¿Reactivación?: tres claves que ponen en duda el optimismo de Guzmán sobre la economía

ECONOMÍA 13 de diciembre de 2021 Por Claudio Zlotnik*
4822828516009692ca4a0fae7b5fe71d

Martín Guzmán lo plasmó en el proyecto de Presupuesto 2022 y se lo discute a los técnicos del FMI. El ministro asegura que la actividad económica se expandirá otro 4% el próximo año, tras la recuperación de este 2021, tras la debacle del primer año de la pandemia.

El ministro le pelea al Fondo y también a la mayoría de las consultoras privadas, que ponen en duda ese optimismo con un argumento sólido: la Argentina no cuenta con los dólares suficientes para extender un crecimiento sólido.

No es el único limitante que podría tener la economía.

La dinámica inflacionaria, que cierra este año arriba del 50%, va a continuar durante 2022, más allá de que el ministro prevé una inflación del 33%, que seguramente tendrá que corregir.

Pero más allá de la discusión de los números, la realidad manda. Y la realidad le está marcando que la inflación también le pega al consumo, el motor principal que tiene la economía para crecer.

Entre la falta de divisas y la inflación que empeora el poder adquisitivo de los salarios, entonces, le ponen un pie encima al optimismo del ministro.

Guzmán se imagina otro escenario: piensa que la estabilización del mercado cambiario jugará un papel preponderante en la continuidad de la reactivación. Ese cambio de expectativas abrirá el camino a un flujo de inversiones que debería ayudar a traccionar la economía.

Ese escenario hoy cuenta con una minoría, básicamente, porque para llegar hasta ahí, la Argentina debería antes definir unas cuantas cosas. Entre ellas, el acuerdo con el FMI.

Hay tres claves que, hoy por hoy, parecen darle la razón a quienes ponen reparos en un despegue enfático y duradero de la actividad económica.

Consumo

Los últimos registros dan cuenta de una leve reacción pero con registros que todavía la ubican por debajo del nivel de la prepandemia.

Ocurre en un rubro clave como es la venta de alimentos, bebidas y productos de higiene y limpieza, lo que se conoce como el "consumo masivo".

La consultora Scentia midió que en octubre, el consumo masivo creció 4,7% versus octubre del año pasado. Pero cuando se amplía la mirada y se observa la dinámica anual, eso lleva a un retroceso del 3,7% interanual.

Todo hace suponer que este 2021 se convertirá en el sexto año consecutivo de caída en el consumo masivo.

Algo similar sucede con los electrodomésticos. Otro rubro clave para analizar el comportamiento de los sectores de bajos y medios ingresos de la sociedad.

Ni 30 cuotas fijas sin interés, ni las promociones de los comercios. Ni el subsidio de las tasas de interés, que en ese programa se encuentra claramente por debajo de la inflación. Nada parece "salvar" a uno de los rubros clave cuando se habla de consumo. Las ventas de electrodomésticos no levantan cabeza a pesar de los incentivos. Lo que parece una oportunidad para el consumidor, termina pasando de largo en medio de la pérdida de poder adquisitivo, la falta de expectativas en la economía y la suba de los precios de estos productos en particular.

Un informe de la consultora PxQ en base a datos oficiales reveló que las ventas de electrodomésticos del tercer trimestre del año fueron 9,6% inferiores a las que se concretaron en el mismo período de 2019, antes de la pandemia.

Industria

La producción industrial cayó 5,7% en octubre, la mayor baja en cinco meses. En el acumulado de los primeros diez meses del año muestra un incremento de 17% respecto del mismo período de 2020.

Justamente, el retroceso de octubre se vincula directamente con la escasez de divisas. Justamente, el trauma que podría perjudicar a la economía en los próximos tiempos.

Construcción

El índice Construya mostró que en el mes de noviembre el índice elaborado por la entidad registró una baja del 1,25%.

En lo que va del año, las ventas de materiales para la construcción acumularon una suba del 28,3% en comparación con el mismo período del año pasado.

La constante suba de precios en el sector amenaza con enfriar la actividad, un sector clave para la reactivación de la economía.

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar