Alarma por la inflación: se vuelven a calentar los precios de los alimentos y pone presión sobre Sergio Massa

ECONOMÍA 10 de noviembre de 2022 Por Claudio Zlotnik*
544790

Desde distintas fuentes, la información se complementa: los precios de los alimentos volvieron a recalentarse en las últimas semanas, a pesar de la intención del Gobierno por mostrar una tendencia bajista de la inflación.

La dinámica adquiere una particular visión política: Sergio Massa se había puesto como objetivo un índice mensual que empiece con "5", algo que luce cada vez más lejano.

En las últimas horas hubo dos datos cruzados -uno de la ciudad de Buenos Aires y otro del conurbano bonaerense-, que demostraron el recalentamiento de los precios.

El Gobierno de la Ciudad informó que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de octubre en el distrito registró una suba del 7%.  En la CABA, la inflación acumula un alza de 72,9% en el año y alcanza al 84% en relación a igual mes de 2021, según informó la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad.

La inflación en el conurbano

Los datos pertenecen a Isepci, la organización que desde hace años mide la evolución de los precios en los pequeños comercios del conurbano bonaerense.

El registro es elocuente de lo que sucede en los barrios cercanos a la Capital.

"Según el relevamiento de los 57 productos de la Canasta Básica de Alimentos (CBA) que realizamos mensualmente desde el Índice Barrial de Precios en 900 comercios de cercanía ubicados en 20 distritos del conurbano bonaerense, durante el mes de octubre el aumento de los precios fue del 7,74%", reportó el documento del Isepci, que dirige Isaac Rudnik.

Para tomar dimensión del impacto de esa suba de los precios, Isepci calculó el valor de la canasta básica alimentaria y su evolución mensual.

"Una familia de dos personas adultas y dos hijos/as pequeños/as que en septiembre necesitaba $55.172,38 para adquirir sus alimentos indispensables, un mes más tarde requería $59.443,67, o sea que necesitó agregar $4.271 más a su presupuesto para adquirir los mismos productos y evitar caer por debajo de la línea de indigencia".

¿Se viene "Precios Justos"?

En este contexto de aceleración inflacionaria e impacto político, Sergio Massa busca que el acuerdo con las empresas fabricantes de alimentos y bebidas para congelar los precios de una canasta de al menos 1.000 productos se cierre antes del fin de semana. 

Las compañías ya recibieron el pedido de parte de la Secretaría de Comercio y en las próximas horas se confirmará el cierre formal de las negociaciones. A cambio, las empresas tendrán garantizado el acceso al dólar oficial para asegurarse las importaciones necesarias para producir.

Este último punto es súper atractivo para los fabricantes, en momentos en que el Banco Central volvió a perder reservas y, en el sector privado, dan por hecho que habrá nuevas restricciones en el mercado oficial de cambios.

Todavía no está definida la ecuación por la que se liberarán esos dólares para las empresas que adhieran al nuevo programa de precios.

La idea del Gobierno es que el nuevo acuerdo se anuncie en simultáneo con la divulgación del IPC de octubre, que saldrá del INDEC el próximo martes 15. La señal es inequívoca: aun cuando la inflación del mes pasado haya empeorado, Massa querrá difundir que los próximos meses -ya con el congelamiento de precios en marcha- serán mejores.

De todas formas, "Precios Justos" recién arrancaría el 1° de diciembre y durará 120 días, aunque algunas empresas -lideradas por las lácteas- plantearon que sea el congelamiento sea por 90 días (hasta finales de febrero), y ya en marzo se habilite un aumento de hasta 4%.

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar