Ley de Alquileres: la oposición prepara un proyecto, mientras el oficialismo entra en etapa de definiciones

POLÍTICA Por Pablo Sieira*
AAW8a0y

Tras las demoras de las últimas semanas, el debate de comisión sobre los cambios a la Ley de Alquileres empieza a definirse en la Cámara de Diputados. Juntos por el Cambio tomó la decisión de llegar a la reunión del miércoles con una propuesta propia definida, independientemente de si hay o no un acuerdo con el Frente de Todos.

Así lo indicaron a iProfesional fuentes del principal espacio opositor, de cara al encuentro previsto para el 11 de mayo de la Comisión de Legislación General que encabeza Cecilia Moreau (Frente de Todos). El interbloque mantiene abierta la posibilidad de llegar a un consenso con el oficialismo pero advierten que quieren avanzar con un dictamen sin más demora.

"No está aún definido si iremos con dictamen propio o si habrá dictamen único, porque no hemos vuelto a hablar con el oficialismo", señalaron en la bancada opositora y aclararon: "Lo que sí estamos haciendo es trabajando en los requerimientos que debe tener nuestro dictamen".

En el bloque Frente de Todos no hay todavía una postura unificada sobre los cambios que requeriría la Ley 27.551 ante las demandas de corredores inmobiliarios, propietarios e inquilinos, según supo este medio. Esa indefinición mantiene en suspenso la posibilidad de un acuerdo con la oposición en torno a un proyecto único.

Por ese motivo, los diputados de Juntos por el Cambio empezaron a zanjar su propio debate interno y a trabajar en una iniciativa propia, frente al muy posible escenario de que finalmente no se llegue al acuerdo que se pretendía alcanzar a principios de abril, cuando empezó el debate. "Si se puede alcanzar un consenso bien y si no, nosotros avanzaremos", deslizó un diputado de ese espacio.

¿Qué cambios estudia la oposición para la Ley de Alquileres?

Las negociaciones en torno al dictamen de la Comisión de Legislación General que deberá ser llevado al recinto de la Cámara baja están a cargo de Moreau, por el Frente de Todos, y Karina Banfi, por Juntos por el Cambio. Ambas intercambian las propuestas que emanan de sus respectivos bloques.

La Ley de Alquileres aprobada en 2020 tiene dos puntos clave, en torno a los cuales gira todo el debate: los contratos de tres años de duración y el ajuste anual determinado por un índice que combina la variación de los salarios (RIPTE) y la de la inflación (IPC). Para el sector de las inmobiliarias estos dos artículos generaron un retiro masivo de inmuebles para alquiler y un aumento de los precios que no reconoce techo.

El interbloque de Juntos por el Cambio está revisando esos dos artículos y el dictamen en el que trabajan apuntaría a modificarlos. Y si bien aclaran que todavía "no está cerrado" de qué manera se retocarán, hay sobre la mesa distintas posibilidades.

Una fuente de la bancada deslizó a iProfesional que una de las opciones en carpeta es volver a los contratos de dos años y establecer ajustes semestrales orientados solo por la variación salarial, es decir, eliminar del cálculo la inflación, debido a la escalada del nivel de precios de los últimos meses.

No obstante, remarcan que "todavía no está definido" y advierten que quieren evitar que haya "muchas especulaciones" sobre los cambios a la ley porque "son contraproducentes para la gente que está cerrando contratos de alquiler este momento".

Inmobiliarias, inquilinos y las diferencias que dividen al oficialismo

Durante el último mes la Comisión de Legislación General recibió a más de 130 invitados, en representación de los colegios inmobiliarios y las diversas agrupaciones de inquilinos de todo el país.

La Federación Inmobiliaria Argentina señaló que se deben "derogar" de la ley actual "el artículo del plazo de tres años, que generó la elevación de los precios" y el de los ajustes anuales indexados porque "la actualización de doce meses implica que sea muy difícil planificar porque la inflación es alta".

En un principio había una coincidencia general entre entidades de ambos sectores en este punto. La Asociación de Defensa del Consumidor e Inquilino, entre otras entidades, afirmó se deben "derogar los dos artículos rápidamente: el artículo relativo a la indexación y el relativo al plazo y volver a los dos años".

Sin embargo, con el correr de las audiencias se sumaron otras voces como la de Inquilinos Agrupados, que estuvo entre los impulsores de la ley actual y, en el debate de la comisión la defendieron. "No queremos que se modifique el plazo de tres años ni la actualización y todo el mercado inmobiliario está pidiendo eso", afirmaron. Las agrupaciones de provincias del interior respaldaron esa postura.

Esta diferencia complejizó el debate entre los diputados y dividió principalmente al bloque Frente de Todos, donde el tema sumó un punto más de desacuerdo a las tensiones políticas internas por la pelea entre el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner.

En la bancada oficialista, según indicaron fuentes parlamentarias, varios diputados se inclinan por dejar la Ley de Alquileres tal y como está mientras que otros consideran que se deben realizar cambios sí o sí. Esa fue también la opinión del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, cuando a fines de marzo acordó con la oposición abrir el debate en la comisión para buscar un consenso.

La expectativa por el proyecto

Mientras el mercado sigue alertando por las consecuencias negativas de la ley y advierte además que la demora en los cambios en medio de la expectativa generada profundizó la salida de unidades en alquiler, los diputados que tienen proyectos presentados se preparan para exponer ante la comisión.

Esa reunión estaba prevista para la semana pasada, pero se postergó para el 11 de mayo. Una semana antes había tenido lugar otra demora que no estaba en los planes, debido a la dificultad para lograr un consenso.

Entre los 23 proyectos que se van a exponer el próximo miércoles se destacan los que presentaron José Luis Gioja, Gisela Marziotta (Frente de Todos), Álvaro González, Alberto Assef y Martín Tetaz (Juntos por el Cambio), todos ellos acompañados por varias firmas de sus respectivos compañeros de bancada.

Sin embargo, las diferencias entre la mayoría de ellos son muchas y las reiteradas postergaciones para la definición de una nueva iniciativa auguran que el o los dictámenes que surjan de la comisión no contemplarían al pie de la letra casi ninguno de esos proyectos.

Por el lado de la oposición, descartada ya la idea de impulsar la derogación total de la Ley 27.551, buscan una propuesta híbrida entre las muchas iniciativas que presentaron sus diputados, que en su mayoría tienen como punto en común la reducción del plazo del contrato y el cambio del ajuste anual por un período más corto. En el oficialismo, en tanto, todo está por verse.  

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar