google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0






 

Condenaron al hombre que mató a su ex, le cortó el pulgar y les mandó mensajes a sus amigas para despistar

POLICIALES 11/09/2023 Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias
PSWYDKT2SNHDTPWGV3CHNEVWCQ

Un jurado popular declaró en las últimas horas culpable a un hombre por el femicidio de Patricia Rendón, asesinada en junio de 2022 en la localidad rionegrina de Catriel, y será condenado a la única pena prevista para este delito: prisión perpetua. 
La decisión por unanimidad recayó sobre Luis Cronenbold por el delito de “homicidio agravado por la relación de pareja y por haber sido cometido por un hombre a una mujer en contexto de violencia de género”.

El cuerpo de la víctima fue encontrado el 28 de junio de 2022 en una zona conocida como El Medanito. Estaba enterrado y la mujer tenía la cabeza envuelta en papel film con signos de haber sido golpeada.

Poco después su expareja y padre de su hija de 8 años, Cronenbold, confesó el crimen cuando fue interceptado en la ruta por la Policía conduciendo el auto de ella. Con el avance de la causa, un detalle macabro confirmó su responsabilidad en el hecho.

Según el fiscal Gustavo Herrera, quedó comprobado que cuando descartó el cuerpo de Rendón le cortó el pulgar derecho para destrabar su celular y empezó a enviarle mensajes de texto a las amigas de su ex para que no advirtieran su desaparición.

El femicidio
Durante el debate, el fiscal explicó que Rendón y el imputado “tenían una pareja, llegaron de Bolivia para radicarse en la zona y tuvieron una hija”; sin embargo, “las circunstancias de la vida los separó, luego Patricia creció y avanzó con su vida, y Cronenbold se quedó y decidió caminar por el alcohol y las drogas, lo que generó una tensión con una niña en el medio de la pareja”.

Para Herrera, esa relación se terminó de romper el 28 de junio, cuando luego de dejar a su hija en la escuela, ambos se dirigieron a la casa de Cronenbold, en la que éste “tomó un hierro, le pegó un golpe que la aturdió y le reventó literalmente la cabeza, partió su cráneo”.

“Fue tanta la hemorragia que, en un segundo acto, él le envolvió la cabeza con un papel film y ocultó su cuerpo en el baúl del auto”, agregó Herrera, quien apuntó que Cronenbold intentó disimular lo ocurrido ante dos empleados que tenía la pareja y “fue a buscar a su hija a la escuela para dejarla en la casa de una amiga”.

Después, fue hasta la zona de Medanito Este, camino a General Roca, allí cavó una fosa y enterró el cuerpo de Patricia, por lo que “solo él sabía dónde estaban los restos de la mujer”.

De acuerdo a la fiscalía, las amigas de Rendón notaron la ausencia de ella durante la mañana del 29 de junio y pasado el mediodía denunciaron ante la policía que “él (por Cronenbold) le había hecho algo”. Ante esta situación, el sargento Gustavo Pichiman interceptó a Cronenbold en la entrada del pueblo, donde el hombre intentó escapar y terminó detenido.

Y, al inspeccionar el auto del sospechoso, los peritos encontraron sangre de la mujer asesinada. “Una vez detenido mintió, dijo que dos narcos colombianos a los que Patricia les debía plata fueron quienes la mataron y que lo obligaron a él a enterrar el cuerpo”, detalló el fiscal. No obstante, acorralado por la evidencia, más tarde confesó el femicidio.

Con informacion de Todo Noticias.

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto
google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0