La sesión de repudio al intento de asesinato de Cristina Kirchner expuso las internas del PRO y las tensiones con sus socios

POLÍTICA 04 de septiembre de 2022 Por David Cayón*
FCT3DX3PFJGRZCPSIHW5WWHKB4

La sesión especial que se realizó en las primeras horas de la tarde de ayer en la Cámara de Diputados de la Nación profundizó aún más las diferencias que se muestran en el seno del interbloque de Juntos por el Cambio.

Desde que se comenzó a negociar la sesión, el Pro se mostró reacio a participar de la misma. El argumento que esgrimían era que no querían participar de un “show kirchnerista”. Sin embargo, el resto de los bloques se mostraron inflexibles en la intención de dar una señal institucional respecto del intento de magnicidio a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

“El PRO no quería bajar, decía que no iban a participar de un show del kirchnerismo, pero hubo una reunión en donde además de la UCR y la CC participaron José Luis Espert, el interbloque de Provincias Unidas y el interbloque Federal que dijeron que iban a participar y no tuvieron opción, pero después empezaron a poner condiciones”, explicaron desde el interbloque.

Esto quedó establecido en la reunión de Labor Parlamentaria que, cuando se definió que primero se votaba el proyecto y luego iban los discursos, desde el PRO intentaron cambiar eso porque entendían que ahí se podría enrarecer “con algunos discursos en donde iban a nombrar a Patricia Bullrich, a Mauricio Macri, a Rodríguez Larreta, al fiscal Diego Luciani.”, explicó a Infobae un legislador que participó del encuentro en donde se acordó el formato del encuentro.

Pero en el bloque amarillo la decisión estaba tomada. Primero no dieron quorum. Esperaron a que se llegara a los 129 legisladores y comenzaron a bajar los 17 que se hicieron presente en el recinto. Entre los ausentes se notó la falta de buena parte de los legisladores de los denominados “halcones” que sólo estuvieron representados por Waldo Wolff, Gerardo Milman, Pablo Torello y Hernán Lombardi; esperaron que se votara el proyecto de resolución y se retiraron del recinto.

“No vamos a permitir que esto se convierta en una tribuna para atacar a la oposición, a la Justicia y a los medios”, dijo el presidente del bloque, Cristian Ritondo, antes de retirarse. Entonces, junto a él, los restantes 16 diputados salieron del recinto frente a la mirada entre enojo y perpleja de sus compañeros de interbloque.

“Corren la cancha todo el tiempo. acordamos hacer algo, movernos en un terreno y rompen las unidad y los acuerdos. Hay en el bloque 70 diputados que piensan diferente a lo que hicieron, pero ellos están más pendiente de su interna”, señaló una fuente del interbloque que entendía que la responsabilidad de Juntos por el Cambio era estar presente.

Por si no quedó clara la discusión que se vive dentro de Juntos por el Cambio, el titular del bloque, Juan Manuel López habló con C5N y le apuntó al silencio de Patricia Bullrich: “Patricia es de una generación para la que la violencia era una opción, así que lo lamento por ella”. Luego buscó bajar el tono de sus dichos y escribió un twhit en donde señala que “con la Presidenta del PRO tenemos miradas generacionales distintas. No busqué descalificarla. Sólo fue una opinión política. Seguiré trabajando por la unidad de Juntos por el Cambio cómo lo vengo haciendo en Diputados y en la Mesa Nacional”.

En los socios que buscan ser un poco más indulgentes y encontrar una explicación al accionar del PRO que por segunda vez se retira del recinto —la primera fue en pleno discurso del presidente Alberto Fernández en la Asamblea Legislativa el pasado 1 de marzo pasado— señalan que “esto tiene que ver con la interna. Hicieron una para cada lado aprobaron la resolución que es lo que querían los sectores más racionales y después se fueron del recinto como querían los más duras”.

La contracara de lo que mostró el PRO fue la del Frente de Todos que flexibilizó sus posturas y evitó la confrontación. Primero cedió y cambió el texto que finalmente se votó, luego definió que los oradores que iba a poner el bloque en el recinto no sean las voces más ligadas al kirchnerismo ni aquellas que suelen apuntar a Juntos como el Cambio

“La respuesta para cambiar el texto fue bastante rápida y luego definieron una lista de oradores en donde había legisladores racionales. Tuvieron una señal importante y respetaron los acuerdo”, señaló un diputado de Juntos por el Cambio.

“El acuerdo llegó esta mañana. Nunca me pidieron sacar la cuestión de odio hasta que construyeron el relato a través de los periodistas y hoy a la mañana se expresó esa idea. No tuvimos resistencia, nosotros veníamos a buscar el respaldo más amplio posible al repudio y nos lo llevamos”, explicó un fuente del bloque oficialista.

En el bloque del Frente de Todos se mostraron muy conformes respecto del accionar de sus legisladores: “Muy bien nuestros compañeros y compañeras, entendiendo la situación”. Respecto a la actitud del PRO, señalaron que en algún momento “esa decisión de irse va a tener algún costo” y que el problema es que “nunca creyeron que lo que le proponíamos era lo que hicimos: nosotros veníamos a buscar el apoyo a Cristina Kirchner y el repudio”.

* Para www.infobae.com

Te puede interesar