El campo no piensa liquidar granos por ahora

ECONOMÍA 06 de julio de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
soja-1

Los movimientos en el Ministerio de Economía tuvieron efecto no solo en el mercado sino también en el sector productivo de la zona núcleo que mira esas pizarras, palpa la incertidumbre cambiaria y huele una posible devaluación del tipo de cambio oficial. En los últimos días, el universo chacarero profundizó la retención de los granos y la no venta de la soja que acaba de ser cosechada, en una ya clásica especulación y resguardo en moneda extranjera. Difícil proyectar, por ahora, qué impacto puede tener en la liquidación de divisas que engordan al Banco Central.  

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) le puso números a esta situación y afirma que en esta campaña se está dando la menor comercialización de soja de los últimos 19 años en términos absolutos. "Hay que ir hasta la campaña 2003/04 para encontrar un registro inferior medido en toneladas para esta fecha del año", sostuvo. La caída en volumen de ventas es una tendencia desde hace meses que se evidencia en el monitoreo del Ministerio de Agricultura: hubo 4,8 millones de toneladas menos en la campaña 2022 en comparación con la de 2021. La liquidación récord se encuentra en el aumento del precio del commoditie.

Esta última semana todo se profundizó. Quienes producen no están vendiendo los granos y los almacena en silobolsa o en las instalaciones de acopios y cooperativas. La soja guardada en el silo significa mantenerse dolarizado, situación que contrasta con la falta de incentivos en pesos y con una inflación desbocada. ¿Qué instrumentos financieros eficientes existen para convertir una posición dolarizada, como es el grano almacenado, en una en pesos luego de venderlo? ¿Cómo lo cubre?

La flamante ministra de Economía, Silvina Batakis, apuntó una respuesta de mediano plazo, difícil de aceptar por el chacarero que tiene el grano caliente en el silo. "Es necesario acumular reservas y para eso se debe fortalecer el peso, de modo de incentivar el ahorro en moneda nacional. La primera definición es que no habrá devaluación”, sostuvo la funcionaria para disgusto de los que quieren sacar unos pesos más al oro verde.  

Tranqueras adentro, piensan distinto. “Ante la incertidumbre, no se mueve. Si piensa que se le va a disparar el dólar, para qué vender los granos si tampoco puede ir a comprar divisas, simplemente se queda en el grano que es un refugio. Hoy se vende si lo necesita, debe pagar deudas, o alquileres y listo”, explicó a este medio Javier Gastaudo, de la Sociedad Gremial de Acopiadores de Granos. Hay otro factor: no se consiguen insumos, por ejemplo cubiertas, dado que también los proveedores especulan.  

 En rigor, la venta ya había aflojado la semana pasada porque coincidía con algunos ajustes por el impuesto a las Ganancias, y también porque la cotización de los commodities cayó en los mercados por más que siga siendo un buen número. El clima estaría ayudando a la cosecha gruesa en Estados Unidos y eso impacta la caída del precio. Por lo tanto, la decisión de no venderle a las agroexportadoras significa menos liquidación de divisas para captar por el Banco Central. Según calculó el titular del Central, Miguel Pesce, hay unos 2.200 millones de dólares sin liquidar. "Por un lado hay retención de la cosecha esperando un movimiento del tipo de cambio oficial, y por otro, incapacidad del Central de retener lo que se liquida", sostuvo a Letra P el economista Gustavo Reija.

Las grandes agroexportadoras de granos y subproductos, como pellets y aceite de soja, explicaron  que se nota el retaceo desde la semana pasada, es decir, antes de la salida de Martín Guzmán. Por lo que, la partida del economista y la llegada de Batakis, le sumó un fundamento más para estirar la venta del grano a la espera de una eventual devaluación que, si bien la nueva ministra rechazó, se puede palpar en el salto de la brecha cambiaria. "Cuando hay brecha, el chacarero guarda y cuesta que venda", sostuvo el viernes pasado un operador del mercado de granos. 

Fuente: Letra P. Nota de Facundo BORREGO

Te puede interesar