El Gobierno anticipará el alivio a importaciones

ECONOMÍA 15 de julio de 2022 Por Andrés Lerner*
balanza-comercial-exportaciones-importaciones-comercio-internacionaljpg

Estabilizar es la tarea. Lo dejó en claro la nueva ministra de Economía, Silvina Batakis, en la conferencia que brindó este lunes con una serie de anuncios para intentar despejar la incertidumbre. Por fuera del mensaje de la flamante funcionaria, en el panorama industrial el principal desafío es brindar certezas acerca del acceso al Mercado Único de Cambios para importar insumos. Con ese objetivo, el Ministerio de Desarrollo Productivo trabaja para aliviar las restricciones antes de lo previsto. Daniel Scioli, se lo transmitió ayer a empresas de consumo masivo que se comprometieron a no realizar cambios drásticos en sus listas de precios y a garantizar el abastecimiento. Según contaron fuentes oficiales a Ámbito, las próximas medidas podrían darse a conocer durante julio o a principios de agosto.

Luego de una semana donde se vieron remarcaciones generalizadas, freno en los despachos de proveedores y entregas a remito abierto en la industria, el Gobierno se propone enviar mensajes de estabilidad a los mercados. La impronta fiscalista de la carta de presentación de la titular del Palacio de Hacienda apunta a anclar las expectativas que volaron luego una sucesión de hechos que incluyó temores a la renovación de la deuda en pesos y limitaciones a la operatoria de importadores pero que tuvo como detonante definitivo la salida repentina del ex ministro Martín Guzmán.

En la misma línea que Batakis, Daniel Scioli está enfocado en enviar un mensaje contundente al sector productivo aliviando las restricciones en el acceso al mercado de cambios para la compra de insumos. Ayer, se lo transmitió a las principales empresas de consumo masivo en un encuentro, donde las firmas se comprometieron a no modificar drásticamente sus listas de precios y garantizaron el adecuado abastecimiento. “Queremos generar certidumbre para seguir fomentando el incremento del empleo y las inversiones”, resumen en el entorno del ex gobernador bonaerense.

La mayor apertura llegaría en septiembre, una vez pasados los meses con mayores importaciones energéticas que explican la salida de hasta u$s 2.000 millones mensuales. Pero fuentes oficiales explicaron a Ámbito que el Ministerio de Desarrollo Productivo trabaja para anticipar algunas medidas que se podrían anunciar progresivamente durante julio y agosto para marcar un sendero al sector industrial

Una primera pista la brindó el presidente del Banco Central de la República Argentina, Miguel Pesce, durante una entrevista que brindó a Radio 10: “Las empresas de consumo masivo nos han pedido que consideremos la situación de la mercadería que ya estaba en tránsito cuando nosotros sacamos la norma. Estamos evaluando los montos para ver si podemos establecer mecanismos que no impliquen la regla de los 180 días de financiamiento”, reconoció el titular de la entidad monetaria.

Por otro lado, en el Gobierno reconocen que se estudian “casos particulares” para exceptuar a la regla general de financiar a seis meses el crecimiento interanual de importaciones de acuerdo a la relevancia que puedan tener el consumo cotidiano. Al mismo tiempo, señalan: “Estamos identificando productos de bajo costo y alta incidencia, para ver si podemos encontrar una solución. Hay un diálogo fluido con las cámaras empresariales”.

El desafío de sortear los próximos meses, donde la escasez de divisas se verá agravada, sin ceder ante las presiones devaluatorias aparece como un objetivo central del gabinete económico. El día lunes, la titular de la AFIP Mercedes Marcó Del Pont, indicó que “no hay retraso del tipo de cambio” y sostuvo que las medidas anunciadas por Batakis “son de responsabilidad política y ordenamiento de las cuentas fiscales".

En la Casa Rosada esperan que en los próximos días se acelere la liquidación de soja y que esto traiga algún tipo de alivio en el plano cambiario. Así se lo transmite el presidente Alberto Fernández a los empresarios que tienen diálogo fluido con su despacho. En cualquier caso, el puente hasta septiembre deberá cimentarse sobre decisiones coordinadas entre los funcionarios con injerencia en el área económica. La sintonía fina tiene el duro desafío de monitorear la salida de dólares sin afectar los procesos productivos.

* Para www.ambito.com

Te puede interesar