Plan dólar 2022: BCRA impulsará una tasa real positiva, ¿cuánto debería subir, según el mercado?

ECONOMÍA 07 de enero de 2022 Por Mirta Fernández*
529333.jpg?7.2

El Banco Central (BCRA) trazó su plan de ruta para 2022 y entre los objetivos para este año figura "fijar el sendero de la tasa de interés de política de manera de propender hacia retornos reales positivos sobre las inversiones en moneda local, y de preservar la estabilidad monetaria y cambiaria".

El BCRA durante diciembre cambió de estrategia y ajustó a un mayor ritmo el tipo de cambio oficial (crawling peg), una medida que en el mercado esperaban ante el crítico nivel de reservas netas. Así, en diciembre el dólar oficial subió 1,74%, frente al 1% mensual que venía ajustando previamente, y totalizó en 2021 un aumento fue de 22%, con lo cual quedó muy por debajo de la inflación proyectada en torno al 51%.

Otro de los objetivos que el BCRA plasmó para este año es seguir "readecuando gradualmente la tasa de crawl en el marco del régimen vigente de flotación administrada al ritmo de la inflación".

Los economistas alegan que una mayor velocidad en el crawling peg "debe ser acompañada" por una suba de la tasa de interés en pesos para no desalentar la liquidación de divisas de los exportadores en un contexto de escasez de dólares, y a la vez fomentar el ahorro en moneda nacional y recuperar las menguadas reservas".

Además, el FMI en diciembre a través de un comunicado también había reclamado que "abordar la persistente y alta inflación requiere un enfoque múltiple que implique una reducción del financiamiento monetario del déficit fiscal, una política monetaria adecuada con tasas de interés reales positivas y una coordinación de precios y salarios"

¿Cuándo debería subir la tasa?

En despachos oficiales dicen que el BCRA analiza subir la tasa de interés que permanece planchada en 38% desde noviembre de 2020 pero aclaran que "aún no hay fecha".

De cualquier manera, hay expectativas para este jueves, dado que hoy después del mediodía se reunirá el directorio del BCRA. Luego de cada encuentro semanal, suelen darse a conocer medidas, así que no se descarta que finalmente se avance con un alza de la tasa. 

En esta línea, los economistas consultados por iProfesional ante la escasez de reservas netas, un alza de la tasa debería adoptarse "cuanto antes".

A su vez, algunos leen como un "gesto" al FMI que el BCRA haya plasmado en la hoja de ruta de 2022 el retornar a un sendero real positivo para esa variable, mientras que otros descreen que la entidad monetaria vaya a cumplir con ese objetivo.

"Claramente es plantear una agenda que en términos de política monetaria está en linea con lo que pidió el FMI en su comunicado de hace 3 semanas", comentó Fernando Baer, economista senior de Quantum Finanzas.

Para el analista, el BCRA "debería subirla lo antes posible, sobre todo teniendo en cuenta la reversión en el aumento de la demanda de dinero de principios de año".

De igual visión, Sebastián Menescaldi, director de Eco Go, cree que "es factible que en enero se comience con el ajuste de las tasas de interés, teniendo en cuenta que en general la demanda de dinero que aumentó en diciembre por aguinaldo, fiestas y vacaciones entre la tercer semana de este mes e inicios de febrero empieza a retroceder, con lo cual sería positivo en ese momento incrementar la tasa de interés para evitar que se vaya a precios".

Asimismo, concordó que "claramente los enunciados de los objetivos y planes del BCRA apuntan a un acercamiento con el FMI".

Nery Persichini, de GMA Capital coincidió que "la suba de tasas debería ser lo antes posible para que el mayor deslizamiento del tipo de cambio oficial genere mayor oferta de divisas y que no impacte rápidamente sobre la inflación"

Con respecto a los objetivos, Persichini opinó que "considerando el accionar del BCRA de los últimos dos años y el bajo nivel de credibilidad y reputación que tiene, parecen más bien expresiones de deseo que metas logrables en el corto plazo".

En sintonía, Diego Martínez Burzaco, líder de research y estrategia en Inviú sostuvo que "sin duda" una suba de la tasa de interés "es parte de un requerimiento del plan del FMI porque ve que una de las principales debilidades de Argentina es la desconfianza sobre su moneda, que le impide capitalizar una construcción de más reservas internacionales para el Banco Central, el tema es la dirección de las señales y la magnitud y velocidad de las mismas"

Para el analista Gustavo Ber, el objetivo del BCRA "es una iniciativa positiva que busca mejorar el apetito hacia las colocaciones en pesos dentro de la búsqueda políticas consensuadas con el FMI".

Por su parte, Federico Moll, director de Ecolatina, razonó que "si la búsqueda es brindar una tasa positiva el gobierno va a tener que sincerar su proyección de inflación".

"De nada sirve una tasa que sea positiva versus la inflación esperada por el gobierno si esta no es la inflación esperada por los ahorristas", acotó.

Moll dijo que "dudo que el gobierno esté dispuesto a brindar proyecciones realistas en este momento en el que acaba de mandar un Presupuesto que la oposición no aprobó por irreal".

¿Cuánto debería subir como mínimo la tasa?

El informe de la consultora Eco Go consideró que "es probable que en el corto plazo se ajuste la tasa de política monetaria" pero acotó que "la duda que existe es cuál será la medida de evaluación para estimar su cálculo positivo"

Al respecto, Menescaldi indicó que "en otros momentos la utilizada era la tasa ex ante, que es la estimación del rendimiento real de la tasa tomando la inflación núcleo esperada para los próximos doce meses del REM; "Compara la tasa versus las expectativas; lo contrario es una medición ex post que compara la tasa contra la inflación que efectivamente ocurrió en el mes", explicó.

En este marco, proyectó que "si se toma como referencia la tasa ex ante y con la información del REM pasado, la tasa debería ubicarse en torno al 43% para empezar a estar en terreno neutro".

Es decir que la tasa de interés de política monetaria "debería elevarse cerca de 5 puntos porcentuales (p.p)".

"No creo que arranquen con tal suba, es más factible que la eleven 3 p.p y que la tasa sea menos negativa solamente. Para quedar en terreno positivo hoy debería ser mayor a 5 p.p", afirmó..

Por su parte, Martínez Burzaco calculó que la tasa de política monetaria "como mínimo debería estar en torno a 47-48% de TNA que es lo que cerró la inflación en 2021 y es lo que se supone como piso en el mejor de los casos en 2022 porque tenemos mucha inflación reprimida con ajuste de tarifas y de precios relativos que van a tener que darse", aunque no no prevé que se eso se ajuste todo de inmediato.

"La tasa permaneció sin cambio a lo largo del año pasado aún cuando la inflación fue creciente y eso fue lo que desalentó la demanda de pesos, por lo tanto el BCRA debería actuar fuerte rápídamente dando alguna señal de ajuste de tasa de interés llevándola a terreno menos negativo en términos reales y tratar de ir acompañando esas expectativas de mayor inflación para al menos reactivar un poco la demanda de pesos vía ahorro", fundamentó.

En igual línea, Persichini razonó: "si la inflación de diciembre fuera 3,4% (como espera el REM), la tasa de política monetaria debería ser 41% TNA para no ser negativa en términos reales, pero si el IPC avanzara 4% como muestran algunas mediciones privadas, entonces la tasa de referencia debería ser de 48% para ser neutral".

No obstante, el analista enfatizó que "estos números no consideran que la tasa pasiva de los bancos (plazos fijos) está 4 p.p por debajo de la tasa de referencia -la tasa Badlar para las colocaciones superiores a $1 millón está en torno al 34%- y que los bancos tienen que pagar impuesto a los Ingresos Brutos su rentabilidad sobre pases y Leliq, por lo tanto, la tasa nominal tendría que ser mayor".

El analista financiero Christian Buteler también destacó que la inflación en diciembre se aceleró respecto al 2,5% de noviembre, según las mediciones privadas. El sondeo la consultora Ferreres arrojó que el Índice de Precios al Consumidor el mes pasado fue de 3,8%, en tanto que el relevamiento de la consultora de Camilo Tiscornia dio 4,5%.

En este contexto, Buteler estimó que "el salto de la tasa tendría que ser de 10 puntos", en tanto remarcó que "tiene que ir acompañada de una suba de las tasas que ofrece el Tesoro".

Buteler no espera que esa actualización sea de golpe: "En dos años el BCRA no mostró mucha avidez por hacer movimientos de forma rápida, creo que va a jugar a una pequeña suba de la tasa y apostar a alguna baja de la inflación, veremos si le sale"

Para Ber, "camino a una tasa real positiva, una suba de unos 300 puntos básicos podría resultar conveniente, y lo mejor sería arrancar a la brevedad para que el reacomodamiento pueda hacerse de manera gradual y ordenada en busca mitigar los efectos sobre la actividad económica".

El economista Iván Carriño coincidió que "el ajuste debería empezar lo antes posible" y para ser positiva la tasa "debería subir 15 o 20 puntos como mínimo, aunque depende también de cuanto pueda bajar el riesgo país un eventual acuerdo con el FMI"; también cree que "seguramente lo hagan en forma gradual".

En cambio, el director de la Fundación Libertad y Progreso, Aldo Abram, juzgó que "tratar de fijar la tasa de interés es un error, lo que tiene que hacer es fijarse metas de emisión, cuánto va a crecer la oferta monetaria apuntando a bajar la inflación".

"Para mí la tasa de interés tiene que ser un resultado de una política monetaria encaminada a bajar la inflación. En la medida que bajes el ritmo de emisión, la lógica es que baje la inflación y suba la tasa de interés, si se mantiene esa estrategia , en algún momento se van cruzar y va ser positiva. Si hace lo contrario que es lo que viene haciendo dándole a la maquinita a más no poder la inflación va a ser muy alta y la tasa de interés va a ser baja", planteó.

Los efectos negativos de subir la tasa

Los analistas admiten que un alza de la tasa de interés en pesos "trae costos" porque encarece el crédito, y es complica al sector productivo, afecta al consumo, y por ende, impacta en la actividad económica.

Además, remarcan que un aumento en la tasa de política monetaria implicaría una suba en el pago de intereses por Leliqs y pases que coloca a los bancos, generando un mayor déficit cuasifiscal del BCRA.

En ese sentido, un reciente informe de Delphos estimó que un aumento de tasas "empeora el resultado cuasifiscal por el incremento del pago de intereses por las Leliqs y los pases pasivos por alrededor de 0,5% del PBI en 2022 en caso de que las tasas devengadas por los pasivos remunerados aumenten en alrededor de 6 puntos porcentuales en promedio". De esta manera, consideró que "el objetivo de tasas reales positivas requeriría varios aumentos sucesivos a lo largo de 2022, una trayectoria similar a las subas dispuestas por otros bancos centrales de la región".

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar