Habló Evelin, la mujer que volteó una góndola de vinos en el super chino

SUCESO 18 de junio de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
FDQNZPEPE5GWRNKLFYTUR3532A

Detrás de las imágenes que recorrieron toda la Argentina y otros lugares del mundo también hay una historia de una persona, que más allá de su reacción, manifestó un hartazgo generalizado a un trato laboral que se da en todo el país pero que llama mucho la atención en una ciudad chica como es Rafaela. Seguramente detrás de cualquier comerciante inescrupuloso, que no decimos que sea este el caso, hay algún dirigente político con capacidad de control. No es posible que a un ciudadano que quiere poner un pequeño kiosko para poder llevar el pan a su mesa se le exijan miles de requisitos, y otros, que tienen grandes facturaciones, ni siquiera entreguen una mísera factura de compra. En Rafaela pasa también con los comercios de ciudadanos bolivianos, en el resto del país también, por lo que nadie se engañe ni se ensañe con quien explotó de furia. En Argentina hay hijos y entenados y los que tienen protección es por que están "entongados" con el poder

En la mañana del lunes 13 de junio efectivos de Comando Radioeléctrico fueron comisionados a un reconocido supermercado local, por la denuncia de que una mujer estaba «fuera de sí». Al llegar al lugar en cuestión, los policías lograron la aprehensión de una femenina de 25 años exaltada. Seguidamente fue trasladada a la Comisaría 13 -por razones de jurisdicción- donde pasó a detenida y alojada en alcaidía.

Horas más tarde de lo ocurrido, como reguero de pólvora comenzó a circular por toda Rafaela, la provincia e incluso el país un video donde esta chica tiró una góndola de vinos al suelo.

Evelin relató cuales fueron todas sus vivencias en el supermercado de donde la echaron. Además, contó cómo fue que llegó a reaccionar de esta manera, arrojando una góndola entera de vinos al piso.

«Fue aguantar mucho en ese trabajo, porque el trabajo se necesita. Reaccioné de esa manera de tanto aguantar. Yo no quería llegar a eso», expresó primeramente.


Evelin contó que ella trabajaba en otra sucursal del supermercado de Av. Brasil. Y fue en la otra sucursal donde le informan que «no la necesitaban», explicó. «No me daban una respuesta así que les dije, me voy a Apolo a que me den una respuesta de por qué me echaban».

Seguidamente, dijo que seguro fue en ese momento cuando los dueños del super llaman a la policía denunciando con amenazas.

«Yo yendo para allá me crucé a la encargada, que se iba. Y ni me vio porque yo llegué y ella se iba, no sé si a denunciarme o a hablar con otro encargado, pero se iba. Y para mi que fue a denunciarme antes de los hechos», relató ante los micrófonos de RADIO RAFAELA.

«Cuando yo ya terminé de hacer ese lío, y que venga la policía porque yo llamé a la policía con el celular de mi amiga, me calmaron y la encargada llegó después de todo ese quilombo».

«Dicen que a la china le caía mal»

Esas fueron las palabras que utilizó Evelin para contar su relación con su superior dentro de la relación laboral. «Me trataba mal», contó. «Te trataba de ignorante, siempre decía ‘vos no sabés’, o como decía en el video ‘vos cabeza’, me decía cabeza porque no sabía o hacía las cosas mal», agregó.

Y en este sentido de agresión verbal, contó que también la sufrió de forma física. «Una vez me llego a pegar un manotazo cuando estaba haciendo caja», relató.

«Una vez también tuvo un escrache en Twitter porque no me quería dar cambio para que se los de a los clientes y me trató mal que casi me hace llorar», contó Evelin.

«Se ve que ya se veían que varios problemas iba a tener así que me echaron. Juegan con la necesidad de las personas», sostuvo la joven.

 

La repercusión del video
«Ellos nos se esperaban tanto revuelo de esto, y ellos saben lo que se les viene porque está todo ilegal», explicó.

Y seguidamente soltó: «Mirá a lo que llegue de no irme antes, porque me tendría que haber ido antes. Pero por tener el trabajo  lo aguanté».

«La decisión es que se vea y se muestre lo que se vive», finalizó Evelin.

Antes Evelin había manifestado a los medios: 

«Hola, buenas tardes. soy la -mujer en estado de ira- que dañó el supermercado «Apolo» el día lunes. Espero poder tener un lugar para contar la otra parte del conflicto, como lo tuvieron ellos al enviar videos e información incompleta haciéndose totalmente los desentendidos ante lo sucedido. Lamentablemente, en ese momento, me cegó el enojo, la bronca por las injusticias que viví ahí adentro, el tragarme los maltratos, los retos, el ninguneo, y hasta manotazos o insultos con tal de no perder el trabajo. En la primer parte del vídeo, que fue editado a conveniencia, expreso todo esto cara cara con la persona encargada de emplearme, recibiendo un despido, sin justificación, ignorándome y corriéndome del lugar sin querer darme al menos una razón. Estuve mal, y pagué como la ley así lo decidió todo el daño que hice, pero a mi quien me reconoce el tiempo invertido, mi dignidad, mis ganas de salir adelante, te largan así, con una mano atrás y otra adelante de un día para el otro sin siquiera darte razones, una explicación, una disculpa al menos, fui una buena empleada, respetuosa, siempre a disposición porque desde limpiar pisos hasta cortar fiambre o atender una caja lo hice con muchas ganas. Las injusticias a veces no se ven del otro lado, y a mi me jugaron en contra todas esas cosas al momento de reaccionar. Por el momento quería que la gente que vio el vídeo y opinó sin saber sepan que detrás de tan gran brote nervioso hay muchas cosas. Yo seguiré el camino legal como corresponde, confiando en que en algún lado hay justicia para los buenos también, y que no hace falta mover cielo y tierra para encontrarla. Saludos cordiales. E. R».

Fuente: Radio Rafaela

Te puede interesar