La foto que debe avergonzar a Omar Perotti, a Alberto Fernández y a los que dicen cuidarnos

OPINIÓN 25 de mayo de 2021 Por Carlos ZIMERMAN
TJPNIS77JJCW7DENHW7OSLPEZY
Lara en el piso del nuevo Hospital Iturraspe de la capital santafesina, donde estuvo nueve horas antes de que la derivaran. Una mujer se acercó y le entregó una campera para que no tuviera frío

Lara no fue atendida en forma inmediata como mandaban todos los protocolos médicos teniendo en cuenta su patología previa. Lara vivía en Esperanza, estudiaba y su vida la desarrolló en Santa Fe en donde vivían sus padres. Lara es víctima de políticos inescrupulosos que llegan al poder para que la política les solucione los problemas a ellos y no al revés como pasa en todos los países civilizados del mundo.

Hace más de un año que se desató la pandemia y todos los que hoy se rasgan las vestiduras diciendo que hacen todo para cuidarnos no hicieron nada para que la segunda ola no sea lo grave que está siendo.

 
Se dedicaron a hacer política, a intentar expropiar empresas, a tratar de zafar de la segura derrota electoral de este año procurando posponer las mismas  vaya uno a saber hasta cuando, burlándose de la Constitución Nacional. Para estos impúdicos dirigentes que hoy tenemos la desgracia que estén a cargo de nuestra vida y nuestro destino, siempre fue más importante trabajar para la agenda de la vicepresidente en vez de ocuparse de lleno en preparar el sistema de salud para que la foto de Lara, tirada en el piso de un hospital de Santa Fe, no nos llene de vergüenza y de culpa. 

Santa Fe es una de las provincias más ricas de la Argentina, sus campos y sus industrias le dan millones de dólares al Estado Nacional y a la provincia, no tiene justificación alguna que Lara, ni ninguna otra persona, no haya tenido la atención que las circunstancias mandaban por falta de recursos sanitarios.

El inmoral gobierno que preside Alberto Fernández, pero que en realidad maneja la señora Cristina Fernández de Kirchner, es responsable absoluto de los muertos de esta segunda ola por el simple hecho que no compraron las vacunas en tiempo y forma y se dedicaron a hacer política con lo único que nos puede dar tranquilidad y permitirnos vivir en una normalidad que ya otros países serios están transitando.

 
Los gobernadores provinciales, como el señor Omar Perotti, son responsables por ser complacientes por conveniencia con un gobierno que día a día miente a todos los Argentinos y manejó esta pandemia de la peor manera, ya sea por acción y por omisión.

Los Argentinos debemos sentir vergüenza de la foto de Lara tirada en el piso de un hospital de Santa Fe esperando que le asignen una cama. Nueve horas estuvo Lara esperando que la atiendan, nueve horas que quizá podrían haber sido fundamentales para hoy no tener que llorar su muerte.

No podemos darnos el lujo de naturalizar lo que le pasó a Lara, por que la foto de Lara es el más claro ejemplo del fracaso total y absoluto de la política.

Solamente tenían que comprar vacunas por anticipado, hacer contratos con gente honesta y no pedir "retornos", son ineptos y lo seguirán siendo, no tienen solución y la única manera es que alguna vez los Argentinos dejemos de mirarnos el ombligo y votemos con responsabilidad.

 
Los males de la democracia se solucionan con más democracia, con el voto, y en elecciones libres, hay que sacarse este lastre de corruptos que tanto daños nos están haciendo.

La foto de Lara en el piso de un hospital le tiene que dar vergüenza a Omar Perotti, a Alberto Fernández, a la Ministra Vizotti, a la Ministra de Santa Fe Sonia Martorano y a todos los que teniendo la obligación de darnos las soluciones no lo hacen. Algunos por ser inútiles por naturaleza, otros por no estar a la altura de las circunstancias, pero unos y otros son responsables.

Cuando juraron al asumir sus cargos, en su último párrafo, dijeron: "si así no lo hiciera, Dios y la patria me lo demande" . Estoy absolutamente seguro que más temprano que tarde llegará el tiempo de la justicia, el tiempo en donde van a tener que pagar las culpas de todo el daño que nos están haciendo, ese quizá sea el único consuelo para quienes sentimos culpa ajena al ver la foto de Lara tirada en el piso de un hospital esperando se le asigne una cama.

Te puede interesar