La política mira de cerca la elección de jueces y abogados para el Consejo de la Magistratura

POLÍTICA 17 de octubre de 2022 Por Martín Angulo*
FFTKSTOWI5GB7GH2T342DBV2LI

Pasan por debajo del radar de la atención pública pero la política las mira muy de cerca. Se trata de las elecciones para elegir a los jueces y abogados que integrarán desde mediados del mes que viene el Consejo de la Magistratura de la Nación, el órgano encargado de la selección y la acusación de los magistrados nacionales y federales y de la administración del Poder Judicial. Son dos elecciones en las que la política tiene sus candidatos y que pueden definir las mayorías y las minorías en el Consejo ante el 2023, año de elecciones presidenciales.

Los comicios serán mañana martes en todo el país. Se presentan tres listas por los abogados y tres por los jueces. Por los primeros la política juega abiertamente: el Frente de Todos vs. Juntos por el Cambio en listas que directamente apadrinan. En el caso de los jueces no es explicito, pero por detrás la política está presente.

Estas elecciones serán las primeras desde el cambio de fisonomía del Consejo. En abril pasado cambió de 13 a 20 integrantes después de un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que declaró la inconstitucionalidad de su composición anterior. El principal cambio fue la llegada del presidente del máximo tribunal, Horacio Rosatti, a la cabeza del Consejo y que algunos de los estamentos del Consejo pasaron a tener más representantes, entre ellos los jueces y abogados.

Fue un barajar y dar de nuevo en el juego de las mayorías y minorías pero ni oficialismo ni oposición sacó ventaja para quedarse con los votos necesarios para tener una aprobación automática de los temas centrales.

A mediados de noviembre vencen los actuales mandatos y la renovación ya comenzó. Quienes seguirán son Rosatti y Gerónimo Ustarroz, representante del Poder Ejecutivo en el Consejo. Y ya fueron elegidos los dos representantes del sector académico: Hugo Galderisi, secretario académico de la Universidad de Lomas de Zamora, y Guillermo Tamarit, rector de la Universidad Nacional del Noroeste, en la provincia de Buenos Aires.

Ahora llega el turno de las elecciones de los abogados y jueces por un mandato de cuatro años hasta el 2026. Por los primeros están habilitados para votar cerca de 160 mil. Se hará en todo el país de 9 a 18 horas y el padrón se puede consultar en la pagina web de la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA). El mismo horario de votación tendrán los jueces nacionales y federales de todo el país. Los habilitados para hacerlo.

Abogados: el cara a cara del Frente de Todos y Juntos por el Cambio

La elección de los abogados es en la que la política juega de manera más explícita. Por un lado, la lista de Juntos por el Cambio y por el otro la del Frente de Todos. Hay una tercera lista que tiene el aval y el armado de Diego Molea, consejero de los académicos que deja el cargo a fin de año.

La lista de la oposición -”Lista 3. “Abogacía por la Independencia judicial”- es el armado conjunto de la UCR y el PRO. Para eso no estuvo extensa de una dura interna en el radicalismo. La UCR nacional, con Gerardo Morales, Mario Negri y Ernesto Sanz a la cabeza, impulsaban como primero en la lista a Miguel Piedecasas. La UCR capital y el sector de Daniel Angelici pujaban por la candidatura de Carlos Matterson, actual vicepresidente del Consejo.

La disputa llegó a un nivel que la fractura era posible. Pero hubo acuerdo. La lista la encabeza Piedecasas con un acuerdo. Estará los primeros dos años del mandato y los dos siguientes quien va como su suplente, Alberto Maques, hombre de Angelici y actual presidente del Consejo de la ciudad. El segundo lugar es para Jimena de la Torre, por el lado del PRO e impulsaba directamente por el ex presidente Mauricio Macri. De la Torre -que fue funcionaria durante el gobierno de Macri- ganó las elecciones este año para completar el Consejo cuando pasó de 13 a 20 integrantes.

El oficialismo -Lista 2. “Compromiso con la Constitución”- lleva como primer candidato a Héctor Recalde, abogado laboralista de la CGT, ex diputado nacional y ex integrante del Consejo. Recalde cuenta con el apoyo directo de la agrupación “La Cámpora”, donde uno de los hombres fuertes es su hijo Mariano Recalde, senador nacional y miembro actual del Consejo. Como segunda de Recalde va Adriana Coliqueo, presidenta del Colegio de Abogados de Avellaneda.

La lista oficial tiene el aval de “Gente de Derecho”, la agrupación de abogados de Jorge Rizzo que estuvo al frente del Colegio de Abogados de la Capital Federal durante 16 años hasta que este año perdió las elecciones. Horacio Erbes, de Gente de Derecho, va tercero en la lista

La tercera lista –”Lista 1. “Nueva Abogacía Federal”- es la de Molea. Va como primera candidata María Fernanda Vázquez, actual integrante, y como segundo a Ignacio Segura, presidente del Colegio de Abogados de Córdoba, uno de los más importantes del país. En la oposición consideran que es una segunda lista del oficialismo, lo que desde el espacio niegan y señalan que buscan representar a los abogados litigantes de todos los días.

Los abogados que ingresan al Consejo son cuatro y se define por el sistema D’Hondt de proporcionalidad de votos y con paridad de género, por lo que deben ingresar dos hombres y dos mujeres. En la lista de Piedecasas tienen un objetivo: lograr llegar tres consejeros. Saben que es difícil pero se ilusionan por traccionar de manera fuerte los votos de la Capital Federal.

El tercer candidato de ese espacio de Juan Pablo Zanetta, actual integrante del Consejo de la Ciudad de Buenos Aires, de origen radical y que participó del armado del triunfo este año de Ricardo Gil Lavedra al frente del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal.

Jueces: una elección con la antesala de una dura interna

Los jueces también compiten con tres listas. Por un lado, la Lista Bordo que lleva al juez de la Cámara Federal de Casación Penal Diego Barroetaveña como primer candidato; la Celeste con el integrante de la Cámara Federal de San Martín Alberto Lugones, actual integrante del Consejo; y Compromiso Judicial con Eduardo Machín, magistrado de la Cámara Comercial.

La elección tuvo en la previa una dura interna. Compromiso Judicial impugnó la candidatura de Lugones porque entendía que iba por la reelección, lo que la ley prohíbe. La semana pasada la Cámara Electoral ratificó la postulación del juez.

Para este comicio la intervención de la política no es directa. Ningún partido apoya explícitamente a las listas. Pero hay alineamientos. La Bordó es la agrupación más critica del oficialismo y Barroetaveña tiene extracción de la UCR. Lo mismo que Lugones pero como integrante del Consejo se alinea en el bloque del oficialismo. La Celeste es más cercana a las postura judiciales del gobierno. Por su parte, Machín, antes de ser juez de la Cámara Comercial lo fue en la justicia de San Martin, donde presidió la Asociación de Magistrados de ese distrito y generó una buena relación con el peronismo local.

Así como Lugones integra hoy el bloque oficialista en el Consejo, los representantes actuales de la Bordó y Compromiso Judicial lo hacen con la oposición.

A los tres candidatos los acompañan en segundo lugar mujeres. Por la Bordó se postula la jueza civil Agustina Díaz Cordero, quien ganó las elecciones en abril pasado para completar el Consejo; por la Celeste la también magistrada civil Pilar Rebaudi Basavilbaso; y por Compromiso Judicial Alejandra Provítola, jueza nacional en lo criminal y correccional.

Cada lista tiene su objetivo. La Bordó repetir el triunfo como viene haciendo hace 20 años tanto en las elecciones del Consejo como en las de la Asociación de Magistrados. La Celeste romper esa racha y dar el salto luego que en los últimos comicios achicó el porcentaje de votos. Y Compromiso mantener el representante que tiene en el Consejo desde que nació como agrupación en 2014 tras separarse de la Celeste.

Los jueces que ingresan al Consejo también son cuatro, se define con el sistema D’Hondt y hay paridad de género y representación por instancia judicial. En las tres listas creen -y así lo marcan las últimas elecciones- que cada uno tendrá un representante. Pero por como se debe dar una proporcionalidad de género con dos mujeres es posible que la lista que salga tercera no lleve al Consejo al primer candidato, sino a la segunda. Si se repiten las últimas elecciones, Compromiso pondría en el organismo a Provítola.

* Para www.infobae.com

Te puede interesar