operaciones locales, al igual que Under Armour y Le Coq Sportif, entre otras.

Adidas

En el caso de Adidas, viene llevando a cabo un proceso de reestructuración con el cierre de locales y ajuste de personal para poner más foco en las ventas online. En la empresa consideran que el mercado local "ya no es negocio" y que la salida es ceder las operaciones a un distribuidor que maneje la marca, cerrar los locales propios y tener grandes clientes que distribuyan en el país.

Fuentes del mercado de indumentaria aseguran que se trata de una tendencia que también incluye a otras importantes marcas del sector que buscarán hacer lo mismo durante el 2021 como Under Armour.

La multinacional norteamericana intentará entregar el control de su marca en el país, a partir de un proceso que ya concretó en Chile y con el cual cambia su operatoria en Latinoamérica para repetir el modelo de distribuidor como el que ya opera en Brasil y Paraguay.

Le Coq Sportif

En cuanto al caso de Le Coq Sportif, muy probablemente no siga operando localmente con Distrinando, la empresa de la familia López que tiene headquarter en la localidad bonaerense de Saladillo y que mantiene otras marcas como Kappa, Crocs y Superga.

El grupo es licenciatario de la marca extranjera desde el 2004 ya que hasta ese momento la licencia para la fabricación y comercialización Le Coq Sportif estaba en manos de Gatic desde 1979.

Las líneas aéreas que se van

De esta forma, durante el 2021 continuará el llamado éxodo de importantes multinacionales del país y el cambio de propietario de marcas con fuerte incidencia en la economía local, en el marco de un proceso que en este año que finaliza marcó también la salida de varias aerolíneas del mercado de cabotaje, con Latam haciendo punta en junio pasado.

Ese mes, la compañía levantó su operación local en medio de la pandemia tras 15 años de permanencia en el país. Hasta la suspensión de los vuelos por la cuarentena a fines de marzo, tenía vuelos a 12 destinos locales y una participación del 16% del mercado.

A su salida le siguieron las de otras aerolíneas internacionales como Air New Zealand; Qatar Airways; Emirates y la low cost Norwegian, entre otras y en medio de un contexto global muy desfavorable, con la industria aerocomercial como uno de los sectores más golpeados por el coronavirus. Todas estas empresas anticiparon además que no retomarán sus vuelos a la Argentina luego de que se levanten las restricciones vigentes por las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio.

Retroceso en tecnología y apps

En el mercado de la informática también existen ejemplos de cambios accionarios como el que protagonizó Brighstar en octubre pasado. La multinacional norteamericana que tenía presencia local desde 2003, unos 500 empleados y producía móviles para LG y Samsung, vendió su negocio a Mirgor, el principal fabricante de móviles de la Argentina.

Asimismo, la app de delivery Glovo se fue de la Argentina a mediados de septiembre, tras cederle sus operaciones de Latinoamérica a la multinacional Delivery Hero, que es dueña de su competidora PedidosYa, por u$s272 millones.

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar