La sequía puede arruinar un tercio de la cosecha de trigo y habrá USD 1.500 millones menos para las reservas

ECONOMÍA 21 de octubre de 2022 Por Luis BELDI
OGAZIBOU5FAGJFJNKMMBQZMONI

El Banco Central anunció que no subirá su tasa de referencia porque la inflación mayorista de octubre viene al 5,5%. De todas maneras, dejó entreabierta la posibilidad, porque anunció un monitoreo de la inflación y del tipo de cambio. Para el que sí subió la tasa de interés fue para el Tesoro que llegó a pagar un rendimiento efectivo anual de 114% (105% es la tasa de referencia) por una Letra de Descuento (LEDE) que vence el 28 de febrero. El monto que captó con este título representó 42% del total.

Por otra parte, la restricción de venta de divisas a los importadores está creando problemas a la economía. Un ejemplo claro es la falta de autos nuevos. Los concesionarios no los están entregando porque no les llegan desde la fábrica.

En la plaza mayorista, el dólar subió 34 centavos a $153,52 y el Central pudo comprar apenas USD 5 millones porque no les vendió a los importadores. Esto, sumado al ingreso del préstamo del BID de USD 700 millones hizo que las reservas crecieran USD 704 millones a 39.758 millones.

Esta vez tuvo la suerte de que el renminbi, la moneda china, subió 0,21% a 7,25 yuanes por dólar. La intervención del Banco Central de China fue fundamental para que no se disparara. En la noche del jueves de la Argentina, el yuan estaba devaluándose frente al dólar, pero son cifras preliminares.

Sergio Massa, el ministro de Economía, debe pensar en plazos más largos para tener dólares de libre disponibilidad porque el trigo y la sequía se están convirtiendo en un serio problema para captar divisas en diciembre y puede mermar la cosecha de soja y maíz en marzo. Las estimaciones son que puede perder más de USD 1.500 millones -con los que contaba- por las heladas y las sequías.

“La malas noticias para las reservas ahora vienen del agro”, señaló el analista financiero especialista en agronegocios, Salvador Vitelli.

“Oficialmente se anunció que se va a perder un tercio de la cosecha de trigo y es un estimación relativamente optimista porque la cosecha puede ser aún más baja. O sea que se cosecharán 15 millones de toneladas de las que 9 millones están comprometidas para la exportación y el mercado interno consume entre 6 y 7 toneladas”, agregó Vitelli.

Esta situación hizo que en el agro haya rumores de recortes de exportaciones o cepos para que se pueda abastecer al mercado interno. “El problema para la intervención, es que el Estado ya cobró los derechos de exportación de las 9 millones de toneladas”, advirtió Vitelli.

En la plaza cambiaria los dólares financieros tuvieron comportamientos dispares. Los dos bonos que se utilizan para esta operación, el AL30D y el GD30D subieron 1,8% y los negocios se moderaron y estuvieron por debajo de los USD 190 millones. El MEP perdió $1,54 (-0,5%) y cerró en $290,87. El contado con liquidación tuvo una leve suba de 98 centavos (+0,3%) a $304,01. El dólar libre, a su vez, bajó $1 a $291.

Lo que se está viendo es que los inversores están desarmando carteras en pesos, pero se están reforzando las carteras en dólares con bonos de renta fija de las empresas porque encuentran atractivo al precio del dólar MEP.

La buena noticia es que mientras los bonos de la deuda cayeron en toda la región, especialmente los de Chile, Brasil y Colombia y la tasa del bono a 10 años del Tesoro norteamericano aumentó a 4,23%, en la Argentina tuvieron subas de hasta 1,8% como fue el caso del Global 2035. Esto hizo que el riesgo país retroceda 15 unidades (-0,80%) a 2.798 puntos.

La Bolsa no pudo evitar el mal humor internacional. Con negocios por $1.515 millones, el S&P Merval, el índice de las acciones líderes terminó con una caída de 0,25% en pesos y 0,6% en dólares.

Los ADR’s -certificados de tenencia de inversión de acciones, bonos y ETF’s que cotizan en las Bolsas de Nueva York- operaron $3.599 millones y tuvieron un cierre mixto. Lo mejor fue el alza de Grupo Financiero Galicia de 2,3% y la caída más profunda le correspondió a Banco Supervielle con 2,2%.

La última rueda de la semana viene negativa de acuerdo con los precios overnite de las bolsas de Nueva York que en la noche del jueves estaban en territorio rojo lo que anticipa que puede seguir el mal humor de los inversores a pesar de que, en Inglaterra, tras la renuncia de la primera ministra Liz Truss, se fortalecieron los bonos y la libra esterlina. No fue una crisis que contagió al mundo.

Fuente: Infobae

Te puede interesar