Supermartes de deuda: Martín Guzmán buscará dar señales hoy para tranquilizar a los inversores

ECONOMÍA 14 de junio de 2022 Por Pablo WENDE
D6RZA5E6K5HKJJ6QCTYBO2ELVE

La licitación que realizará hoy el Tesoro para refinanciar deuda involucra un monto ínfimo, pero igual será relevante en el actual contexto de mercado. Será una oportunidad que buscará aprovechará Martín Guzmán para dar señales sobre los próximos pasos y sobre todo demostrar que la crisis que se desató con los bonos que ajustan por CER está bajo control.

El vencimiento es de sólo $ 11.000 millones, pero el ministro de Economía irá preparando el terreno para la licitación de títulos de fin de mes, cuando vencen más de $ 500.000 millones y se pondrá a prueba la capacidad del Gobierno de seguir endeudándose en pesos.

El “supermartes” se completa con el dato de inflación de mayo, que será divulgado por el INDEC a las 16. Los analistas esperan un índice levemente superior al 5%. Sería el segundo mes de caída consecutiva, pero aún es prematuro hablar de una clara tendencia a la baja. Mientras tanto, crecen las chances de una nueva suba de la tasa de política monetaria por parte del Banco Central para acercarlas a la inflación, pero además para “emparejar” con la nueva curva de rendimientos de bonos en pesos tras la crisis de las últimas jornadas.

El bono CER que vence en marzo de 2023 (TX23), por ejemplo, quedó con un rendimiento de inflación más 7,5% anual, cuando hasta hace pocas semanas tenía tasa negativa. Los bonos todavía más largos presentan un rendimiento cercano a 15% anual sobre inflación, como sucede con aquellos que vencen en marzo del año próximo.

¿Qué hay que mirar de la licitación de hoy? Uno de los aspectos es si Guzmán aprovecha para salir a financiarse por un monto mucho mayor al que vence. Así lograría despejar las dudas respecto al resultado de la operación de fin de mes. Si lo logra, conseguirá despejar bastante el horizonte al menos de corto plazo.

Otro aspecto es qué tipo de títulos colocará. Lo más probable es que se vuelque por deuda de corto plazo en pesos y quizás algunos bonos ajustados por dólar, que fueron menos afectados por la ola de venta de las últimas jornadas.

Uno de los datos que jugaría claramente a favor es que el Banco Central ya salió a recomprar bonos en pesos por alrededor de $ 200.000 millones. Es decir que existe una porción de inversores que ya se desprendieron de sus títulos y son los que presionaron la suba de los dólares financieros de las últimas jornadas.

La combinación de tasas más altas, el rescate de bonos de las últimas jornadas, el cepo cambiario y la obligación que tienen los bancos de comprar deuda en pesos alcanzaría para nivelar el mercado, al menos por ahora.

Por otra parte no está claro qué ocasionó la “minicorrida” de los últimos días, ya que todo empezó a partir de fuertes rescate de los fondos comunes de inversión Pellegrini, del Banco Nación. Esto significa que fueron salidas de empresas públicas, en un movimiento que claramente no estuvo coordinado con la secretaría de Finanzas. Entre los operadores hablan de “fuego amigo” como parte de las peleas internas que afectan al Gobierno. Pocos días antes el Presidente, Alberto Fernández, le había pedido la renuncia a Matías Kulfas al ministerio de Desarrollo Productivo, luego de acusaciones respecto a los manejos en la licitación del gasoducto Néstor Kirchner.

El dólar acusó recibo, con un fuerte ajuste en las últimas jornadas, pero que claramente se profundizó ayer. El “contado con liquidación” terminó en $ 237,7, su máximo nivel desde que se arregló con el FMI en enero. También subió el “dólar Bolsa” hasta $ 230, mientras que el dólar libre también subió pero quedó algo más rezagado, en $ 216. Si el Gobierno logra estabilizar la curva de pesos ya sin intervención del Central sería un dato favorable, que ayudaría a estabilizar el mercado cambiario.

Fuente: Infobae

Te puede interesar