Empresarios de la carne negocian para que el Gobierno los deje laburar

ECONOMÍA 27 de septiembre de 2021 Por Juan Martín MELO
TN42KSJA5BFQ3ABQEPRCGIZKPA

Son horas de intensas negociaciones en torno al conflicto por las restricciones a las exportaciones de carne vacuna. El ministro Julián Domínguez, quien desde que asumió ha tomado el control de las negociaciones con el sector privado, busca avanzar en la solución del problema y responder al reclamo de un grupo de gobernadores peronistas y de las entidades que conforman la Mesa de Enlace. El conflicto tuvo y tiene costos económicos y los gobernadores peronistas creen también que tuvo que ver con las derrotas que sufrieron en sus provincias en las pasadas elecciones primarias.

Hay que recordar que el Gobierno de Alberto Fernández decidió el pasado 20 de mayo, con el objetivo de contener los precios al consumidor, cerrar las exportaciones de carne vacuna por 30 días, con excepción de las cuotas arancelarias. El 23 de junio flexibilizó el cepo y permitió hasta el 31 de agosto y luego la prorrogó hasta el próximo 31 de octubre, exportar el 50% del promedio de lo que el país exportó en el segundo semestre del año pasado. Y mantiene cerradas las exportaciones hasta fin de año de diferentes cortes populares.

El fin de semana incluyó reuniones y llamados telefónicos. El viernes Julián Domínguez dialogó telefónicamente con los presidentes de las entidades del campo, el sábado se reunió por separado con el presidente Alberto Fernández y el Jefe de Gabinete, Juan Manzur, y anoche trabajaba en su oficina junto a colaboradores, en las medidas a anunciar.

Además, según pudo saber este medio, ayer en horas de la tarde Domínguez se reunió con Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina, que lo recibió en sus oficinas del barrio de Palermo con conocimiento de los demás presidentes que integran la Mesa de Enlace. En el encuentro una vez más el funcionario expresó su voluntad de resolver el conflicto de la carne y entablar una nueva relación con la dirigencia agropecuaria.

Los dirigentes del campo serán convocados mañana a las 18hs a una reunión al ministerio de Agricultura donde el Gobierno realizará los anuncios. Asistirán también el Jefe de Gabinete, Juan Manzur, y en principio los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Gustavo Bordet (Entre Ríos) y Sergio Ziliotto (La Pampa). No estaba confirmada aún la concurrencia de Omar Perotti, el mandatario de Santa Fe, ni la del cordobés Juan Schiaretti, que el miércoles pasado, luego de reunirse con la Mesa de Enlace exigió liberar las exportaciones de manera urgente.

El miércoles y viernes pasado, además, Domínguez recibió a técnicos de la Mesa de Enlace. La alternativa que se baraja es el anuncio de una apertura gradual de las exportaciones de carne de vaca a China. Un dirigente del campo comentó a Infobae que si eso sucediera “sería un avance, pero no suficiente”. La Mesa de Enlace intensificó en los últimos días el reclamo de liberación inmediata. Algo que no sucedería, pues continuaría hasta el 31 de diciembre la prohibición de exportar media res, cuartos con huesos y 7 cortes: asado, falda, matambre, tapa de asado, cuadrada, paleta y vacío.

Daniel Urcía, presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales (Fifra), señaló al portal Bichos de Campo que desde Agricultura solicitaron formalmente el listado de las empresas con habilitación para exportar que quedaron fuera del cupo implementado a finales de julio. “Hicimos la solicitud al ministro y en cuatro días tuvimos la respuesta. Si hay un pedido de esas características, entendemos que hay al menos intención de resolver el problema. Hay empresas que tienen un solo destino, China, a las que el cupo y la prohibición de exportar ciertos cortes les pegó más que otras. Y además están las que se quedaron afuera por no tener antecedes exportadores”, comentó.


“Esperamos que los anuncios vayan en línea con el levantamiento total de la medida, que ya está demostrado que no hizo más que dañar a la producción, a la industria, a los trabajadores de la industria y al país todo. Cuanto menos se toquen los mercados, más fácil es que la oferta se normalice y que los precios lleguen a los valores que tienen que estar. El Gobierno con sus intervenciones lo único que hace es distorsionar los mercados y generar problemas. Hay que dejar que se muevan solos”, dijo el sábado en declaraciones radiales el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino.

Por su parte, el ex presidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina y representante de Coninagro en lo relacionado a los temas de las carnes, Gonzalo Álvarez Maldonado, señaló a CNN Radio: “Tiene que haber una definición política para la apertura, como la hubo para el cierre de exportaciones, limitadas hasta el 31 de octubre para la carne de vaca. Pedimos la liberación total de las exportaciones, especialmente en un segmento que no influye en el consumo interno. En el Gobierno temen que algunos atrevidos se aprovechen de la situación y suban los precios. Los bolsillos argentinos están flacos, pero no se trata de un problema de la carne, sino de la emisión monetaria y la inflación, con sueldos achicados y menos recursos en todos los alimentos”.

El reclamo de los gobernadores

La premura oficial de resolver el conflicto está motivada no solo por cuestiones económicas (menores ingresos por exportación, pérdida de turnos y horas de trabajo e incluso despidos de personal en algunos frigoríficos) sino también por motivaciones políticas. La prohibición inicial y las algo más leves limitaciones posteriores a la exportación de carne provocaron un nivel de malestar que influyó en los resultados electorales en Entre Ríos (donde el oficialismo perdió por amplísimo margen) y La Pampa, una provincia donde el peronismo estaba prácticamente invicto desde el retorno de la democracia.

Sergio Ziliotto, el gobernador pampeano, estuvo durante la semana en la Casa Rosada, donde fue recibido por Manzur, y luego se reunió también con Domínguez, que mostró gestos amigables hacia el sector. Al igual que sus pares de Entre Ríos y de Córdoba, el jefe de Estado pampeano respaldó abiertamente el reclamo rural de liberar de inmediato las exportaciones cárnicas. Córdoba es una causa perdida para el oficialismo, pero La Pampa y Entre Ríos son colinas que pretende reconquistar en las elecciones legislativas de noviembre.

Fuente: Infobae

Te puede interesar