Por qué el BCRA evalúa posponer una suba de la tasa de plazos fijos tras el dato de inflación

ECONOMÍA 16 de octubre de 2022 Por Pilar Wolffelt*
530283

El Banco Central subió por última vez el rendimiento del plazo fijo tradicional el 15 de septiembre pasado, luego de que se conociera el dato de inflación de agosto.

Este viernes se publicó el índice de precios de septiembre del Instituto Nacional de Estadística y Censos: fue del 6,2%, inferior al del mes anterior y a la expectativa del mercado  y es un dato que refuerza la posibilidad que anticipó iProfesional de que el Central no eleve la tasa nuevamente en octubre o que lo haga en un nivel muy bajo.

Recordemos que el BCRA viene subiendo ese índice mes a mes durante todo este año y, en la última ocasión, llevó la Tasa Nominal Anual (TNA) al 75%, lo que equivale a una efectiva mensual (TEM) del 6,25% y a una efectiva anual (TEA) del 107%.

Tal como dice en diálogo con iProfesional el economista jefe de la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE), Nicolás Zeolla, "las tasas de interés tienen que ir acompañando la inflación por cómo está funcionando la política financiera, ya que el Gobierno ha decidido financiarse en el mercado local y, para ello, necesita que éstas sean positivas, por lo menos por parte del Tesoro". 

Pero recordemos que el BCRA dispuso que la política monetaria estaría fijada por un corredor de tasas en el que le piso lo constituyen el porcentaje de rendimiento de las LELIQs y el de pases y el techo el porcentaje de interés que fije el Tesoro, por lo que este último podría avanzar con un ajuste y el BCRA, no o, sí, pero más moderadamente.

Plazo fijo: qué pasará con la tasa de interés

En consecuencia, si la inflación de septiembre hubiera sido del 7% o cerca de ese número, como esperaba gran parte del mercado, el rendimiento mensual (TEM)  del plazo fijo hubiera estado muy por debajo de ese nivel en el 6,25%. Pero teniendo en cuenta el dato del 6,2% que finalmente publicó el INDEC, estaría en un nivel aceptable, aunque no positivo aún en el mes a mes.

"Este nivel de inflación mensual es similar a la TEM y, de este modo, el rendimiento del plazo fijo tradicional estaría convergiendo con el UVA", explica al respecto el economista Pablo Ferrari. Y resalta que, con la inflación mensual actual, la tasa vigente no sería positiva en términos reales pero tampoco negativa.

En tanto que, si se toma como parámetro el 107% de la TEA, en comparación con el 100% anual que prevé el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) se trata de un rendimiento que sí le gana a la inflación. Y, más todavía respecto del 95% que pauta el Presupuesto 2023 que se debate en el Congreso.

Así, si bien es cierto que en el mes a mes no le gana al índice de precios en este momento, en la ganancia acumulada anual sí supera a la inflación esperada para todo 2022.

Y en este punto Ferrari indica que, si se repitiera en los próximos meses este nivel de inflación mensual en torno al 6%, algo que no es seguro, la inflación anual rondaría el 98%, inferior a la TEA de plazos fijos tradicionales.

En consecuencia, tal como estima el director de CyT Asesores Económicos, Camilo Tiscornia, el BCRA podría no avanzar con un ajuste al alza de tasas este mes y "alegar que lo hace porque la inflación fue un poco más baja de la esperada e inferior a la de agosto (incluso la núcleo)".

Plazo fijo: los riesgos de no elevar el rendimiento

Sin embargo, para Salvador Di Stefano, asesor económico muy reconocido en la City,  esto sería un gran error porque advierte que el Gobierno se arriesga así a una disparada del dólar. "De hecho, en los últimos días, hubo una fuerte suba de los dólares financieros", advierte.

Por otro lado, Zeolla recuerda que se viene un alza de los precios regulados, lo que presionaría aún más sobre el índice de inflación.  Eso haría, según la visión de Tiscornia, "que la indexación de la economía de octubre esté por arriba de 6%".

Ante este panorama, es muy probable que el BCRA no avance en una suba de tasas del plazo fijo este mes y espere al dato inflacionario de octubre para dar ese paso o que opte por un alza moderada ahora. De hecho, según el economista Federico Glustein, hay una versión en la City de que el BCRA "puede elevar la tasa en alrededor de 150 puntos" a 76,5%.

Todos estos análisis se confirmarán la semana que viene, seguramente. Lo cierto es que la posibilidad de que el BCRA no ajuste el rendimiento del plazo fijo este mes es concreta y el dato de inflación mensual del 6,2% pareciera ser un dato más que fortalece esta hipótesis.

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar