Martín Guzmán, ante el círculo rojo: defendió el impuesto a la renta inesperada y les pidió a los empresarios “construir colectivamente”

ECONOMÍA Por Agencia de Noticias del Interior
6JNC7WPFCZHS7LRQDDDSHBHKRY

“Cada vez que Argentina tuvo un período en el cual hubo un crecimiento económico que no se distribuyó de forma razonable, no se pudo sostener en el tiempo”, aseguró el ministro Martín Guzmán en el Foro Llao Llao, en encuentro de empresarios que finalizó ayer en Bariloche luego de una jornada, la del jueves, en la que hablaron Mauricio Macri, Javier Milei y Horacio Rodríguez Larreta, entre otros.

“Tenemos que construir colectivamente una sociedad que sea más justa, que tenga una distribución donde el crecimiento se comparta al mismo tiempo en el que se alienta a la inversión”, les pidió a los empresarios.

El titular de Palacio de Hacienda fue el único integrante del Gobierno y el oficialismo invitado a esta tradicional cumbre de dueños de empresas que se hace desde 2012 y que tiene al dueño de IRSA y también socio del icónico hotel de Bariloche, Eduardo Elsztain, como anfitrión. El ministro está en medio de una fuerte interna: cuenta con el apoyo de Alberto Fernández, pero hay un sector de la coalición gobernante, vinculado a la vicepresidente Cristina Kirchner, que lo quiere fuera del gabinete.

Guzmán habló sobre una presentación titulada “Situación económica, perspectivas y oportunidades” y desde el arranque hizo foco en uno de sus “caballitos de batalla”, en un contexto complicado, de recalibración de las metas del reciente acuerdo con el FMI y con inflación récord: las variables que muestran la recuperación macro post pandemia.

“Ha sido muy importante para la Argentina poder ir transitando los procesos de resolución de deudas externas”, dijo el ministro y habló de la inflación, pero siempre en el macro de la situación global, como hace en las últimas semanas. “La inflación se ha convertido en la principal problemática a nivel global”, enfatizó y agregó que “no es que la inflación se baja simplemente contrayendo la política monetaria, simplemente dejando de emitir. ¿Hay que bajar la emisión? Por supuesto. Y eso es lo que estamos haciendo”.

Otras frases de Guzmán:

- “Si queremos crecer de forma sostenida es también necesario que las exportaciones de nuestro país crezcan”.

- “Se viene experimentando una fuerte reducción del déficit, al mismo tiempo que la política fiscal ha apuntalado la recuperación de la actividad económica”.

- “En el campo energético necesitamos complementar el capital nacional con capital internacional, por eso tenemos que tener reglas del juego y donde haya un ambiente que conduzca a un escalamiento de la inversión”.

- “Estamos trabajando dentro de este esquema de reglas del juego en adaptar el tema de regulaciones de capital para facilitar la entrada de capitales en el sector energético”.

- “Tenemos el compromiso de cumplir el programa, y eso es lo que venimos haciendo. En el primer trimestre hemos cumplido los objetivos que nos trazamos en lo fiscal, en lo monetario y desde el punto de vista externo”.

-️ “Si creemos que vamos a crear un shock de confianza de inversión privada en la Argentina bajando impuestos, qué mal que estamos. Porque lo que eso va a hacer hoy, si se abre ese camino, es generar más inestabilidad y debilitar a la capacidad productiva de la Argentina”.

Desde el entorno de Guzmán hablaron de una charla muy “honesta” y “respetuosa”, que fue bien recibida por los empresarios. “Confían en él, le creen. La charla con Larreta y Macri fue más picante y a Martín le hicieron preguntas más interesantes”, destacaron.

En la previa, los empresarios destacaron que valoraban la visita y tener un interlocutor “claro” en el Gobierno,

Uno de los temas más esperados por los empresarios fue el impuesto a la renta inesperada, que impulsa en ministro. Según pudo saber Infobae, ante la pregunta de Carlos Miguens, el accionista de la citrícola San Miguel y ex dueño de Quilmes, Guzmán aseguró que se seguirá adelante con el proyecto, aunque también se analiza que podría ponerse en marcha por medio de la AFIP y no de una ley. Prometió reuniones de consenso con los empresarios, como aseguró que se harían hace dos semanas, cuando se anunció la medida junto al nuevo bono para jubilados, monotributistas y trabajadores de la economía informal.

A pesar del buen clima del evento, algunos de los participantes se quejaron, en estricto off the record, de la organización. ¿Los motivos? La agenda, la falta de intimidad y algunos temas “operativos” de los que prefirieron no entraren detalles.

Gestión

“Mi función es dedicarme 100% a la gestión y no inmiscuirme en disputas de poder”, dijo ayer Guzmán en un foro organizado por el diario Río Negro. “Yo me dedico a usar cada minuto que tengo en gestionar políticas para mejorar la vida de nuestra gente”, agregó.

Las declaraciones del ministro se dieron en un contexto en el que el kirchnerismo lo asedia mediante declaraciones de distintos integrantes. Pese a pequeñas señales políticas que mandan desde el espacio del presidente Alberto Fernández hacia el cristinismo, el cuestionamiento desde el peronismo K se repite ya no solo desde la postura del ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense y dirigente de fuste dentro de La Cámpora, Andrés “Cuervo” Larroque o de aquella carta de renuncia de Máximo Kirchner a la conducción del bloque del Frente de Todos.

El funcionario afirmó que para coordinar expectativas “la credibilidad de un programa es fundamental” y que el Gobierno trabaja para “construir la certeza de que se ha definido un rumbo y se continuará por ese rumbo”.

“Queremos mantener las mismas metas diseñadas en el programa original en lo que hace al sendero fiscal, la acumulación de reservas y el financiamiento que el Banco Central hace al Tesoro. Hay cuestiones que se van adaptando que son las proyecciones en un contexto internacional, que es de incertidumbre para todo el mundo y que ha convertido a la inflación en el principal problema internacional”, aseguró.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar