En un mercado tenso, saltaron los dólares financieros y el blue: ¿a qué precios pueden llegar este año?

ECONOMÍA 12 de junio de 2022 Por Mirta Fernández*
536095

Los dólares paralelos, tanto los los financieros como el blue, se despertaron esta semana de la calma del último mes y medio en un contexto de stress en el mercado de deuda en pesos por la fuerte caída de los títulos CER (que ajustan por inflación), y el desplome este viernes de las acciones argentinas en Wall Street.

Los títulos CER mostraban bajas hace varios días, pero el derrumbe se profundizó esta semana por la ola de rescate en la industria de Fondos Comunes de Inversión (FCI) debido a un mix de factores. Entre ellos, el temor a un reperfilamiento de la deuda en pesos indexada a la inflación.

De cara a la licitación de deuda que realizará el Tesoro el 14 de junio, el Banco Central salió el jueves y viernes a comprar títulos CER para ponerle un piso al precio de los bonos.

El clima de inquietud contagió a los bonos soberanos en dólares, que también cayeron, e impactó en las cotizaciones del Contado Con Liquidación (CCL) y el dólar MEP que se negocian en el ámbito bursátil mediante la compra-venta de bonos. En tanto, se disparó el riesgo país y superó la barrera de los 2.000 puntos por primera vez desde la reestructuración de la deuda en septiembre de 2020.

Con ese telón de fondo, el CCL y el MEP saltaron el jueves 4,5% y 3,8% -a $219 y $217- y el viernes el alza se acrecentó y finalizaron en $227,61 y $223,20 respectivamente, máximos valores desde enero. La brecha entre el CCL y el dólar mayorista se ubicó en 86,89%.

Asimismo, el dólar blue cerró en $210, su nivel más alto desde el 25 de febrero, y la brecha con el dólar mayorista quedó en 72,4%.

Dólares paralelos: ¿por qué se dispararon?

En un escenario de incertidumbre económica y ruidos políticos tras la salida del ex ministro de Producción Matías Kulfas, parte de los fondos rescatados de los Fondos Comunes de Inversión (FCI) fueron a dolarizarse.

El analista Gustavo Ber señaló a iProfesional que "aunque ya se venía previendo hacia el segundo semestre un combo de ‘más pesos, menos dólares’, por mayor asistencia monetaria y menor oferta de divisas, los dólares financieros se despertaron anticipadamente por los repentinos ruidos sobre los títulos CER, y parte de esas ventas habrían desembocado en la búsqueda de cobertura" en dólares.

Juan Pablo Albornoz, economista de Ecolatina, coincidió que parte de la liquidez del fuerte desarme de posiciones en títulos CER "se canalizó en instrumentos money market, otra parte se está volcando al pago de impuestos/aguinaldos, y se ve un corrimiento hacia los dólares financieros".

En Equilibra estimaron que "este movimiento en las cotizaciones paralelas refuerza la idea de una toma de ganancias del carry-trade, junto con la percepción de un mayor riesgo de rollover y repago de la deuda en pesos".

A su vez, Fernando Baer, economista jefe de Quantum Finanzas, planteó que "a las dudas sobre la marcha del programa con el FMI y el cumplimiento de las metas más allá que ahora podrían modificarse las trimestrales, lo que no quita que haya cierto descarrilamiento del acuerdo, se suma el perfil de vencimiento de la deuda en pesos muy concentrado en el corto plazo y con costos crecientes". Y razonó: "Las inconsistencias en algún momento llevan a reposicionamientos, que, en este caso, dado el nivel de $200 del dólar libre durante muchos meses -en contexto de inflación acelerándose- quedó para muchos como barato".

Asimismo, los analistas de PPI destacaron: "Hace tiempo veníamos alertando que la cantidad de pesos estaba muy adelantada a la evolución del CCL, lo que en otras palabras implicaba que reinaba un fuerte exceso de pesos para mantener este precio de los dólares libres; sólo faltaba un disparador".

Dólares: el bajo nivel de reservas también presiona

Otro de los factores que agrega presión en el frente cambiario es la magra acumulación de reservas del BCRA en junio, pese a la liquidación récord de divisas del agro.

La entidad monetaria terminó la semana con un saldo neto comprador de u$s40 millones, luego de que se registraron pagos de energía por u$s500 millones. Así acumula en el mes un saldo comprador de u$s35 millones.

En ese marco, Emiliano Anselmi, analista de PPI, calculó que "faltaría comprar unos u$s2.550 millones hasta fin de mes, algo que nunca en la historia ocurrió" para cumplir con la meta del segundo trimestre acordada con el FMI, aunque el vocero del organismo internacional Gerry Rice, anticipó que las pautas trimestrales del programa serán recalibradas por el impacto de la guerra entre Rusia y Ucrania aunque se mantendrán las anuales. Para el analista, "no queda claro cómo podría sumar más reservas en el segundo semestre si en el segundo trimestre que es cuando la estacionalidad del agro hace pico, no compró casi nada".

Por su parte, Javier Timerman, socio de Adcap Grupo Financiero, aseveró que "el escepticismo de los fondos del exterior hacia Argentina es muy grande y lo que están mirando es únicamente el nivel de reservas del BCRA, y con esta brecha cambiaria es muy difícil reforzarlas". Y juzgó: "Creo que lo que está pasando es consecuencia de la baja acumulación de reservas en el contexto de un superávit comercial".

Dólares financieros: ¿seguirán subiendo?

En esta coyuntura, los analistas coinciden que es esperable que los dólares financieros continúen con la tendencia alcista especialmente a partir del segundo semestre.

Albornoz dijo que "seria esperable" que continúe la tendencia alcista al alegar que "frente a la evolución de la liquidez amplia de la economía (M3privado), un indicador que solía ir bastante de la mano del dólar financiero, el CCL quedó muy por detrás (y el MEP y el blue también), y también está muy relegado frente al avance de la inflación".

Natalia Motyl, economista jefa de La Crypta, augura que "la suba de los dólares financieros que se va a dar a lo largo de todo el segundo semestre por: factores estacionales en el que entran menos divisas tanto del frente externo como del pago de impuestos (Ganancias y Bienes personales); nivel de reservas del BCRA bajo; incremento de la deuda en pesos".

"Hoy, la deuda del BCRA es del 150% de la Base Monetaria, promedio últimos 20 días. A medida que se engrosa este ratio, los inversores creerán que se lo va a licuar con una devaluación, lo que genera una presión sobre el mercado cambiario", argumentó.

También aludió al impacto que tendrán "la suba de tasas de interés de la FED, a medida que se fortalezca el dólar por sobre las monedas emergentes, los divisas financieras van a tender a subir".

Para Baer, "es esperable" que los dólares paralelos sigan subiendo "en la medida en que la situación macro y política se siga deteriorando"

El analista financiero Christian Buteler vaticinó que "todos los dólares van a seguir para arriba, tanto el CCL, MEP como el blue". Y añadió: "La inflación y la emisión de dinero son factores que hacen que los dólares tenga que subir. Si bien no espero un salto abrupto, la tendencia será alcista de acá a lo que queda del año".

"Dado el nuevo contexto por el cambio en las condiciones del mercado de deuda en pesos, que implica una mayor monetización del déficit y cambios regulatorios para que bancos financien el déficit fiscal y renueven, esperamos una mayor cantidad de pesos en el mercado, ello llevaría a que la brecha se amplíe y se ubique más cerca del 90% hacia fin de año", fundamentó.

De igual diagnóstico, Motyl proyectó "el CCL para fin de año en $290, y un dólar blue cercano a los $300 con un segundo semestre bastante complicado".

Por su parte, Anselmi señaló como referencia que "nuestro nivel de convergencia (lo que igualaría evolución de la cantidad de pesos y CCL desde diciembre 2019) nos da $271".

"Por lo tanto, creemos que este tipo de cambio libre podría tener largo recorrido. Aún más, si se observa lo acontecido en octubre 2020, cuando el mercado había entrado en pánico por el exceso de pesos existente a la salida de la cuarentena estricta. En ese momento el dólar financiero excedió en 26% a la evolución de la cantidad de dinero. Puesto en perspectiva, los $180 del momento que llegó a cotizar el CCL, equivalen a $390 de hoy", puntualizó.

"Sin ir al caso más extremo, cuando a fines de enero circulaban rumores sobre un posible default al FMI, el CCL llegó a trepar a $233, equivalentes a $297 de hoy", estimó.

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar