Roberto Mirabella: "estamos cansados de que la agenda sean sólo los problemas de Buenos Aires"

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
roberto-mirabella-1477943

Roberto Mirabella, diputado nacional por el Frente de Todos, afirmó que “hay que armar una mesa de acuerdos para poder avanzar en la agenda parlamentaria”. A su vez, expresó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9), que “es muy frustrante participar de un ámbito donde lo que se discute es solamente lo que pasa en Capital Federal y el conurbano”.

¿Hay un “porteñocentrismo” que afecta a toda la política nacional?

Para los que vivimos en el interior de la Argentina, mal llamado así, porque Buenos Aires no es el exterior, sentimos permanentemente que no hay una verdadera integración del país. Es como que estamos “anexados”. Hay muchas disparidades en los precios de la luz, gas, gasoil, la tarifas del transporte.

Todo es más barato en Capital Federal, porque lo subsidiamos desde todo el resto del país. Hay muchos temas que son importantes en otras partes y es muy difícil que entren al debate.

¿No es, al mismo tiempo, “para bien”, que en interior se viva de manera distinta que en la ciudad de Buenos Aires? 

En realidad creo que se vive de manera diferente según la escala de ciudad en la que uno vive. No es lo mismo vivir en una ciudad grande que en un pueblo o ciudad intermedia. Hay otro tipo de calidad de vida, pero más allá de esto, con lo que más renegamos es con que se centre todo en lo que pasa en Buenos Aires. 

No solo los políticos, también los empresarios protestan por este “centralismo porteño”. Esta situación no es nueva. Hace 200 años existían las mismas peleas con Buenos Aires, y se resolvían de una manera violenta.

¿La grieta, en el interior, está más atenuada que en el AMBA? ¿Se vive de distinta manera?

Claro que hay instancias de debate y de discusión, pero se resuelven charlándolas. Hay un espíritu de diálogo para afrontar los problemas.

También creo que la agenda es diferente. En Buenos Aires, cada vez que voy, hay conflictos por dichos de uno y otro lado, que este dijo tal cosa, que el otro se enojó. Ese tipo de cosas acá no suceden, la agenda está marcada por la realidad, por la producción, y solucionar problemas concretos, como conseguir los insumos para que se pueda producir o las obras para dar acceso a los pueblos que están desconectados.

La gran inversión pública que se hace es una buena noticia para Buenos Aires, porque mucha gente que hoy vive en el conurbano tuvo que emigrar. La inversión en obras es para igualar oportunidades, para que la persona que nazca en un pueblo como Los Amores tenga las mismas posibilidades de quien nace en una ciudad como Rosario.

Otro contraste es la voluntad de diálogo. Por ejemplo, acá tenemos un gran problema, que es la narcocriminalidad, que se ha agravado mucho en el último tiempo. Una de las patas para afrontar este problema tiene que ver con fortalecer la justicia federal.

Trabajamos bastante, durante el año pasado y este, para presentar un proyecto que, de los 19 diputados, lo firmamos 18, es decir, desde todos los partidos políticos. El objetivo era fortalecer la justicia federal y crear más cargos de fiscales y jueces. Más allá de la bandera partidaria, desde todos los espacios levantamos la bandera de Santa Fe.

Pero nunca se pudo llevar el proyecto al recinto del Congreso Nacional. Es muy frustrante participar de un ámbito donde lo que se discute es solamente lo que pasa en Capital Federal y el conurbano.

Usted ayer no dio quórum en el recinto. ¿Se podría decir que estamos ante un proceso de quiebre del bloque del Frente de Todos, con la posibilidad de que el peronismo de Santa Fe se alíe con el peronismo disidente de Córdoba? ¿Es síntoma de algo que usted no haya dado quórum ayer?

El Frente de Todos se quebró cuando renunció Máximo Kirchner a la jefatura del bloque, y después cerca de 42 diputados votaron en contra del acuerdo con el FMI. En segundo lugar, aunque yo hubiera asistido ayer, tampoco iba a alcanzarse el quórum. Me parece que hay que armar una mesa de acuerdos para poder avanzar en la agenda parlamentaria.

El proyecto de Santa Fe, que firmamos todos los partidos políticos, no entiendo por qué no está en la mesa de discusión. Muchos se llenan la boca cuando hay situaciones indeseables en Rosario, pero después no están nuestros problemas en la agenda. 

Hay mucha responsabilidad de los dirigentes políticos de todos los partidos, de poner en la agenda cosas que solo atienden al centralismo porteño. Estamos cansados de que la agenda sean sólo los problemas de Buenos Aires, cuando nuestras prioridades acá son otras.

Con información de Perfil

Te puede interesar