google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0






 

La rara relación de Perotti con Marcos Cleri, un kirchnerista que quiere ser gobernador

POLÍTICA 11/01/2023 Agencia de Noticias del Interior
1651760672651

El diputado Marcos Cleri entró en la segunda etapa de su campaña a gobernador de esta provincia. El legislador de La Cámpora apuesta a concentrar el voto kirchnerista santafesino, aunque estableciendo alianzas con sectores del peronismo y un frente más amplio. Mano a mano con su par Roberto Mirabella, el presagio de su pelea.

Cleri tiene llegada a la vicepresidenta Cristina Fernández. Si bien ella ya avisó que no será de la partida, su incidencia en el mapa electoral tendrá una importancia considerable. De ahí que el diputado se haya encargado, sobre todo con mucho merchandising callejero y digital, su apego con la expresidenta. Una foto junto a ella y las frases “la fuerza de la esperanza" y “hay futuro” resaltan en uno de los flyers de campaña.

Dicho cetro kirchnerista en Santa Fe lo pelea por el momento con el diputado provincial Leandro Busatto, de la Corriente de la Militancia, la tribu que lidera el titular de la Agencia Federal de Investigaciones, Agustín Rossi. Hoy están los dos disputando la misma franja como punto de partida.

Cleri supo cultivar en el último tiempo una relación estrecha con el gobernador Omar Perotti y su sector. Si bien el diputado le pegó al mandatario porque no condenó de manera enfática el fallo de la Corte Suprema que benefició a la ciudad de Buenos Aires, el vínculo entre ambos no es malo. Más fina y óptima es la relación que Cleri tiene con Mirabella, otro de los que tiene intenciones de suceder al titular de la Casa Gris.

En la campaña 2021, por ejemplo, Cleri fue el puente entre Perotti y Cristina. Para llegar a la vicepresidenta, el gobernador primero tiene que pasar por el diputado. Una suerte de visor de la expresidenta en la provincia. Se convirtió así en uno de los pocos no perottistas en tener acceso, al menos por un tiempo, a lo celosa mesa chica del rafaelino.

Cleri observa de cerca los movimientos de la interna peronista y lee como un dato a favor la tensión reinante entre Perotti y el senador Marcelo Lewandowski. En ese marco, intuye – o ansía - que el periodista no va a competir en la categoría gobernación. Si es así, sus chances de rendimiento crecerán.  

 

“Candidato del peronismo y un frente más grande”, suele repetirle Cleri a quienes le consultan sobre su postulación. “Recambio generacional”, añade al instante. Bajo esas reglas, cree que sobre el cierre de listas quedarán Mirabella y él en la línea de largada. Nadie más.

 

Cuestión de números
Cleri sustenta su expectativa en una encuesta que maneja su equipo, que lo posiciona bien arriba en una hipotética PASO del peronismo. El informe, realizado por la consultora Espiral en diciembre, plantea dos escenarios, con Lewandowski dentro o fuera de la cancha. Sin el periodista en competencia, el alfil K rankea alto, según la estimación.

 

Tres conclusiones centrales tiene el informe. La primera es que la disparidad de nombres no oculta una altísima preeminencia de figuras ligadas a la oposición al peronismo. La segunda es la ratificación de Rosario como principal fortaleza del peronismo. La última, en tanto, es la disparidad que presentan los números al punto que la respuesta “No sabe” es la que toma mayor volumen. En concreto, se prevé una elección más que abierta.

Con información de Letra P, sobre una nota de Pablo FORNERO

Te puede interesar
Lo más visto
google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0