Dólar, en modo PASO: el mercado prevé más atesoramiento y una creciente tensión cambiaria

ECONOMÍA 29 de agosto de 2021 Por Belén Escobar*
522702

Con la economía en el centro de la campaña, las miradas se posicionan en el mes de las PASO especialmente sobre los movimientos de las diferentes cotizaciones del dólar, en un contexto de creciente demanda que pondrá más presión sobre el tipo de cambio en las próximas semanas.

Hasta el momento, no hay señales de que la situación se pueda revertir, según advierten en el mercado. Mientras tanto, el Gobierno intenta poner paños fríos a las expectativas y remarca que no espera un "shock" con el dólar después de las elecciones.

"El Banco Central tiene reservas para bancar cualquier movimiento especulativo", aseguró el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien además analizó que lo ocurrido en la plaza cambiaria con las PASO 2019 "fue algo atípico" porque se llevó a cabo una "manipulación de encuestas".

Los datos muestran que la demanda no cesa. Un informe de la autoridad monetaria arrojó un sostenido crecimiento en la operatoria de dólares en el segmento oficial, dado que en julio la venta saltó un 65%, en un escenario en el que 690 mil personas adquirieron billetes, es decir unas 247 mil más que en junio. 

El Banco Central dio a conocer así que las compras netas llegaron a u$s125 millones para atesoramiento, lo que significó la tercera suba consecutiva, en un mes en el que el blue se disparó más de $12. Se trató de una compra récord desde el mes de enero.

A su vez, durante agosto, en busca de contener las tensiones cambiarias, la autoridad monetaria puso en marcha más medidas para limitar el contado con liquidación y el dólar MEP. Ello generó ruido e incertidumbre en el mercado, al tiempo que provocó un cimbronazo en el paralelo, que luego encontró cierto punto de equilibrio.

Los factores que impulsan la presión

El analista financiero Christian Buteler consideró que "el período electoral siempre trae un poco más de presión sobre el tipo de cambio", aunque también advirtió sobre "un tema importante con la emisión de dinero".

"El poder de fuego del Banco Central es el cepo. Si realmente tuviese poder de fuego, no tendríamos el cepo que tenemos, que es más fuerte que en 2015", alertó.

En diálogo con iProfesional, indicó: "Deberíamos esperar una suba de algunos pesos sobre los dólares alternativos". "El blue es el que menos se puede intervenir", puntualizó y, por ese motivo, espera que siga en alza.

"Los dólares alternativos tienen sendero alcista de acá a fin de año por la cantidad de dinero del mercado y la cantidad que se va a necesitar seguir emitiendo por un déficit fiscal importante, que en el segundo semestre suele ser más pesado que en el primero", estimó.

Buteler resaltó que "no es el camino" implementar trabas para operar y anticipó una mayor suba en la cotización del dólar ilegal que en el dólar MEP o el contado con liquidación: "Quizás se escapará un poco más el blue con esta cantidad de pesos y una inflación de 3, 4 por ciento mensual".

Para el especialista, se deben implementar "condiciones monetarias correctas que no hagan que la gente tenga que buscar el dólar, con una tasa real positiva y dejar de emitir tantos pesos".

Si bien puntualizó que por ser "elecciones de medio término, no debería haber una presión tan grande", manifestó: "Teniendo en cuenta el stock de pesos que hay más lo que se emitirá, todos los dólares alternativos tendrán sendero alcista".

Por su parte, el presidente de First Capital Group, Miguel Arrigoni, aseguró que "el Banco Central tiene muy pocas reservas y se han restringido muchos los mercados", aunque puntualizó que "el problema es la confianza". "No es la brecha ni las reservas", argumentó.

"Cada vez que el Gobierno tocó el mercado cambiario fue para peor. Cada vez que sacaron una medida, se interpretó como un gesto de restricción adicional, que de hecho lo fue", afirmó.

En declaraciones a este medio, Arrigoni dijo que "es incierto cómo el mercado puede leer las elecciones", aunque remarcó: "El rumbo es malo. Es difícil que haya un cambio positivo. No hay motivos".

"Lo que hace falta es una reforma estructural y un plan económico. Si todo va a depender del nivel de reservas y las expectativas de la gente, estás a la parrilla", advirtió y rechazó la posibilidad de que un acuerdo con el Fondo Monetario pueda modificar el panorama de manera drástica.

"Si hay un acuerdo con el Fondo, va a ser patear vencimientos. Se evitaría empeorar un poco. Siempre es bueno acordar que no acordar, pero no se puede esperar que la brecha baje sustancialmente", opinó.

La estrategia del Gobierno

Ante las elecciones, desde Quinquela Fondos expresaron: "La decisión oficial es tomar rápidamente las medidas que sean necesarias para contener cualquier proceso de dolarización de carteras que pueda impactar en el nivel de brecha y generar impacto negativo en la economía".

"Para eso cuenta con un nivel de reservas que se favoreció de las compras del primer semestre y, además, está dispuesto a tomar todas las medidas regulatorias que considere necesario", reiteró.

"Esto nos lleva a pensar en un proceso electoral más tranquilo que en otras oportunidades, inclusive a pesar de una presión por dolarización de carteras que empezó bien temprano", enfatizó.

Pese a ello, remarcó que "los interrogantes seguirán estando en el post elecciones, motivo por el cual los inversores toman las coberturas".

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar