Nicolás Trotta reconoció que casi un millón de estudiantes tuvieron bajo o nulo vínculo con la escuela en 2020

POLÍTICA 16 de junio de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
XQO3PFICZNHK3DGOSNT3WCBCN4

Este lunes la Ciudad de Buenos Aires habilitó el regreso de las clases presenciales en la escuela secundaria, mientras que en Provincia de Buenos Aires volverán de forma gradual a partir de mañana en todos los niveles de enseñanza en los colegios del conurbano. En este marco el Gobierno Nacional apunta a recuperar a aquellos jóvenes que en medio de la estricta cuarentena de 2020 abandonaron sus estudios. Según confirmó el ministro de Educación Nicolás Trotta, se trata de aproximadamente un millón de alumnos entre los niveles primario y secundario: “Casi el 10% de los estudiantes tuvieron bajo o nulo vínculo con la escuela”.

Luego de semanas de restricciones volvieron a flexibilizarse determinadas actividades. “En los dos distritos (CABA y Buenos Aires) la curva bajó”, expresó Trotta quien diferenció: “Si uno se adentra en la Ciudad y por otro lado el GBA, la tasa de incidencia es distinta; es más positiva del lado de la provincia que está debajo de los 500 casos cada 100 mil habitantes y la Ciudad de Buenos Aires sigue arriba de 700, más allá de que también está reflejando una mejora”.

En medio de la disputa política que se da entre el oficialismo y la administración de Horacio Rodríguez Larreta, el titular de la cartera educativa sostuvo que “presencialidad si - presencialidad no, no debería ser el marco de debate”. “Llevamos adelante indicadores objetivos, que sea la ciencia, la realidad epidemiológica y sanitaria, la que establezca cuando podemos regresar a la presencialidad, cuestión que -obviamente- queremos todos y todas”, planteó.

“La escuela puede ser un espacio de bajo riesgo si se dan dos componentes: el cumplimiento de protocolos y una realidad epidemiológica de base, que no haya demasiada circulación como se estaba dando, por ejemplo en la Ciudad que tenía una tasa de incidencia de más de 1.000 o Córdoba que tenía más de 1.200; Alemania suspende la presencialidad entre otras actividades cuando la tasa de incidencia es de 330″, justificó y ejemplificó.

En diálogo con el programa La Rosca (TN), resaltó que el cierre de colegios fue necesario porque “teníamos que disminuir la circulación para disminuir el impacto de la segunda ola”. No obstante, aclaró: “En cualquier territorio que se cumplen una tasa incidencia menor a los 500 casos y no hay una ocupación de camas de cuidados intensivos de más del 80% hay que regresar a la presencialidad”.

Consultado sobre la posibilidad de adelantar el receso invernal, Trotta dijo que “solo lo vamos a hacer si la proyección nos permite determinar que adelantando las vacaciones vamos a tener más días de clase de manera presencial”. “Hay que priorizar todos los días posibles -en las ventanas de oportunidad que tengamos- los chicos en la escuela”, agregó.

El ministro insistió en que la pandemia de COVID-19 “iluminó” la “desigualdad” que existe desde hace años en materia educativa. En ese sentido reveló que “la evaluación nacional de la continuidad pedagógica que hizo el Gobierno nos confirmó el año pasado que casi el 10% de los estudiantes tuvieron bajo o nulo vínculo con la escuela”. Ese porcentaje representa “casi un millón de estudiantes”.

“Ningún adolescente abandona la escuela, es expulsado de la escuela. No se generan las condiciones del acompañamiento de la trayectoria educativa. No es que el adolescente quiere dejar, es un fracaso institucional del sistema educativo”, admitió el funcionario. Al respecto del alto número de jóvenes que dejaron la escuela primaria y secundaria el año pasado, explicó que “todavía no podemos hablar del dato final porque estamos en pleno proceso de recuperación de esas trayectorias educativas”. En ese sentido expresó que se está trabajando en conjunto con las 24 jurisdicciones en el programa “Acompañar” que tiene como objetivo “ir a buscar a cada chico para que regrese a la escuela”.

Por último, lanzó un cuestionamiento hacia el ex presidente y la coalición opositora: “No hay una política de discriminación, como escuché decir a Mauricio Macri que dijo que tienen que volver las clases en toda la provincia; si hay realidades epidemiológicas distintas, si hay distritos que tienen una incidencia de casi 1.000 cada 100 mil habitantes... estamos regresando donde la realidad sanitaria lo permite mientras les pedimos a toda la familia y a la comunidad que nos cuidemos para mejorar los indicadores y recuperamos instancias de presencialidad en todo el territorio argentino”.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar