google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0






 

Caputo se concentra en las próximas señales a los mercados para bajar la presión cambiaria

ECONOMÍA 11/07/2024 Claudio Zlotnik*
579147

La selfie que Luis Caputo se sacó junto a Federico Sturzenegger, ambos sonriendo, dentro de la Casa de Tucumán pretende ser, al menos para el ministro de Economía, el inicio de una nueva época en su gestión.

"Seguiremos así de peleados con @fedesturze trabajando para el país!", posteó Caputo en su cuenta de la red X. El flamante titular de Desregulación y Transformación del Estado reposteó la foto y comentó, en tono jocoso: "Nos descubrieron a la salida del boliche @LuisCaputoAR".

Puertas adentro del Ministerio admiten el paso en falso que dio Caputo, junto a Santiago Bausili, hace una semana y media, cuando citaron a una conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda, de manera sorpresiva, para anunciar una "fase 2" del programa económico, dejando al mercado con sabor a poco.

No hubo ningún anuncio que signifique un cambio estructural en el plan, más allá del cambio interestatal en el manejo de la deuda pública. Nada que dé respuestas a las dudas sobre el futuro cercano de la economía.

Ese fue el segundo traspié del equipo económico. Algunas semanas atrás, el BCRA anunció sucesivas rebajas en las tasas de interés, muy por detrás de la inflación esperada, lo que también desembocó en mayores presiones cambiarias.

Caputo, en busca de dólares

En el equipo económico creen que llegó el momento de generar un cambio en las expectativas del mercado. Algo que, reconocen funcionarios consultados por iProfesional, no es fácil de resolver.

Desde que el propio Fondo Monetario hizo públicas algunas de sus demandas al Gobierno -sobre todo en el mercado cambiario-, los financistas pusieron un ojo crítico sobre la dinámica de la economía argentina.

Por eso mismo, Caputo quiere dar señales concretas de que el Gobierno escucha al mercado. Y que toma nota de las demandas. La salida del cepo se mantiene para algún momento, más adelante.

El propio jefe de Estado posteó ayer, antes del desfile militar por el 9 de julio, que deben darse tres condiciones antes de avanzar en la eliminación de las restricciones. "Se tienen que dar tres condiciones en conjunto: terminar con los pasivos remunerados, terminar con los PUTs y convergencia de la inflación con la de la devaluación en un entorno cercano a cero mensual... (sic)", posteó Milei.

Caputo puso primera con medidas clave para generar confianza

Algunas de las medidas para la atracción de divisas se apuraron en las últimas horas: el blanqueo de capitales aparece en la primera posición. Contra lo imaginado en un primer momento tras la aprobación de la Ley Bases, el Gobierno decidió apurar la reglamentación de la ley, de forma de contar con divisas cuanto antes.

Lo mismo con el RIGI, el régimen especial destinado para que grandes empresas puedan decidir inversiones superiores a los u$s200 millones. En Economía aseguran que pronto habrá novedades sobre distintos casos de inversiones que se vinieron tanteando en los últimos meses, y que se aguardaba la sanción de la ley para la concreción.

En el mercado financiero creen que el Gobierno podría captar entre u$s7.000 y u$s10.000 millones de parte de organismos internacionales, ahora que la Casa Rosada logró un respaldo concreto de la política, con la sanción de la Ley Bases y con el Pacto de Mayo, firmado entre Milei y 18 gobernadores.

Ignacio Abuchdid, titular del Grupo Invertir en Bolsa, dice que el Gobierno no tendrá demasiados inconvenientes en conseguir esos fondos, ahora que el Gobierno puede mostrar cuentas fiscales totalmente alineadas y un respaldo político que hasta acá no disponía.

La economía real, bajo la lupa

No se trata únicamente de dar certezas sobre la quita de las restricciones cambiarias. El Gobierno se da cuenta de que la baja temporada de divisas le juega en contra también en las expectativas para mejorar la economía real.

Sin dólares suficientes, está claro que no habrá un crecimiento de la actividad económica. Entonces, el diagnóstico oficial de que en este segundo semestre se irán entre u$s3.000 y u$s4.000 millones puede jugar en contra ya no solo en la operatoria de los mercados financieros sino también en la expectativa de los empresarios.

Caputo quiere dar vuelta esa visión de los ejecutivos, y sabe que la única manera es mostrando el ingreso de divisas. ¿Habrá alguna medida excepcional, como una eliminación temporal de las retenciones? En el equipo oficial lo siguen descartando. Pero…

Se vienen semanas trascendentales con la dinámica de los dólares en el centro de la escena.

* Para www.iprofesional.com

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto
google.com, pub-4701688879962596, DIRECT, f08c47fec0942fa0