En alerta por las reservas, el BCRA pone la lupa sobre los dólares financieros y lanza una advertencia al mercado

ECONOMÍA 22 de octubre de 2022 Por Claudio Zlotnik*
524805

¿Qué estuvo detrás de la decisión de Miguel Pesce y de los demás directores del Banco Central de dejar de lado una nueva suba de la tasa de interés, que se venía ajustando aceleradamente desde que Sergio Massa se hizo cargo del ministerio de Economía?

De acuerdo al monitoreo que a diario realizan los técnicos del BCRA, la inflación de octubre mantiene la dinámica del mes pasado. No hay diferencias notorias, ni siquiera en el rubro de los alimentos, en donde Matías Tombolini tiene la misión de llegar a un acuerdo con los formadores de precios para congelar los precios de una canasta de 1.500 a 2.000 productos durante 90 a 120 días.

En este contexto, Massa y Pesce tienen el objetivo central de cuidar los dólares de las reservas. Entienden que no hay forma de sostener la (precaria) estabilidad ganada en el mercado cambiario si el BCRA vuelve a perder divisas de manera sostenida.

De acuerdo a una estimación de la economista Marina Dal Poggetto, las reservas netas se ubican en apenas u$s2.300 millones. Un número similar al divulgado por el FMI hace un par de semanas.

La decisión del Directorio implica que el rendimiento del plazo fijo tradicional se mantiene en el 75%, con una tasa efectiva anual del 107%. Lo mismo que las Leliqs.

Obviamente, esto no quiere decir que la dinámica quede "congelada" de acá hasta fin de año. Ocurre que el BCRA esperaba un índice de inflación más elevado para septiembre -en torno al 7%-, pero como la tasa quedó por debajo (6,2%) entonces se decidió aguardar para seguir monitoreando de cerca el escenario.

El Banco Central, decidido a intervenir

Otra de las novedades que dio a conocer el Banco Central fue que intervendrá en el mercado de bonos si vuelve la volatilidad financiera. Al respecto, el comunicado del Directorio tras la reunión manifestó que se mantendrán "las intervenciones que apuntan a evitar una excesiva volatilidad financiera que pudiera repercutir negativamente en la formación de precios".

Se trata de una operatoria que el Central viene realizando desde hace tiempo. Dal Poggetto consignó en su último reporte que la semana pasada, la autoridad monetaria intervino con $9.000 millones para comprar bonos con el objetivo de sostener los precios y evitar, además, una eventual suba de los dólares financieros.

Según la directora de la consultora Eco Go, el Banco Central luego esterilizó esa emisión de dinero.

Dólares financieros, bajo la lupa de Pesce

Tal como ya publicó iProfesional, el Banco Central sigue con atención los movimientos en la plaza cambiaria. En las últimas semanas, y sobre todo en los últimos diez días, las cotizaciones del "dólar MEP" y del "contado con liqui" se mantuvieron estables.

También dijo que en los últimos 45 días hubo ventas de la ANSES de bonos en dólares "volviendo a destrozar las paridades de los bonos soberanos".

En alerta por los fondos internacionales

La última semana se activó un alerta en el Banco Central, y ahora queda claro que Miguel Angel Pesce monitorea con lupa los movimientos de los grandes fondos de inversión internacionales que tienen papeles de la deuda argentina.

La información concreta, publicada a comienzos de la semana en iProfesional, da cuenta de que grandes inversores decidieron un desarme de posiciones en fondos comunes de inversión durante la última semana. El movimiento es incipiente, pero -esto se sabe- este tipo de dinámicas se conoce cuándo comienzan pero no cómo siguen evolucionando.

Por las dudas, el Banco Central habría intervenido en el mercado en pesos. El riesgo es un retorno a un escenario de incertidumbre total.

El último reporte de la consultora 1816 -especializada en finanzas- le pone números a aquel movimiento: los rescates fueron por un total de $42.000 millones en términos netos. Pero habrían superado los $180.000 millones sin tener en cuenta las nuevas suscripciones.

La movida -como sucedió en otras oportunidades de incertidumbre en el mercado financiero- habría estado liderada por importantes fondos internacionales, encabezados por Templeton, que durante el gobierno de Mauricio Macri suscribió bonos en pesos, que fue liquidando en los años posteriores.

El peligro de lo sucedido durante las últimas ruedas podría quedar como un hecho aislado o, por el contrario, que en realidad se trate de un proceso que se potenciará en las próximas semanas.

Dal Poggetto publicó que la ANSES fue protagonista: el organismo, según la economista, vendió dólares en el mercado cambiario (MEP) "durante el primer mes y medio de gestión de Massa" en el Palacio de Hacienda.

Según el informe de "1816", el volumen de rescates de la semana pasada fue el más elevado desde la corrida de junio y julio, en medio de las tensiones políticas en el oficialismo y la eyección de Martín Guzmán del Ministerio de Economía.

En este contexto, el Banco Central habría salido a comprar bonos en pesos para sostener los precios, de acuerdo a lo informado por distintos operadores a iProfesional.

Ahora, que decidió mantener sin cambios las tasas de interés de referencia, la autoridad monetaria no quiere correr peligros y, directamente, avisó que intervendrá si la volatilidad vuelve a mandar en el mercado.

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar