Sorpresiva interna, a días de las PASO: el Gobierno, fastidiado con titular del BCRA por ser "blando" con bancos

ECONOMÍA 08 de septiembre de 2021 Por Claudio Zlotnik*
496831.jpg?7.2

En la semana previa a las elecciones PASO ningún funcionario quiere agitar las internas en el Gobierno ni levantar olas que puedan perjudicar las chances del próximo domingo. Al contrario, ningún anuncio puede ser ajeno a una "buena noticia". Por eso, el "runrún" va por debajo; es subterráneo. Por ahora.

El sinsabor existe en el gabinete económico. Tiene que ver con lo que algunos funcionarios mencionan como "la mala predisposición" de algunos bancos líderes del sistema financiero. "No cumplen con lo negociado", aseguran.

Los funcionarios se refieren a que, aparentemente, hay bancos que no están cumpliendo con un compromiso para incrementar los límites de compra con las tarjetas de crédito. Algo que el Gobierno necesita para mostrar un salto en el consumo popular.

Desde el equipo económico observan con recelo a Miguel Pesce, presidente del Banco Central, quien tiene bajo su órbita el control de los bancos y las regulaciones. A un par de cuadras del despacho de Pesce -desde otro despacho oficial con línea directa a la Casa Rosada-, un funcionario es categórico: "Miguel es demasiado blando con los bancos. Si todos fuésemos como él, los empresarios nos pasarían por arriba". La persona que habla con iProfesional asegura que sabe de qué habla.

Pesce mantuvo reuniones con los financistas para que incrementen el cupo. En los próximos días habrá también contactos con las cámaras comerciales y con grandes cadenas, algunas de las que vienen advirtiendo el problema de los cupos en las tarjetas. "Queremos tener un diagnóstico preciso de la situación", dicen desde el BCRA a iProfesional.

Polémica por los "saldos insuficientes"

Este lunes, el ministro de Desarrollo Productivo escuchó el reclamo de la Cámara de Comercio. Los comerciantes ponen, también, la mira en la postura de los bancos.

La cuestión de fondo tiene que ver con la cautela de los bancos a darle espacio a los clientes para que se endeuden en medio de un escenario económico y financiero complicado.

Las entidades financieras, en muchos casos, actualizan el tope de compra de sus clientes por debajo a la inflación, que en el último año se ubicó en el 51%. Hay bancos que ni siquiera retocaron ese límite.

Los comerciantes alegan que cuando la gente va de compras a los comercios aparece la leyenda "saldos insuficientes" cuando pasan la tarjeta para cobrar, con lo cual la operación se cae automáticamente.

La movida, como se observa, tiene una trama política. Desde el kirchnerismo le reclaman a Guzmán más audacia para tomar medidas que ayuden a mejorar el escenario. Desde ese sector se quejan de que el ministro de Economía pone como prioridad al ordenamiento de las cuentas fiscales, en plena negociación con el FMI.

Las críticas a Guzmán sólo se acallaron durante la campaña rumbo a las PASO, que incluyeron al titular de Hacienda como uno de los funcionarios en recorrer las provincias.

Ahora, y aunque no quieren levantar olas a pocos días de las Primarias, desde el Palacio de Hacienda y desde otras dependencias claves de la gestión miran con recelo a la gestión del presidente del Banco Central.

Desde las entidades financieras argumentan que las tasas de interés que se cobra por el "Ahora 12" están bien por debajo de la inflación. Y que si el cliente deja de pagar, el costo de refinanciación también está regulado y tiene un tope (43% anual).

Los bancos temen que haya una disparada de la morosidad, aun cuando los últimos registros no hacen pensar que eso podría suceder, ya con una actividad económica que se empezó a recuperar tras el desplome del año pasado.

La morosidad de las familias, de acuerdo a los últimos datos del BCRA, a junio, se encuentra en el 4,8%; tuvo un crecimiento de seis décimas respecto de mayo.

El Gobierno había relanzado el "Ahora 12" a comienzos de agosto, con la posibilidad de que los consumidores compren hasta 30 cuotas mensuales. Es decir, algo que se compre en los próximos días terminará de pagarse durante el mandato del próximo Presidente. O Presidenta.

Toda una apuesta electoral en medio de la caída del consumo por la alta inflación y la pérdida de poder adquisitivo.

La renovación del programa requirió de una ardua negociación con los bancos ya que se negaban a "subsidiar" consumo a largo plazo, en medio de una inflación que se encuentra en el 50% interanual.

Las entidades financieras se resistían a financiar compras al 25% anual (costo del Ahora 12) cuando la tasa de referencia asciende al 38% anual.

El contraargumento de los funcionarios fue que los bancos perciben esa tasa de interés de parte del Estado -en la colocación de Leliq- pero que tienen gran parte de sus depósitos en cuentas a la vista que tienen una remuneración del 0%. Con lo cual tienen margen para "perder" algunos puntos de rentabilidad cuando financian consumos de sus clientes.

Como parte de la negociación también se acortarán los plazos para que los bancos cobren los consumos de sus clientes. Y se les permitirá a los bancos utilizar una porción de este financiamiento como parte de los encajes.

La renovación del "Ahora 12" -un plan que vence este fin de semana- es crucial para el consumo masivo. De acuerdo a la empresa Prisma -dueña de las tarjetas de crédito-, seis de cada diez compras que se hacen en cuotas son efectuadas a través de ese programa oficial.

Y representan el 24% de todos los gastos con tarjeta. Nada menos.

Para el Gobierno, este relanzamiento en la campaña resulta crucial: el consumo no arranca. Parece lógico en medio de una economía con una inflación acelerada y salarios que no logran ganarle la carrera a los precios.

El balance del primer semestre también cerró en rojo: el consumo masivo registró una baja del 7,4% en relación a enero-junio del 2020, de acuerdo a la consultora Scentia.

Por ahora, el Gobierno lanzó algunas medidas para mejorar el cuadro, pero hasta ahora no alcanzaron.

El próximo domingo, las urnas dirán hasta qué punto los electores responsabilizan al actual Gobierno por la crisis y en qué medida lo absuelven por los malos resultados. Dentro de la administración, prometen, también sacarán conclusiones.

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar