Dólar turista: los expertos aseguran que los cambios convalidan un abuso de derecho

ECONOMÍA 14 de julio de 2022 Por Daniel BLANCO GÓMEZ
GX3XUQQTJJFS5NFVATJ3SVT3JM

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) dispuso el miércoles una suba de la percepción a cuenta de los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales para operaciones con tarjetas destinadas al consumo en dólares en viajes y gastos en el exterior, cuya alícuota pasará del 35% al 45 por ciento. En ese marco, especialistas consultados por Infobae cuestionaron la medida por considerar que “convalida un abuso de derecho” por parte del fisco y, al mismo tiempo, se traduce en una mala señal para el mercado cambiario que podría desencadenar en una mayor brecha entre el tipo de cambio oficial y los paralelos.

La Resolución General 5232 de AFIP, que entró en vigencia hoy con su publicación en el Boletín Oficial, busca “robustecer el frente fiscal a partir de la manifestación de capacidad contributiva de distintos sectores económicos”, y excluye a las compras de moneda extranjera para atesoramiento, que continuará con una alícuota del 35 por ciento.

Según dijo el tributarista César Litvin a este medio, la medida de AFIP va a generar un efecto de mayor recaudación para el organismo fiscal pero a la vez tiene como contrapartida “una devolución para el año que viene de las percepciones con lo cual se agrava el efecto de evaporación que le genera la inflación al crédito de los contribuyentes por estos pagos a cuenta de Ganancias”.

En ese marco, el CEO de Lisicki, Litvin & Asociados afirmó que “el aumento de la percepción del dólar turismo convalida un abuso del derecho por parte de la AFIP dado que la alícuota máxima de Ganancias es el 35% y la percepción del 45%, lo que sumado a la proliferación de regímenes de otros pagos a cuenta, produce un efecto económico letal al bolsillo”.

En tanto, el tributarista Sebastián Domínguez, socio de SDC Asesores dijo a este medio que la medida apunta a disminuir el consumo de servicios con tarjeta de crédito, al tiempo que cuestionó que “las devoluciones de esas percepciones sufridas este año se van a poder pedir a partir del 2023, con lo cual hay una pérdida por la inflación de ese crédito que es muy relevante”.

“Una percepción del 45% es demasiado alta”, criticó el Domínguez. Y agregó además que la AFIP “todavía no devolvió las percepciones de este año”.

Cabe señalar que puntualmente, quedarán comprendidas en la nueva alícuota todas las operaciones de pago con tarjeta en dólares, incluidas las relacionadas con las extracciones o adelantos en efectivo efectuadas en el exterior. También “las compras efectuadas a través de portales o sitios virtuales, así como el pago de servicios prestados por sujetos no residentes en el país que se cancelen mediante tarjetas como la adquisición de servicios en el exterior contratados a través de agencias de viajes y turismo -mayoristas y/o minoristas-, del país; y la adquisición de servicios de transporte terrestre, aéreo y por vía acuática, de pasajeros con destino fuera del país, en la medida en la que para la cancelación de la operación deba accederse al mercado cambiario.”

En ese marco, el economista y diputado nacional Martín Tetaz dijo que la medida implica “otra devaluación fiscal del dólar solidario”.

“Agregan otro 10% a la percepción a cuenta de Ganancias para compras y turismo en el exterior. Ahora hay que pagar un crocante 45%, además del 30% del impuesto país”, cuestionó en un comentario en la red social Twitter.

En tanto, para Fausto Spotorno, director de la consultora Orlando J. Ferreres, la suba al 45% de la retención de Ganancias para el pago de tarjeta en el exterior tendrá como efectos “un aumento de la brecha” y generará deuda del Estado. “No soluciona el problema de los extranjeros gastando localmente”, aseveró.

Por su parte, el economista Juan Pablo Albornoz, de la consultora Ecolatina, dijo a Infobae que “no es una medida que colabore a la normalización del mercado cambiario y financiero”.

En ese sentido, agregó: “Dicho esto, dentro del marco de administración cambiaria que tiene esta gestión y en un contexto de muy escasas reservas netas con un tipo de cambio real muy apreciado, tiene sentido que intenten frenar la pérdida de divisas por esta vía donde la brecha entre el solidario/tarjeta y el blue incentiva al consumo con el primero”.

Para el analista financiero Christian Buteler, la medida no soluciona el problema de escasez de divisas del BCRA. “Le pueden poner 1.000% de impuestos al dólar turista que la balanza de turismo igual seguirá siendo negativa porque el problema no son los dólares que salen sino que no te entra ninguno por la brecha. Y esto genera más brecha”, aseguró.

“Para que quede claro: antes te robaban 65% cuando usabas tu tarjeta en el exterior y ahora te van a robar el 75%”, afirmó.

En esa línea, el economista Gabriel Caamaño destacó: “Es una estupidez en todo sentido, le pones piso a la brecha y mandas una muy mala señal para una semana que si bien no era óptima, empezaba a cerrar mejor que en su arranque”.

Fuente: Infobae

Te puede interesar