Duras críticas de la oposición y silencio en el oficialismo ante la intrusión de Grabois en la finca de Joe Lewis

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
3TGNBC4QPFDJTBSLHCA4LYWKUU

El dirigente social Juan Grabois irrumpió en las últimas horas en la estancia que el empresario Joe Lewis tiene frente a las costas de Lago Escondido, a pocos kilómetros de El Bolsón, en la provincia de Río Negro. Comandando un grupo de decenas de personas, entre las que se encontraba el diputado nacional Federico Fagioli, Grabois montó un campamento en señal de protesta para se garantice el acceso al espejo de agua, con la consigna “Las Malvinas son argentinas, Lago Escondido también”.

La intrusión del dirigente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y el frente Patria Grande generó la inmediata reacción y repudio de distintos sectores de la oposición a nivel nacional.

Algunos de los dirigentes apuntaron contra la instrusión ilegal, otros hicieron hincapié en el maltrato de Grabois a los trabajadores de la finca, según se desprende de un video en el que incluso les habla del color de su piel.

“El de Grabois es un discurso completamente fascista y terminó quedando en ridículo. Sus afirmaciones a los trabajadores del lugar diciendo que están laburando para un gringo que los desprecia y ahora ellos nos están despreciando, son una estupidez. Grabois se fue de pic-nic, salió mal y quedó en ridículo”, aseguró la presidenta del PRO, Patricia Bullrich.

En sintonía, se expresó el ex ministro de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto. “Grabois transita del ridículo al racismo, pasando por el delito disfrazado de acción política. Todo en uno”, escribió en Twitter en referencia al intento del dirigente social de tratar de convencer a los empleados que trabajan en el lugar que Lewis los odia por el sólo hecho de ser extranjero.

Por su parte, el diputado nacional del PRO, Fernando Iglesias, comparó a Grabois con el guerrillero Ernesto Guevara y aseguró que su insurgente accionar “con los laburantes de Lago Escondido es la repetición farsesca de lo del Che con los campesinos bolivianos”.

El legislador nacional de Avanza Libertad, José Luis Espert, reiteró su posición sobre este tipo de protestas y usurpaciones ilegales de tierras: “Cárcel o bala para estos delincuentes”, publicó en sus redes sociales.

Por ahora no hubo expresiones de rechazo ni de apoyo de dirigentes alineados con el gobierno nacional.

Cuando los activistas liderados por Grabois llegaron a los alrededores de la finca, hubo escenas de tensión con los empleados de la estancia, que formaron un cordón de seguridad para intentar impedir el ingreso de los militantes. Grabois se cruzó con varios de ellos. En un video se lo ve atacando a una trabajadora que lo estaba filmando. Si bien hay imágenes en donde se pueden ver a policías, los efectivos nunca intervinieron para evitar el ingreso ilegal a la propiedad. Los administradores del lugar denunciaron además que hubo candados que fueron violentados.

En este sentido, el abogado y ex Consejero de la Magistratura de la Nación, Alejandro Fargosi, pidió el inmediato accionar de la Justicia. “En la Argentina a veces pareciera que no hay fiscales ni jueces. Pero los hay y muy buenos. Actúen YA”, escribió en su cuenta de Twitter. Fargosi se sumó recientemente a Juntos por el Cambio y expresó su alineamiento con Bullrich.

En las últimas horas, el grupo había anunciado que se quedaría en el lugar por tiempo indeterminado. Buscan que el gobierno nacional y el de Río Negro abran una vía de negociación para que el dueño de la estancia se comprometa a cumplir “con la sentencia judicial que obliga a abrir el camino hacia el lago”.

Existe un litigio legal en torno al acceso al Lago Escondido. El último fallo de la justicia de Río Negro obliga al gobierno provincial a abrir el camino de Tacuifi de 19,5km, que según el Frente Patria Grande, está “cerrado por Lewis con cámaras de vigilancia y el sendero de montaña”. El plazo se cumplió el 16 de diciembre pasado.

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar