Inflación y disparidad de precios: hay diferencias de hasta 232% por el mismo alimento en distintos comercios

ECONOMÍA 09 de junio de 2021 Por Daniel Blanco Gómez*
Z5U6UG7CNVAYPICAAAKM6NHMI4

En un escenario de alta inflación, que desaceleró levemente en abril en relación con el pico de 4,8% en marzo, las frutas, verduras y hortalizas registran diferencias de precios de hasta 232% en diferentes puntos de ventas, según un informe de Focus Market.

La consultora llevó a cabo un relevamiento de precios de 11 productos del mismo peso o cantidad vendidos en diferentes formatos comerciales, tales como supermercados mayoristas, supermercados chinos, tiendas de descuento, tiendas exprés, hipermercados, verdulerías y carnicerías.

En la compra de productos de almacén se registraron diferencias de precios de hasta 41% entre un punto de venta y otro sobre un mismo producto, marca y tamaño de presentación.

En tanto, en la compra de frutas, verduras y hortalizas, las diferencias fueron mayores con una disparidad de precios de hasta 232% entre compra en diferentes puntos de venta.

Mientras que en la compra de carnes se registró una brecha de precios de hasta 31% entre los distintos puntos de venta.

Entre los productos relevados figuran la yerba (500 gramos), harina 000 (1 kilo), aceite de girasol (900 centímetros cúbicos), tomates redondos (1 kilo), lechuga mantecosa (1 kilo), naranja (1 kilo), huevos (media docena), papas negras (1 kilo) y cortes de carne por 1 kilo cada uno, entre los que destacan la nalga (corte para milanesa), cuadril (churrascos) y bondiola de cerdo.

Con respecto a la yerba, se registró el precio más bajo en el formato mayorista, a $184,69, mientras que el precio más alto lo relevaron en el hipermercado, a $228,99, lo que arrojó una diferencia del 24 por ciento.

La harina registró un precio más bajo en la tienda de descuento, con un valor de $48,99 y uno más alto en el hipermercado, a $69,35, con una diferencia entre ambos del 41 por ciento.

En tanto, el precio más económico de aceite lo registraron en el supermercado chino, a $180, al tiempo que el precio más alto figuró en el hipermercado, a $232,79, una diferencia del 29 por ciento.

En el caso de las frutas y verduras, el informe arrojó que el Mercado Central de Buenos Aires es el lugar más económico, con las diferencias de precios ampliamente significativas, sobre todo en comparación con el precio más alto encontrado en cada caso. A modo de ejemplo, el tomate en el Mercado Central registró un precio de $60, mientras que en la tienda de descuento figuró a $199; una diferencia de 232 por ciento.

Asimismo, la lechuga arrojó un valor en el Mercado Central de $90 y en el hipermercado, de $249 (una diferencia de 177%). La naranja registró un valor de $60 en el Mercado Central y otro de $159 en la tienda exprés (diferencia 165%).

Por último, los tres cortes de carne relevados registraron valores más económicos en las carnicerías.

La nalga registró un valor de $720 el kilo, mientras que en el hipermercado su precio es de $939,99 (diferencia del 30%). El cuadril arrojó un precio en la carnicería de $720 y en la tienda de descuento $899 (diferencia del 25%). Mientras que la bondiola de cerdo anotó un valor de $510 en la carnicería $510 y $670 en el supermercado chino (diferencia del 31%).

Según el informe, para optimizar sus compras los argentinos destinan en promedio 1,6 horas diarias para visitar diferentes puntos de ventas y lograr su misión de compra. Sin embargo, para lograr el proceso de compra más eficiente, necesitarían destinar 2,5 horas diarias en promedio.

“La pérdida de poder adquisitivo del ingreso de los argentinos está llevando intentar realizar sus compras incrementando el tiempo dedicado a las mismas para generar ahorros que le permitan cumplimentar la misma canasta de bienes sin generar aún más cambio en las cantidades y calidades de los bienes que adquieren. En mayo la inflación de alimentos es del 4,3% y cada vez es un desafío mayor mantener el mismo nivel de compras en volumen por parte de los argentinos” expresó Damián Di Pace, director de Focus Market.

“Para el caso de las frutas, verduras y hortalizas vemos un incremento del consumo interanual por parte de los argentinos. Sin embargo, el promedio de las tres categorías han tenido aumentos promedios del 67% interanual. La misión de compra en las verdulerías termina siendo la más eficiente respecto de la cercanía al hogar ya que no todos pueden llegar al Mercado Central para comprar”, remarcó.

Y agregó: “En muchos casos, tanto en CABA como en Gran Buenos Aires, se aprovecha el programa del Mercado Central en los barrios a través de las ferias itinerantes obteniendo mucha diferencia en el precio”.

Con respecto al consumo de carnes, manifestó que la carnicería de barrio sigue siendo el lugar más eficiente para generar niveles de ahorro.

“En los supermercados los precios de los cortes son más elevados pero en muchos de ellos se puede acceder a los 11 cortes económicos del programa de gobierno en coordinación con los frigoríficos y puntos de venta. Para lograr intentar estirar su ingreso en las compras”, concluyó Di Pace.

* Para www.infobae.com

Te puede interesar