Hidrovía: Perotti trata de salir del offside en el que se había metido

POLÍTICA 22 de octubre de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
p20-perotti_optjpeg

El gobernador Omar Perotti se enfocó de manera particular en el proceso licitatorio de la hidrovía Paraná-Paraguay. Después de quedar en algunas instancias en offside por no lograr conquistas de manera proporcional al peso de Santa Fe en la hidrovía, en la última semana pudo apretar el puño como forma de celebración. El Ente de Control y Gestión de la vía troncal, compuesto por el Ejecutivo y las provincias costeras, avanzó con la definición provisoria del pliego de la licitación del dragado y balizamiento con un esquema a medida del que pretende el santafesino y un par de gobernadores, pero que lleva la resistencia de la provincia de Buenos Aires.

Hubo una suerte de primereada de Perotti para que no se trabe su objetivo. Finalmente logró que la propuesta para crear la comisión redactora y el esqueleto del pliego tome de base al original de 1995 que se mantuvo durante 25 años, algo de lo que rezongan en Buenos Aires, donde prefieren al Estado pisando fuerte. Por eso, según reconstruyó este medio, la representante del gobernador Axel Kicillof en el ente, la subsecretaria de Industria, Pymes y Cooperativas, Mariela Bembi, no levantó la mano cuando se votó. Una curiosidad: la presidencia del consejo directivo estableció, quizás por problemas de la virtualidad, aprobación por unanimidad. Se verá cómo se registra.

“Buenos Aires sostiene que se va a replicar el pliego del año 1993/95 que se mantuvo 25 años y no es así. Lo cierto es que no quieren darle la concesión a un privado y que cobre el peaje”, opinó una fuente con detallado conocimiento en la cocina del pliego. En rigor, la provincia gobernada por Kicillof no quiere otra hidrovia administrada exclusivamente por privados que de soberanía nacional, dicen, bien, gracias.

La hoja de ruta de Santa Fe, que bancan Entre Ríos y también Chaco, plantea tomar como referencia al “pliego de licitación original (1993/95)” y la “renovación de la concesión del año 2010” realizada por el gobierno de Cristina Fernández. Se suman estudios de universidades y uno encargado por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). Por lo bajo recuerdan lo costoso que fue como para que no se lo tenga en cuenta y se les prohiba el protagonismo que tuvieron durante más de dos décadas. Se podría agregar que sus intereses están volcados explícitamente allí.  

En rigor, el pliego que se empezará a trabajar tiene la base del sistema que estuvo vigente hasta mayo de 2021 bajo la figura de concesión de obra pública por peaje, tal como lo dispone el decreto 556/21 con la salvedad que le otorga al ente de control y gestión la capacidad de percibir el peaje a los buques por cuenta y orden del concesionario que hace las tareas de dragado y balizamiento. Se busca que sea la misma traza original más algunas modificaciones y los accesos a los puertos provinciales; no todos, la actual tarifa no alcanza cubrir la totalidad de las demandas. La ciudad de Santa Fe tiene todos los números de ser uno de los privilegiados.    

Otro punto clave que gana Santa Fe y el sector agroexportador es profundizar en el Paraná inferior en la zona de Timbúes, en el Gran Rosario, donde se fue poblando de cerealeras de gran peso como AGD, ACA, COFCO, y Renova, donde tenía participación Vicentin. Sin embargo, no empardaría el ideal que algunos privados pretenden para sacar a los barcos abarrotados de granos o subproductos. "La nueva concesión debería apuntar a navegar con 40 pies", explicó un experto en la vía navegable troncal y dirigente privado del sector portuario, lejos de los 34 proyectados.   

Perotti "está muy ocupado" en el tema y cada vez que está en Buenos Aires se acomoda alguna reunión. Seguramente con funcionarios del ministerio de Transporte, área massista con la que congenia bastante en el ente el interés santafesino. La pregunta que nadie puede responder es si en 2023 y, por ende, con este Gobierno se llegará a la adjudicación, más aún si se despiertan algunas trabas políticas e internas. “Avancemos de una vez en el mandato del decreto 556”, rezan en las provincias aliadas. Un empujoncito y que salga, parecen decir. 

Fuente: Letra P, sobre una nota de Facundo BORREGO

Te puede interesar