Franco Rolón: ¿fue legítima defensa?

SANTA FE Por Agencia de Noticias del Interior
Luego de que la Justicia ordenó liberar Franco Rolón por la muerte de dos ladrones en Sauce Viejo, la incógnita está en saber cómo se acreditará que el muchacho se defendió de un asalto
multimedia.grande.83b9052b302342df.4c65206f746f726761726f6e206c61206c6962657274616420616c20706f6c695

El caso del remisero y policía Franco Rolón, el cual está imputado por el doble homicidio de dos ladrones que lo quisieron asaltarlo en Sauce Viejo, tendrá como eje central, de ahora en más, poder comprobar que se defendió de un robo y por ello atacó con su arma reglamentaria a Jorge Armando Wan Vélez (22) y Diego Merlo (18), las víctimas fatales del suceso.
 
El sábado el juez penal Pablo Busaniche, ordenó su libertad tras homologar un acuerdo que alcanzaron los defensores Romeo y Ramiro Díaz Duarte y el fiscal de la Unidad Especial de Homicidios, Andrés Marchi. La resolución del magistrado fue luego de una audiencia que se llevó a cabo en tribunales y en la cual el fiscal le amplió la imputación a Rolón y le atribuyó el “exceso en la legitima defensa”.

 Tal acusación ahora deberá ser comprobada con una reconstrucción de los hechos que permitan esclarecer si los disparos que ejecutó Rolón se llevaron a cabo cuando corría peligro su propia vida. En este sentido, el propio imputado declaró el jueves pasado que cuando los ladrones, que iban en el remis, lo quisieron asaltar le colocaron un cuchillo en la zona del cuello -a la altura de la garganta- y otro en la zona lumbar de la espalda. “Estás robado, quédate quieto, te vamos a abrir como a un sapo”, dijeron ambos delincuentes según explicó el remisero. “Matalo, matalo, está enfierrado”, supieron decir cuando se dieron cuenta que Rolón portaba un arma de fuego.

 
Según entienden desde el estudio jurídico que lo defienden, tal situación podría ser aclarada mediante una reconstrucción, tipo 3D, que permite poder deducir de manera fundamentada y categórica, las responsabilidades de cada persona involucrada en una escena del crimen.

 Tal reconstrucción podría -o no- acreditar la legitima defensa que Rolón sostiene que llevó a cabo durante la noche del martes pasado, entre las 22 y 22.30, en la esquina de calle 8 y su intersección con 21, del barrio Villa Adelina. “Yo nunca disparé después de que la agresión había finalizado”, dijo el remisero policía el sábado cuando el fiscal Marchi le amplió la imputación.

 En este sentido, la causa tendrá finalmente que analizar el peritaje balístico realizado por el equipo del Gabinete Criminalistico de la Agencia de Investigación Criminal como así también el informe final de autopsia que llevó a cabo el Cuerpo Médico Forense de la Morgue Judicial de Santa Fe.

 
El sábado, una multitud se concentró fuera de tribunales y pidió la libertad para Rolón.
Maiquel Torcatt / Aire Digital
Cuando estén los informes finales, los cuales suelen demorar un tiempo prolongado, la Fiscalía podría zanjar definitivamente qué pasó: si los disparos fueron dentro del automóvil, los cuales crucial en el caso o si hubo un ataque fuera del vehículo.

 Para ello, es central en la investigación el informe balístico que llevaron a cabo los peritos de la AIC y que estableció cuantas vainas servidas se levantaron de la escena del crimen. ¿Estaban dentro? ¿Estaban fuera del coche?, es una de la preguntas que surgen en torno al caso.

 A esto hay que sumarle el resultado final de autopsia que llevaron a cabo los forenses ya que a partir del mismo podrá definirse la trayectoria de los disparos: es decir, si las heridas letales que fueron causadas a una distancia corta o larga.

Fuente: Aire de Santa Fe. Nota a cargo de Ignacio MENDOZA

Te puede interesar