Ciclo cumplido

OPINIÓN Por Carlos ZIMERMAN
617a75ac494e8

Termina 2022 y el año entrante será electoral, con lo que ello implica en una Argentina plagada de políticos egoístas que solo piensan en su propio bienestar en vez de el de la gente, aquellos que tienen que representar y satisfacer en sus reclamos, los que los votaron.

En Santa Fe el panorama de apoco se va aclarando, la pésima administración de Omar Perotti en la provincia y la no posibilidad de presentarse para un nuevo mandato lo coloca en un lugar incómodo, sin muchas aspiraciones, sin un delfín definido y con una oposición que de a poco va "acomodando los melones" y limando asperezas para que el Frente de Frentes sea una realidad que permita el cambio de color político en una Santa Fe que por ahora padeció a Omar Perotti, siendo la inseguridad el problema más grande que no supo ni quiso resolver quien en su momento prometió paz y orden y nada de ello logro cuando ya transcurrieron más de tres años de una gestión para el olvido.

 
Maximiliano Pullaro se ve en el horizonte político como el futuro inquilino de la Casa Gris, con una intención de voto superior al de otros aspirantes a ese cargo y con la experiencia de haber ejercido un cargo que lo habilita a hablar con autoridad del tema que más preocupa a los santafesinos y es la seguridad de una provincia atravesada por el narcotráfico.

Perotti no se resigna a pasar a cuarteles de invierno e intenta copiar al gobernador de Córdoba Juan Schiaretti, pero cometiendo errores garrafales que el verdadero "Gringo" nunca los haría. La foto con Lionel Messi lo dejó muy mal parado y se ganó el descalificativo mote de "FIGURETI", quizá lo peor que le pueda suceder a un político, ese sobrenombre es el reflejo del desprecio de la gente, desprecio acompañado por un humor descalificante.

Omar Perotti hace ya mucho tiempo perdió el rumbo, no lo quiere admitir, es como esos viejos boxeadores que anhelan las gloriosas noches de éxito y no admiten la realidad, que inevitablemente termina con el peor de los cachetazos, que no es otro que el boxeo los deja a ellos mucho antes que ellos al boxeo.

Te puede interesar