Un atentado a tiros causa heridas a ocho israelíes en la Ciudad Vieja de Jerusalén

INTERNACIONALES 14 de agosto de 2022 Por Juan Carlos SANZ
TIU5QVNLHXQYWWUWOOASWORSBY

Un inusual atentado con arma de fuego ha sembrado el terror en el madrugada de este domingo en la Ciudad Vieja de Jerusalén, que alberga los santos lugares de las tres religiones monoteístas. Un palestino ha abierto fuego con una pistola contra un autobús que trasladaba viajeros, en su mayoría judíos religiosos, desde el Muro de las Lamentaciones, principal lugar de culto del judaísmo. Ocho de los pasajeros han resultado heridos, dos de ellos de gravedad. Una mujer en avanzado estado de gestación fue evacuada malherida hasta un hospital, donde le fue practicada una cesárea, pero el recién nacido falleció poco después, según informa el diario Haaretz.

Al término del sabbat, jornada festiva y sagrada para los judíos, centenares de fieles regresaban a sus hogares tras rezar en el Muro de las Lamentaciones. El ataque se produjo en el área del monte Sión, cerca del Cenáculo (lugar donde según la tradición cristiana se celebró la Última Cena), cuando el conductor había detenido el autobús para facilitar el descenso por una rampa de una persona en silla de ruedas. El agresor se dio a la fuga en medio del caos hacia el vecino barrio palestino de Silwan, en Jerusalén Este, situado extramuros y a los pies de la Explanada de las Mezquitas, tercer lugar sagrado del islam tras la Meca y Medina. Una operación policial a gran escala en la que participaron drones en misión de reconocimiento se puso en marcha de inmediato para capturar al autor del atentado.

El palestino Amir Sidawi, de 26 años, vecino de Silwan y que tiene también pasaporte israelí, se entregó con su arma en una comisaría horas después tras comprobar que agentes de la policía de fronteras (cuerpo militarizado) y del Shin Bet (servicio secreto interior) rodeaban su casa y la de otros familiares. Sidawi, que había cumplido una condena de cinco años de cárcel por cometer un atentado por apuñalamiento, no está afiliado a ningún grupo palestino.

Los movimientos islamistas Hamás y Yihad Islámica y las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa (brazo armado de Fatah, partido nacionalista en el poder en la Autoridad Palestina) consideraron el ataque como una “respuesta natural a los crímenes de la ocupación”, pero ninguno de ellos se atribuyó la autoría. El atentado en la Ciudad Vieja se produce una semana después del alto el fuego que puso fin a una escalada bélica en la franja de Gaza entre el Ejército israelí y las Brigadas Al Quds (ala militar de la Yihad Islámica). En tres días de hostilidades murieron 49 palestinos, de los que 36 eran civiles, entre ellos 19 menores.

“Jerusalén es nuestra capital y un centro turístico para todas las religiones”, afirmó en un comunicado el primer ministro israelí, Yair Lapid, quien prometió que las fuerzas de seguridad van a restablecer la calma en la Ciudad Santa. Durante la pasada primavera, 19 personas (en su mayoría civiles israelíes) perdieron la vida en una ola de atentados cometidos por árabes con nacionalidad israelí y palestinos de Cisjordania. En ese territorio bajo ocupación militar desde 1967, más de medio centenar de palestinos, entre militantes de grupos armados y civiles, han pedido la vida desde comienzo de año en operaciones militares y enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Los tres últimos casos se registraron esta misma semana.

Fuente: El País

Te puede interesar