Efecto Precios Justos: cómo afecta al consumo y quiénes son los ganadores del programa

ECONOMÍA Por Claudio Zlotnik*
542868

El fenómeno era previsible y, en verdad, sucede cada vez que el Estado ajusta los controles sobre los precios de los alimentos. Por lógica, los precios más bajos (regulados) se encuentran en las góndolas de los supermercados pero no aparecen en los comercios más chicos, que quedan fuera de los acuerdos.

Es lo que sucedió en su  momento con "Precios Cuidados" y lo que pasa ahora con "Precios Justos", el programa con el sello de Sergio Massa, y que contempla un congelamiento hasta el fin del verano para una canasta de unos 2.000 productos de consumo masivo (alimentos, bebidas, artículos de higiene y limpieza).

Lo más relevante, sin embargo, no es la estabilidad de esos precios de una pequeña canasta de productos sino por el compromiso asumido por los principales fabricantes de ponerles un tope del 4% mensual en los aumentos en esos mismos rubros. Ya no se trata de 2.000 productos sino de casi 50.000 que se venden en los supermercados.

Ahí está, entonces, la clave para evaluar el comportamiento de los consumidores a la hora de elegir dónde hacer las compras.  

Precios en supermercados y. autoservicios: una pelea por el consumo

El último informe de la consultora Scentia, especializada en consumo masivo, da cuenta de las preferencias de los consumidores bajo la lógica de "Precios Justos" y el acuerdo entre fabricantes, supermercados y el Gobierno.

En ese reporte, correspondiente a noviembre, se destaca que mientras las ventas de los autoservicios y almacenes de barrio cayeron 3,1% (en volumen) contra noviembre del año pasado, en las grandes cadenas hubo un incremento del 5,1%. Una grieta cada vez más profunda. 

Lo más destacable es que el rubro más afectado fue el de los "Alimentos": mientras las ventas en las cadenas fue de 9,5% en noviembre versus noviembre del año pasado, en los pequeños comercios hubo una caída del 5,5%.

En el rubro "Desayuno y Merienda" -incluye, entre otros, lácteos, azúcar, café y panificados- sucede algo similar. En los grandes supermercados hubo un aumento del 0,7% respecto de noviembre de 2021, mientras que en los autoservicios y almacenes se detectó una baja en las ventas del 3,5%. Siempre comparando en términos de volumen. 

En los productos de "Higiene" sucede el mismo fenómeno. En relación a un año atrás, los supermercados vendieron un 1% más; pero en los pequeños comercios ocurrió lo contrario. La disminución en las ventas fue del 10,5%.

Consumo: cómo cierra el año

Según el informe de Scentia, las ventas integradas entre grandes y pequeños comercios marcaron un crecimiento del 0,7% durante el mes pasado (versus noviembre 2021).

Con ese registro, el acumulado de los primeros 11 meses del año dio un leve crecimiento -del 2,2%- contra el mismo periodo del año pasado. "Ss muy probable que, luego de 6 años de retracción, el año 2022 termine positivo, reseñó Osvaldo del Río, responsable de Scentia.

Ahora bien, cuando se hace la discriminación entre comercios grandes y los más chicos, se llega a la misma conclusión: ganan las grandes superficies. Aunque la grieta, en el acumulado anual, fue más pequeña.

Mientras en los grandes supermercados, las ventas entre enero y noviembre crecieron 3,2%, en los comercios chicos de barrio se detectó una caída del 0,9%.

La dinámica del consumo se pareció al proceso inflacionario. A la hora de hablar de las ventas de alimentos, uno de los rubros menos flexibles a cambios, también hay que vincularlo con la holgura de los bolsillos. Y lo que marcan las cifras oficiales da cuenta de una contracción en el poder adquisitivo a medida de la aceleración de los precios.

Sueldos: cómo quedaron ante la inflación

Según los registros del Ministerio de Trabajo, el RIPTE (salarios formales) dio una suba del 5,5% en octubre, mientras que la inflación de ese mes trepó al 6,3%.

En los primeros diez meses de este 2022, los salarios de los empleados formales acumularon un aumento del 70% contra una inflación del 76,6%. 

Si se compara  con un año atrás, las remuneraciones subieron el 78,8% mientras que la inflación fue del 88,0%. Da cuenta de una pérdida del 4,9% en los ingresos de los trabajadores formales.

El quebranto en los bolsillos de los trabajadores informales (en "negro") resultó muy superior.

Un informe de la consultora Synopsis -dirigida por el politólogo Lucas Romero- da cuenta de que "la mayoría de los grandes sindicatos" terminará este año con acuerdos paritarios por debajo de la inflación.

De acuerdo al relevamiento de Synopsis, hay tres grandes sindicatos que acordaron aumentos salariales positivos frente a la inflación -tomando los primeros diez meses del año- fueron los empleados de Comercio, dirigidos por Armando Cavalieri, y los gastronómicos de Luis Barrionuevo. También se anotaron los transportistas de la UTA.

En el primer caso, la "ganancia" frente a la inflación entre enero y octubre -del 76,6%- fue de 0,9 puntos. En el caso de los gastronómicos, la "ganancia" fue de 14,4%.

Es decir que, sobre 13 grandes gremios, sólo estos dos pudieron ganarle a la inflación de los primeros diez meses.

El escenario no mejorará si se prevé lo que pueda suceder en las próximas semanas. A lo sumo, puede haber tres grandes sindicatos que le ganen a la inflación. El resto van a perder.

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar